No se levanta la venta de productos de la Industria de Licores del Valle

No se levanta la venta de productos de la Industria de Licores del Valle

Agosto 09, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co
No se levanta la venta de productos de la Industria de Licores del Valle

Al mes de mayo de 2013 la participación de la ILV en los ingresos del Valle del Cauca bajó casi 50 %, de $26.398 millones a $13.331 millones.

La empresa no encuentra salidas para mejorar los negocios. Se plantea una reestructuración.

El camino para la recuperación y sobretodo la sostenibilidad de la Industria de Licores del Valle, ILV, parece muy claro y en la estrategia coinciden los diputados y la administración departamental: Lograr mayores ventas.Sin embargo, pasar del dicho al hecho no parece tan fácil y por ahora la empresa sigue ‘limitada’ al contrato con la comercializadora, que este año se comprometió a vender 11.600.000 unidades, pero a la fecha ha colocado menos del 20 % de esta cifra ( 2.208.737 de unidades al mes de julio). El diputado Ramiro Rivera considera que el problema de la ILV es la falta de estrategia comercial, una labor que considera le corresponde a la Gerencia. “La Industria dice que tiene un plan de publicidad, con un rubro alto, pero en donde lo invierten, no vemos vallas, no vemos impulsadoras. Tenemos productos de calidad que no se conocen porque la gente sabe más de Puro Colombia o ron Viejo de Caldas que de ron Marqués”, dijo.En eso coincide el diputado Antonio Ospina, quien señala que la ILV debe ser más agresiva en el posicionamiento del licor, en especial por fuera del Departamento. Pero planteó otro tema que puede estar influyendo en el negocio y es la carga impositiva que tiene el aguardiente del Valle, la cual considera es alta comparada con otras bebidas alcohólicas similares. “Eso hace que no sea atractivo para el tendero. Antioquia y Caldas ofrecen más rentabilidad. Es una tema que hay que debatir”, afirmó. Juan Manuel Obregón, secretario de Hacienda del Valle del Cauca, va más allá y asegura que ya le ha planteado al Gobernador y a la misma Gerencia de la Industria de Licores, lo que considera debe ser la reestructuración de la compañía. A su juicio, las posibles salidas del laberinto en que se encuentra la empresa pasa por tres aspectos: una reingeniería tanto de la misión de la compañía como de toda su estructura. Es decir, revisar los costos de producción frente a otras organizaciones y mirar cómo se puede reducir el pasivo pensional. Según la ILV, este pasivo suma $101.000 millones al año, la que arroja un gasto mensual de $805 millones.El segundo punto es una campaña “extremadamente agresiva de comercialización y mercadeo que llegue a todos los grupos de consumo” y la tercera propuesta es revisar los productos y los precios para que sean verdaderamente competitivos. “Habría que estudiar si se puede hacer un producto más barato y más atractivo que compita con los nuevos gustos de los consumidores y así existe la posibilidad de recuperar la entidad”, dijo.¿Sí es viable?Según un informe de la gerencia de la Industria de Licores, el negocio es viable porque la utilidad operacional de los últimos años ha tenido constantes crecimiento, lo que demuestra que sí se generan recursos.“Las ventas de aguardiente y ron en unidades convertidas a 750 cc, entre el 2008 al 2012, crecieron 26 % medido sobre la base del promedio anual”, dijo Víctor Julio González, gerente de la ILV, en el informe.Señala también que la entidad está afectada por el pasivo pensional. Hoy cuentan con 459 pensionados, cuando tienen 100 empleados. “Esto afecta la utilidad en $16.500 millones por año y se constituye en el principal agresor de la Industria de Licores del Valle”, dice.Las directivas de empresa también afirman que sí hay una gestión comercial y que hoy tienen presencia en España, Chile, Ecuador, Alemania, EE.UU. y en Colombia a regiones como Atlántico, Cundinamarca, Bolívar, Magdalena y Arauca, Risaralda y Caldas. A estos destinos se habían vendido hasta julio de este año 118.509 unidades.Para las directivas de la ILV la debilidad operativa de la oficina de rentas del Valle, el alto porcentaje de contrabando técnico y abierto que ingresa al Departamento y factores de competencia desleal ponen el alto riesgo la estabilidad competitiva de la empresa y, en consecuencia las finanzas regionales.Apertura de fronteras Las directivas de la Industria de Licores del Valle (ILV) consideran negativo para consolidar el proyecto de fortalecimiento económico y comercial de la empresa la apertura de fronteras.“Dentro del negocio de las licoreras oficiales es evidente que cuando se compite por fuera del departamento se hace partiendo de la base que las ventas internas cubren el equilibrio financiero y, las externas se realizan con costos marginales, esto permite tener ventajas competitivas en el precio y el margen a los canales frente a la licorera local”, afirmaron.Sin embargo, el tema se sigue planteando en la región. Según el diputado Antonio Ospina, esa es una opción que podría ser beneficiosa para el Departamento desde el punto de vista rentístico, pero de pronto no tanto para la ILV.Proyectos La Asamblea del Valle iniciará el estudio de dos proyectos de ordenanza relacionados con la ILV. Uno para fijar los precios de los nuevos productos de la empresa y el otro para autorizar al Gobierno Departamental a realizar convenios para vender los licores en otras regiones.La idea es llegar a Chocó, Bolívar, Cauca y Arauca.   “En los últimos años, el Valle cerró fronteras a algunos departamentos, con el propósito de incentivar las ventas locales, pero el incremento del licor adulterado ha generado una notable disminución en los ingresos del Departamento”, argumentó la Gobernación.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad