No ha concluido temporada de lluvias y ya hay alerta por incendios forestales en el Valle

Mayo 31, 2017 - 10:40 p.m. Por:
Redacción El País
Incendio forestal

Aunque en junio se empieza a sentir el aumento de temperatura, serán julio y agosto los meses más propensos a presentar incendios forestales en el Valle.

Oswaldo Páez/ El País.com.co

Aunque aún faltan dos semanas para que termine oficialmente la temporada de lluvias que causó estragos en el Valle y el resto del país, el Ideam ya encendió las alertas por ocurrencia de incendios forestales en diferentes departamentos. De hecho, en los últimos días en Cali comenzaron a sentirse altas temperaturas y las lluvias bajaron considerablemente como preámbulo al tiempo seco, que va desde la mitad de junio hasta septiembre.

El instituto, en su último reporte de ayer, puso a cuatro departamentos de Colombia en alerta roja por incendios y a otros once, entre ellos el Valle del Cauca, en alerta naranja; esto quiere decir que las unidades de gestión del riesgo deben estar listas para cualquier emergencia. Son 23 los municipios del departamento que podrían verse más afectados, ellos son: Cali, Alcalá, Andalucía, Ansermanuevo, Caicedonia, Candelaria, Cartago, Florida, Ginebra, Guacarí, Jamundí, La Cumbre, Obando, Pradera, Riofrío, Roldanillo, Toro, Trujillo, Ulloa, Vijes, Yotoco, Yumbo y Zarzal.

Para ello, la Secretaría de Gestión de Riesgo del Valle actualizó el Plan de Contingencia para la primera temporada de calor que es común en el departamento.

“Tendremos más atención en los municipios que históricamente han presentado incendios forestales, (Sector del Páramo, Palmira, Buga, El Cerrito, Tuluá, Dagua, Yumbo, Yotoco, Vijes y Cali), iniciamos procesos de prevención”, aseguró Diana Marcela Navarro, coordinadora del Riesgo del Desastre, quien agregó que también se hará una actividad de prevención junto a la Unidad Nacional para la Gestión de Riesgo y Desastres, Ungrd.

“La actividad será un simulacro que está previsto para septiembre y nosotros propondremos que sea en los lugares donde más incendios se presentan”, dijo la coordinadora.

En Cali, en lo que va corrido del año, los Bomberos Voluntarios han atendido 96 casos de incendios forestales. El año pasado se registraron 264 casos en este mismo periodo de tiempo.

“Estos cinco meses comparados con el año anterior, los incendios han disminuido notoriamente; esto se debe a las fuertes lluvias que aumentaron este año en comparación al año pasado”, dijo el teniente John Fitzgerald Rodas, del Cuerpo de Bomberos de la ciudad.

El teniente Fitzgerald explicó que a partir de este mes es normal sentir el calor en Cali, pero que la época dura para los incendios será entre julio y agosto porque la humedad después de la lluvia se ha evaporado y los vientos son el ‘peor enemigo’ en el combate contra incendios.
“La vegetación, aunque aún está húmeda este mes, no es propensa a incendios, sin embargo como llovió bastante creció muchísimo, es decir que en la primera semana de julio hay que empezar a tomar medidas mayores”, expresó Fitzgerald.

Cali cuenta con un sistema de detección de incendios forestales compuesto por cinco cámaras en cinco zonas de la ciudad y se vigila ocho kilómetros a la redonda, además tiene un equipo de bomberos especializados para la atención de incendios.

“Estás cámaras las instalamos hace dos años y esperamos instalar cinco más, son utilizadas en España y es novedoso para Colombia; a veces nos enteramos primero que las personas de los incendios y entonces cuando llaman ya estamos atendiendo la situación. Las cámaras están ubicadas en los sitios más propensos a incendios de la ciudad que son Pance, Villacarmelo, El Cerro de las Tres Cruces, Vía al Mar (Saladito) y zona urbana de Cali”, explicó el teniente, quien agregó que los incendios no solo afectan la flora, también la fauna, a los animales.

“Nosotros que vamos a atender estas situaciones vemos muchos animales muertos, culebras, comadrejas, iguanas, ardillas, perros de monte, pájaros; esto quiere decir que los incendios forestales provocan el ‘desplazamiento forzado’ de los animales. Los que sobreviven huyen de las zonas quemadas y están completamente desorientados, las personas también deben tener conciencia sobre esta situación”, dijo el teniente.

Por su parte, Fabio Calero Montealegre, profesional especializado de la Dirección Ambiental de la CVC, explicó que las causas por incendios forestales ya están definidas. “El 95% están asociadas a actividades humanas, es decir quema de basuras, desechos vegetales, esto es común en las zonas de ladera. Todas las quemas abiertas rurales están prohibidas o reguladas”, aseguró el funcionario.

Recomendaciones

Abstenerse de utilizar el fuego para cualquier tipo de actividad en zonas abiertas.

Las personas que vivan en zona rural deben cortar la maleza alrededor de su vivienda por lo menos 10 metros de distancia en toda la periferia, para evitar incendios próximos a sus casas.

No quemar basuras, colchones, ni desechos.

Cualquier incendio por pequeño que sea debe ser reportado a la línea 199 de los Bomberos Voluntarios de Cali.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad