ONG denuncia presencia paramilitar en el río San Juan

Septiembre 14, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Redacción El País Buenaventura

Sin embargo, la Armada Nacional afirma que esas denuncias son falsas.

Hay versiones encontradas sobre la presencia de actores armados en la zona del río San Juan que podrían desencadenar un desplazamiento masivo hacia el casco urbano de Buenaventura.Según la ONG Comisión Interclesial de Justicia y Paz en este sector limítrofe entre el Valle y Chocó habría presencia de paramilitares que supuestamente habían anunciado un control del territorio del Bajo Calima y su vecino el San Juan. "Hombres de camuflado que ingresaron desde mediados de julio por el río San Juan y por la carretera que conduce de Cali a Buenaventura, luego de la comisión de asesinatos, amenazaron a la población en 7 caseríos de El Calima. Los paramilitares prohibieron denunciar sus actuaciones contra la vida, han prohibido realizar reuniones limitando los derechos a la libertad de expresión y de asociación", precisa el pronunciamiento de la organización. Frente a esta situación la Brigada Fluvial de Infantería de Marina ha señalado que eso es falso, infundado y que no hay tal presencia de esos actores armados, haciendo claridad que los paramilitares han desaparecido dando paso a bandas criminales al servicio del narcotráfico.Igualmente destacaron que ninguna entidad en la zona del río San Juan, desde su cabecera Docordó hasta el corregimiento de Palestina, ha podido confirmar una causal de desplazamiento. La aseveración es respaldada por el alcalde de esa población chocoana, Dagoberto Moreno, quien dijo que "todo está en paz y que no hay presencia de actores armados". Sin embargo la Defensoría Regional del Pueblo en el Chocó destacó que la zona es considerada de riesgo y lo que se le ha pedido a los actores armados detectados en el territorio que se respete la vida de los pobladores. "Nosotros hemos venido haciendo acompañamiento buscando que las condiciones mejoren", dijo Víctor Mosquera, de la Defensoría chocoana. Entre tanto más de 200 desplazados de las poblaciones de Palestina, Coco, Quicharo y Santa Rosa de Guayacán, esta última habitada por indígenas, permanecen en Buenaventura y se resisten a retornar a sus hogares.Otros pobladores, según denuncias de gobernadores indígenas, de Taparal, Taparalito y San José, también en el río San Juan, han denunciado presencia de "hombres vestidos de negro que atemorizan a la población".

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad