“No pensé que la situación del Valle fuera tan difícil”, Aurelio Iragorri

Abril 21, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
“No pensé que la situación del Valle fuera tan difícil”, Aurelio Iragorri

Aurelio Iragorri fue gobernador (e) del Valle del Cauca desde el 30 de marzo pasado.

El gobernador (e) Aurelio Iragorri hace un balance de la realidad del ente territorial. Dice que es viable, pero se requiere que todos ayuden a solucionar los problemas.

¿Cuál el diagnóstico que tiene del departamento?Uno nunca piensa que el Valle está en una situación tan difícil como en la que se encuentra. Es increíble que un departamento con el poder que tiene el Valle de generar riqueza, empleo y con las bondades que le dio Dios, esté en la situación financiera que tiene hoy. Nosotros decíamos, con envidia popayaneja, que en el Valle hay tanta plata que alcanza hasta para hacer obras, ahora no alcanza para las obras.¿Cuál es la mayor dificultad con la que se ha encontrado?Es muy difícil gobernar un departamento en el que hay $300.000 millones en pretensiones en demandas, más de 43 órdenes de arresto al Gobernador por incumplimiento a decisiones judiciales; desde que yo estoy, han llegado más de 30. Eso hace que uno no pueda tener planeación financiera cuando todas las semanas hay que ver por cuánto llegó el fallo que hay que pagar. Eso descuadra cualquier caja. Además, el Departamento tiene que dejar de gastar este año $35.000 millones para que con su nivel de ingresos siga en primera categoría. ¿Y de dónde va a apretar?De todas las secretarías y tratando de no afectar la inversión social. Por ejemplo, para comprar papel higiénico el secretario técnico de cada secretaría es el que cotiza el papel, entonces son 25 compras por separado y eso no permite reducir costos. Hay que ahorrar desde el papel hasta la inversión más grande y a todo hay que bajarle el 20% ó 30% de lo que se gasta, porque se corre el riesgo de caer el fin de año a segunda categoría.¿Cuál es la realidad financiera?El Departamento es totalmente viable, en la medida en que no se lo roben. ¿Qué hay que hacer para que sea viable? Disminuir gastos e incrementar los ingresos. Ya se hizo un plan con los licores y se aumentó en $1.500 la botella, como autorizó la Asamblea y hay que aumentar el número de botellas vendidas con el distribuidor no a 11 millones sino a más de 12,5 millones. Si no se puede cumplir con ese parámetro, se puede complementar haciendo convenios con otros departamentos; Aquí hubo una decisión equivocada que fue cerrar fronteras, cuando hay tanta gente del Valle que vive en otras regiones. Estoy convencido que si se hacen convenios con siete u ocho departamentos, que los tengo listos para suscribirlos, eso significará ingresos adicionales. En el tema de impuestos de vehículos, que se le deben al Valle $70.000 millones, se estableció una disminución en los intereses y en las sanciones por mora. Me han criticado porque dije que los 1.599 inmuebles del Departamento sólo generan $3,2 millones. Pero con la gestión que hice hace una semana, los ingresos pasaron de $3,2 millones, a $10 millones. Ese tema hay que revisarlo, hay que aumentarles la renta a la gente que vive ahí y los bienes que no generan dividendos, hay que venderlos. ¿Qué respuesta que ha recibido de la gente a su gestión?La gente ha sido muy amable conmigo y muy receptiva, sienten que no tengo un interés particular distinto a que le vaya bien al Valle y eso me ha permitido gobernar con más tranquilidad, pero también siento mucha presión de gente que no conoce cuál es la política al interior de la Gobernación. Yo trato de mantener la objetividad y saber cómo puedo actuar para tener la información que necesito para, durante estos días, poder destapar las cartas; mirar lo que está mal para que el que llegue corrija lo que hay que corregir.Usted dijo que ojalá tuviera tiempo para destapar las ollas podridas que hay en el Valle, ¿cuáles son esas ollas?Son varias. Una es el tema de los inmuebles que se puede corregir haciendo un inventario y la revisión de cada uno de ellos; otro más complicado son las demandas porque el flujo es tal, que hace imposible gobernar; hay que revisar qué es lo que está pasando, por qué hay tanta sentencia contra el Valle y tanto incumplimiento de esas órdenes de pago. Tengo la idea de que hay personas dentro y fuera de la Gobernación que tienen un negocio con las demandas, un carrusel que funciona muy bien porque está amparado por una decisión que le toca al administrador cumplir, so pena de irse preso. ¿Ha sentido que gente de la Gobernación le quiera boicotear su gestión?Hay mucha gente comprometida con la Administración y que venía haciendo un trabajo bueno, pero uno de los graves problemas que tiene la Gobernación es que la gente busca culpables de todo. Es un juego de mirar cómo destituyo o como meto a la cárcel al que está, y en ese juego se cometen errores que uno no sabe si son a propósito o no, como por ejemplo ponerme a mí a firmar poderes para jueces o tribunales donde los dos primeros estaban bien, y el resto decía ‘Gobernador del Cauca’, para generar molestia. Creo que hay que reforzar el tema jurídico.¿Hay mucha burocracia?Hay más gente en un consejo de Gobierno en el Valle que en una reunión de ministros, donde se manejan los problemas de todo el país. Hay una secretaría general y cada secretaría tiene un secretario técnico que hace las veces de secretario general; además, cada secretario tiene dos subsecretarios y la estructura de mando es tan grande, que implica gastos e imposibilita una gestión más eficiente.Cuando llegó dijo que iba a trabajar con la gente que había en la Gobernación, la de Useche, ¿confía en esos secretarios?Yo tengo gente de confianza. Es como donde hay reyes; a veces la gente prefiere que uno reine, pero que no gobierne; yo profiero no reinar y gobernar. La gente puede estar tranquila y segura de que en esta Gobernación no se puede mover un papel que sea decisivo sin que yo le ponga el visto bueno. Ya cambié una gente y voy a seguir cambiando otros que, en mi concepto, no den la talla. Están muy equivocados los que pensaban que mientras se aclara todo esto podían aprovechar para hacer alguna cosa indebida o pensaron que estaban en vacaciones. Por eso he pedido un informe de las metas semanales para mostrarle al Valle resultados concretos.¿Con quienes va a reemplazar personal, porque muchos no se le medirán sin tener certeza de seguir?Muchos no quieren por las circunstancias, porque saben que llegar ahí es a trabajar muchas horas y saben de las presiones que existen, pero sinceramente, con una sola persona apoyándome en el proceso salgo adelante. En las gobernaciones en las que he estado, me he enfrentado a las dirigencias más duras y a las mafias más complicadas del país. Mientras uno tenga el control de las decisiones no necesita un gran equipo; la gente sabe a qué palo trepa.¿Por qué ha sido tan cauto en el tema de los relevos o cambio de personas?Uno no puede llegar y generar un conflicto político adicional porque gran parte de los grupos políticos están representandos en esa administración y, además, la gente que está allá es la que tiene la información.¿Este pichoneo que le ha dado el Gobierno Nacional resultó más pesado que cualquiera de los pasos que cargó en Popayán en Semana Santa?Cargar los pasos es más fácil porque es transparente y hay quien ayude. Pero aquí es difícil porque mientras no miremos hacia el futuro, no hay solución y seguiremos en el problemas del pasado. Mientras no nos sinceremos, tampoco hay solución, ni mientras el plan sea estigmatizarse unos y otros porque esto acaba afectando la credibilidad de la gente.¿Es como si cada carguero quisiera llevar el paso para un lado diferente?En Popayán desde que empezaron las procesiones hace 500 años, ocho personas la ‘han pedido’ y nadie quiere ser el número nueve; aquí desde que empieza la procesión el resto de gente empieza a halarlo a uno para ver cómo lo tumba, pero yo no acepto la estigmatización de la dirigencia política en general. Esa estigmatización hace daño. Mientras los empresarios no piensen en que parte de la solución de esto es participar y no sólo criticar, participar es que esas campañas tiene unos costos y hay que elegir al candidato de la preferencia y ayudar esa campaña de acuerdos... lo que acaba pasando es que algunas personas parece ser que acuden a fuentes ocultas de financiación. ¿Cómo ve la participación de los grupos políticos frente a la Gobernación?Voy a sincerarme y creo que el Valle tiene que empezar a sincerarse. En el tema político no podemos seguir con la hipocresía de criticar un sector político mientras el resto de los sectores quieren comer de ese mismo pastel. Hay un grupo muy habilidoso que es el PIN y que se ha caracterizado por tener una gran vocación de poder. Un sector que tiene personas valiosas. La gente del Valle no puede entrar en la misma trampa que nos pusieron a nosotros en el Cauca; en un conflicto social que no existía entre las comunidades indígenas y el resto de la sociedad; eso casi destruye el departamento. Aquí no hay un conflicto entre blancos y negros ni entre ricos y pobres y me niego a creer que eso sea así. Lo que uno no puede olvidar es que siempre tiene que haber una lucha entre la legalidad y la ilegalidad, y mientras la gente no le ponga el pecho de frente a esa lucha, del sector que sea, no hay manera de salir del problema.¿Cree que Juan Carlos Martínez sigue mandando en el Valle? La percepción que tengo es que el PIN ganó las elecciones y no sé si sea directamente Juan Carlos Martínez o no, pero ellos por voto popular ganaron las elecciones y ese programa de gobierno es el que hoy rige en el Valle. Esa fue la voluntad de la gente y mientras no sea otra, hay que cumplirla. Se dice que en la Gobernación hay alta influencia de las mafias del narcotráfico, ¿lo ha sentido así?Yo siento que cuando la discusión política gira en torno de a quién financió ‘Comba’, el proceso se degeneró. Entonces se acusan unos y otros que financió a ‘X’ o financió a ‘Y’. Cuando esa es la discusión, y no el programa político ni qué es lo que debe hacerse para sacar al Valle adelante, hay una situación de descomposición.¿Cuál es la responsabilidad de la clase empresarial del Valle en esta crisis?Para salir de este problema tenemos que dejar de buscar los responsables de la crisis, porque mientras sigamos mirando hacia atrás, el futuro es cada vez más incierto. Si la gente se uniera a pensar en el futuro y en cómo sacar al Valle adelante, se saca. Y en el tema de responsabilidad, a todos nos cabe responsabilidad en lo que ha pasado. ¿En qué va la licitación para la compra de una unidad móvil en Telepacífico?La decisión es que conmigo no se pueden equivocar y que una licitación de esa magnitud que tenga dos días para abrirla y cerrarla muestra que no hay la necesaria publicidad y transparencia, y por eso dí la instrucción de que el proceso licitatorio se volviera a iniciar.¿Cuánto tiempo cree que va a permanecer en el cargo?Depende de cómo resulte el concepto del Consejo de Estado. Si dice que la falta es absoluta, hay que nombrar a alguien de la terna del partido que postuló al candidato que ganó y al mismo tiempo el Gobierno Nacional tiene que convocar elecciones en un proceso que no puede ser más allá de tres meses desde que se posesione ese gobernador encargado. Se dice que hubo un posible intento de toma de la Gobernación el día de su posesión...Creo que había un grupo de personas muy alteradas con mi designación y que me estaba esperando en el piso 16 de la Gobernación, incluso con mercado y no sé si era para quedarse ellos ahí y que no pudiera sentarse el Gobernador, o para sentarse con el gobernador durante unos días; nunca lo tuve claro. Pero se logró que evacuaran el edificio y no se vieron conmigo porque me oculté en el sótano cuando presentí que algo raro estaba pasando.¿Es cierto que lo han amenazado?No sólo a mí, sino a mi familia; cosa que no me había pasado en ninguna otra de las gobernaciones en las que estuve encargado.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad