“Nadie me dijo de la demanda contra la ILV”: Iragorri

Mayo 30, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

Aurelio Iragorri pidió la revocatoria inmediata del contrato para la venta de aguardiente y ron Puro Colombia. Crece polémica.

Como un asalto a su buena fe calificó el ex gobernador del Valle Aurelio Iragorri el hecho de que nadie le advirtiera sobre el millonario litigio que Francisco Aristizábal tiene contra la Industria de Licores del Valle, ILV, razón por la cual no vio impedimento para firmar un nuevo contrato para venta de licores a favor de otra empresa de Aristizábal.Tal como lo reveló ayer El País, se trata del contrato 417 de abril de 2012, firmado entre la Gobernación del Valle y la Industria Colombiana de Licores SAS, ubicada en el Chocó y de propiedad de Aristizábal, quien a su vez es dueño de Dimerco SAS en liquidación, empresa que tiene demandada a la ILV por una cifra cercana a los $ 45.000 millones. La demanda tuvo su génesis en la caducidad unilateral del contrato de distribución exclusiva que tenía Dimerco declarada por el ex gobernador Angelino Garzón a mediados de la década pasada.Iragorri asegura que “abrir las fronteras fue una decisión basada en un mandato de la Asamblea, no es mi invento. Los diputados conocieron el estudio financiero de la ILV que señala que el Departamento deja de recibir $30.000 millones por tener las fronteras cerradas, debido a que esto fomenta el contrabando que no le deja un solo peso al Valle”.Para implementar la apertura de fronteras la Gobernación firmó un total de 16 contratos con empresas privadas y tres convenios con entes territoriales. Según Iragorri, los contratos venían revisados por el Gerente de la ILV, además con los conceptos de la oficina jurídica y de hacienda. “La prueba de que era necesario contar con personas de confianza e idóneas en esos cargos es que el contrato con el señor Aristizábal me llega visado por las dos funcionarias y una tal Helen de la oficina de rentas, quien lo mandó recomendado, pero nadie me dijo que este tipo tenía demandada a la ILV, ni que pensaba vender aguardiente y ron, que son competencia directa”.Por esta razón el ex gobernador pidió ayer mismo “a la gobernadora encargada la revocatoria inmediata del contrato porque existe un claro conflicto de interés del representante legal. Esa es mi postura”.Iragorri incluso fue más allá y en sus declaraciones a este diario dijo que no entendía por qué “el resto de los contratos fueron revisados por el gerente de la ILV (William Rodríguez) y este no”.Ante estas declaraciones, Edwin Herrera, gerente de la Industria Colombiana de Licores SAS, le dijo a El País que “el contrato ya está legalizado y con pólizas, entonces está en firme, además, hemos invertido en logística y estamos capacitando unas 200 personas. No creo que el Valle se vaya a exponer a una nueva demanda si no actúa de acuerdo con la ley”.Sobre la demanda dijo que “estamos lastimados por la experiencia vivida con anterioridad cuando caducaron el contrato unilateralmente, lo único que queremos es fomentar el trabajo en la región y posicionar esta nueva empresa, por eso creemos que ese tema legal debe quedar superado”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad