“No ando de la mano con narcotraficantes”: Dilian Francisca Toro

“No ando de la mano con narcotraficantes”: Dilian Francisca Toro

Julio 22, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Judith Gómez Colley | Editora de Poder
“No ando de la mano con narcotraficantes”: Dilian Francisca Toro

La senadora Dilian Francisca Toro es investigada por el delito de lavado de activos.

La senadora Dilian F. Toro, investigada por presunto lavado de activos por el negocio de una finca, dice que ella no fue la que compró. “No tengo miedo, porque no he hecho nada malo”.

Usted es investigada por la Corte Suprema por supuesto lavado de activos por la compra de una finca en Palmira. ¿Qué papel jugó en ese negocio?Yo no compré, solamente autoricé, no hice nada operativo, lo hizo el representante legal de la sociedad Ceiba Verde, que es mi marido. Estoy segura, por los documentos que estoy entregando, que fue una transacción legal, de buena fe y tan alejada del dolo que lo hizo con un banco, que fue el que hizo todo el estudio. Yo no participé.Cuando se va a comprar un inmueble, por lo regular se mira el certificado de tradición, ¿no tuvieron la precaución de analizar la tradición de la finca San Miguel, de la que dicen hay antecedentes de haber estado en manos de narcotraficantes?Yo no veo títulos ni sé de eso, yo soy política. Mi rol es la política y el representante legal, que es mi esposo, es comerciante y él es quien vende y compra y tiene una experiencia de 30 años en eso. El estudio de títulos no lo hizo el representante legal, lo hizo el banco. Si nosotros o el banco, que estudió los títulos, hubiéramos tenido la sospecha, no se habría comprado. Además, cuando uno quiere hacer algo ilegal no lo hace con su empresa familiar ni con un banco, lo hace de otra manera.¿Cree que el banco falló en el estudio?Eso hay que preguntárselos a ellos. Creo que si un banco hace un estudio de títulos y lo hace con una empresa, que la certifica que estudió títulos de 20 años atrás y dice que no tiene ningún problema, ¿a quién le creo, si no es al banco? Además, fue el banco el que otorgó el crédito hipotecario, porque la finca fue hipotecada para conseguir los recursos.¿A quién le compraron esa propiedad?Julio (el esposo) la compró a un señor Fabio Giraldo, que es un transportador. La tuvimos desde el 2005 y la vendimos hace tres meses.¿La vendieron a raíz del problema?No, queríamos venderla, porque se pensaba comprar una finca en los Llanos. La casa sigue siendo nuestra.¿En algún momento escucharon versiones de que Víctor Patiño Fómeque o un familiar de él habían tenido relación con esa finca? No, nadie ha dicho que fue de Víctor Patiño Fómeque, Julio me dice que él, que ha vivido toda la vida por esos lados, no escuchó nada de eso.¿Cree que la Corte avalará la carta que envió Patiño Fómeque, donde dice que no la conoce, ni a su esposo?Esa es una carta que él envió al Fiscal General de la Nación, pero no fue ahora, fue en el 2010 y la mandó no sólo por mi proceso, sino para varios casos que él tiene. La carta la envía por la extorsión que mi esposo denunció en el 2008 por la finca San Miguel, pues una persona, que ya está condenada, llamaba y decía que hablaba a nombre de Patiño Fómeque y reclamaba la finca. Víctor Patiño Fómeque ha dicho allí que nosotros no tenemos relaciones con él. Si bien es cierto que Patiño Fómeque dijo que no los conoce y su abogado Humberto Domínguez ratificó desde Miami hace un tiempo que esa finca no era de su cliente, sí dijo que un hermano de éste, ‘Tocayo’, fue propietario del predio, ¿qué sabía de eso?¿Y qué iba a saber de eso? Ni lo conocía, sólo desde la extorsión en el 2008 se supo lo de Patiño Fómeque por la persona que llamaba a extorsionar. Usted es socia de la firma Ceiba Verde junto con su cuñado y su esposo, es una empresa que, dicen críticos, además de comprar remates también ha adquirido bienes que fueron de testaferros o de personas con supuestos nexos con el narcotráfico...Julio ha hecho 73 transacciones, ha vendido y comprado. Ha hecho 73 transacciones con la sociedad desde el año 97, cuando se creó. Él, como persona natural, ha hecho 28 transacciones, y son dos las que se supone han tenido problemas, porque no se ha comprobado nada. Tampoco se ha comprobado que la finca pertenezca o haya pertenecido a narcotraficantes. La buena fe es la que ha primado en esta compra.Si sus bienes son lícitos, ¿por que cree que la acusan de lavado de activos?Porque se han equivocado. En el Valle del Cauca podrán decir lo que quieran de mí, pero no pueden decir que yo ando de la mano con narcotraficantes ni que he hecho de acompañante de narcotraficantes para salir adelante, yo saco mis votos con trabajo y con mi esfuerzo, con mi trabajo serio y responsable en el Congreso, donde he sacado leyes importantes para mejorar la calidad de vida de los colombianos. Entonces, no entiendo esto, será envidia o no sé qué será. ¿Piensa que saldrá bien de esto?Sí, porque tengo mi conciencia tranquila, yo no he hecho nada, a mí nunca me han visto con narcotraficantes en el Valle del Cauca, lo único que he hecho es trabajar siempre y transparentemente. Ah, que soy política, claro, es mi trabajo, es mi profesión, me encanta porque me gusta servir a la gente, yo hago un trabajo social y por eso saco buenos resultados, no descanso, siempre estoy trabajando. A lo mejor eso genera envidia y rabias y se expresa eso mandando anónimos. ¿Cómo se explica que la investiguen a usted, y a su esposo, que es representante legal de la sociedad, no?No sé, yo hace un año estaba pidiendo que lo llamaran a él y al señor que vendió la finca a declarar. Ya los llamaron. Mi esposo contó cómo se había hecho el negocio. Estoy segura de que él compró legalmente, de buena fe.Pasando a temas de la agenda política, se inició el nuevo periodo de sesiones con un Congreso muy cuestionado. ¿Cómo llega la Unidad Nacional luego del escándalo de la Reforma a la Justicia?Casi siempre la luna de miel del Congreso y el Presidente dura el primer o segundo año. Creo que hay que recomponer las relaciones entre el Gobierno y la Unidad Nacional. La Mesa de Unidad Nacional no puede decidir por los congresistas, allí se puede decir cuáles son los proyectos importantes para la legislatura, pero somos los congresistas, en nuestras bancadas, los que tenemos que decidir qué tenemos que hacer, y si lo hacemos así, las cosas van a ser mucho mejor.¿Y van a ser tan sumisos con Santos como en los dos pasados periodos?No, yo creo que debe haber independencia del Congreso y creo que ha habido, pero veo que la gente esta vez quiere tomar más independencia, pero manteniendo una relación armónica con el Congreso y el Gobierno.La salud vive el peor momento, ¿cuál es la solución para el sector?Varias cosas. Hace año y medio aprobamos la Ley 1438, de la que inclusive yo fui una de las autoras, y no se ha reglamentado toda, esa es una ley buena, importante.Ahora lo urgente es el pago de cartera. He hecho varias propuestas al Gobierno, por ejemplo, en el Fosyga tenemos cuatro billones de pesos en TES, en las cuentas maestras de los municipios hay dos billones de pesos para pagos de hospitales, por qué el Gobierno no presta la plata del Fosyga para pago de cartera de los hospitales públicos. Segundo, la Superintendencia de Salud tiene que reestructurarse. Y una cosa importante es que tiene que haber la seguridad en proveedores y en prestadores de servicios, pues si en un momento dado a las EPS las van a liquidar, las que son malas, tienen que responderles a esos proveedores y a los hospitales públicos, mire lo que pasó con Calisalud que le quedó debiendo $15.000 millones al HUV. Tiene que hacerse la ley estatutaria que reglamente el derecho a la salud y que haya una jurisdicción especial para la salud, eso es fundamental. Creo que en el futuro cercano vamos a tener aseguramiento público, pues el aseguramiento privado no ha generado los resultados que se han debido dar. ¿No es la politiquería la que ha llevado a la salud a ese estado?Pues sí, yo creo que en algunos departamentos se ha dado malos manejos, y se ha comprobado, hay corruptos, pero también la politiquería está en las EPS que no han hecho lo que han debido hacer, que no hicieron la promoción y la planeación, que no han pagado a tiempo los recursos, que los han desviado y eso ha generado muchísimos problemas en el flujo de recursos y en la prestación de los servicios. También ha habido problemas administrativos de los hospitales públicos, entonces son muchos problemas que se han dado y que causaron esta crisis de salud.Se afirma que usted es la ‘dueña’ o ‘patrona’ del HUV y la que manda allí..Le quiero preguntar: ¿María Lucero, la directora, está allí desde hace cuántos años? Desde Abadía. Yo no soy patrona de nadie, lo único que soy es una servidora donde me necesitan, eso lo dicen por rabia y envidia que me tienen.Dicen que ella buscó su respaldo...No, es mentira, ella me ha buscado y también a la bancada parlamentaria para que le ayudemos con el hospital. Entonces, ¿ella no milita en su grupo político?Ella no milita en mi grupo político. Esa señora lo que ha buscado es ayuda, y como yo he sido siempre la que ha ayudado a los hospitales, lógicamente soy la persona a la que más buscan, no solamente ella, de otros hospitales también. El año pasado se le trajeron al HUV $31.000 millones y la bancada parlamentaria revisó en qué se invirtieron.¿Quedó contenta con el gabinete del nuevo Gobernador?Lo que hizo el nuevo gobernador fue darle participación a la unidad, tal como se había comprometido.Pero, ¿es un gabinete más político que técnico?Sí, pero es que los políticos también tenemos gente técnica, buena, gente que puede hacer una buena labor.Se dice que usted se quedó con las mejores tajadas y está tratando de que se le conserve Acuavalle...No es cierto. En Acuavalle está una persona que nombró el anterior Gobernador, no manejo esa empresa. Usted que ha sido una mujer exitosa en política, en su vida privada, en su profesión, ¿no teme terminar su carrera política recluida en una cárcel?No, porque yo no he hecho nada malo. Soy una persona que cree en Dios, en la justicia y en las buenas acciones que he hecho y no he hecho nada malo.¿Tiene miedo?Para nada, tengo mi conciencia tranquila, no tengo de qué arrepentirme.¿En algún momento se ha sentido decepcionada?Claro, me decepciona, a veces, que después de tanto trabajo, que le he quitado tanto tiempo a mi familia, a mi hijo, para dedicárselo al trabajo, la gente no reconoce, pero uno no hace el trabajo para que lo reconozcan, sino para tener la satisfacción de saber que hice algo, decir que pasé por la vida y generé cosas importantes por la gente. ¿Está preparada para recibir un revés? Yo estoy preparada para todo, lógicamente uno no se prepara para los reveses, pero tengo la tranquilidad de conciencia de haber hecho las cosas bien, honestamente. No le niego que es triste tener que lidiar con la envidia de gente que no soporta el hecho de que yo me haya destacado.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad