“Nos preocupa que vayan a cooptar el poder político”: Arzobispo de Cali

“Nos preocupa que vayan a cooptar el poder político”: Arzobispo de Cali

Septiembre 14, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
“Nos preocupa que vayan a cooptar el poder político”: Arzobispo de Cali

Monseñor Darío de Jesús Monsalve, arzobispo de Cali.

Monseñor Darío de Jesús Monsalve expresó los temores que siente la Iglesia por la presencia de grupos armados intentando dirigir la voluntad del electorado.

¿Qué lectura hace la Iglesia del panorama enrarecido y violento de estas elecciones?Los obispos del Valle del Cauca, y en general del país, estamos sumamente preocupados por esta situación de alto riesgo que imponen la violencia, los asesinatos, la amenaza de dineros indebidos, de fuerzas que están en la impunidad, y de infiltración en este tema electoral. La preocupación y el repudio, lógicamente, es grande ante el uso de la intimidación, la presión y el negocio de concilios.¿Ha recibido alguna denuncia el obispado sobre este proceso electoral?Conocemos sobre todo la situación de Buenaventura, que ha sido denunciada por el obispo de la ciudad y la Comisión de Vida, Justicia, Solidaridad y Paz de manera directa, y nos preocupa la situación de violencia en el Valle. He vivido de cerca las tensiones en Yumbo y otras poblaciones, y el ambiente es de poco debate, poca propuesta e información sobre quienes aspiran; lo que se percibe es un ambiente electoral dominado por la publicidad y las presiones subterráneas.Hay quienes cree en que los asesinatos poco tiene que ver con las elecciones. ¿cómo perciben ustedes el nivel riesgo?El problema de violencia nuestro tiene que ver con fenómenos muy delicados de delincuencia, de narcotráfico y otros que han afectado tradicionalmente esta zona. Pero la información que hemos recibido a nivel de Conferencia Episcopal y los análisis del Secretariado Nacional de Pastoral Social identifican poblaciones que no están en riesgo medio o alto, sino extremo.¿Podemos hablar de democracia cuando ya suma 12 muertos esta campaña?Creo que el Gobierno debe hacer una evaluación y no sólo sostener lo electoral por sostenerlo, porque se han convertido los medios en fines y ese es un gran daño que se le hace a moralidad pública y a la ética ciudadana. Habría que pensar en qué momento se necesita un plebiscito más bien moral de la ciudadanía y no necesariamente convocarlos al error y dejar que el pueblo siga de pronto cayendo en unos males que, en medio de los beneficios de la elección popular, se han infiltrando, los opacan y podrían hacerlos desaparecer.¿Hacía dónde cree que va el Valle del Cauca cuando la situación hoy se antoja peor que la de hace cuatro años?No soy el más autorizado para ese diagnóstico por el poco tiempo que llevo aquí, pero hace poco se evidenció la situación caótica desde altas esferas gubernativas; cosa que por fortuna va cambiando, pero vemos un riesgo en la falta de criterio ciudadano para elegir sus representantes y nos preocupa que a falta de educación política, el voto sea fácilmente cautivado por formas espúreas de democracia.¿Qué pedido le haría a las autoridades?Que la población tiene derecho a la certeza moral de parte de quienes aspiran a ser elegidos y que no serán víctimas de manipulación. Para que la gente no sea engañada, es clave que haya decisión de parte del Estado y la justicia para poner en evidencia a los candidatos que de alguna manera están vinculados con personas que están bajo juicio, en procesos penales o que han sido condenadas, y que el electorado sepa que se están tomando las acciones para garantizar la transparencia.¿No le preocupa que fue en medio del accionar de los mismos actores ilegales que hoy se denuncian que fue abatido monseñor Isaías Duarte?Las palabras de monseñor Isaías Duarte de hace diez años siguen resonando y la situación no ha cambiado, sino que ha empeorado. Nos preocupa el gran riesgo de la cooptación del poder político y el poder económico por parte de personas comprometidas en crímenes gravísimos como narcotráfico. Es como darle el poder a la impunidad; muchas veces el poder se usa para mantener la impunidad y generar la amnesia histórica de hechos muy graves. ¿No teme hacer estas denuncias con el grado de intolerancia que se evidencia en estas elecciones en el Valle?Yo más que denuncia lo que estoy es transmitiendo una alerta que la Iglesia está replicando en todo el Valle del Cauca y no estoy refiriéndome directamente a nadie porque no tengo ninguna parcialidad, sino que estoy invitando a que todos nos comprometamos a garantizarle a la ciudadanía transparencia.¿Y el mensaje a los vallecaucanos?Que estén muy atentos y si no hay condiciones para votar, que busquen un camino de expresión que corresponda al espíritu cristiano, pacífico, honesto y transparente. Creo que la creatividad y la inteligencia de este pueblo nos llevará a encontrar la expresión propicia.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad