Museo Rayo inaugura exposición con obras poco vistas de Ómar Rayo

Museo Rayo inaugura exposición con obras poco vistas de Ómar Rayo

Mayo 18, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Museo Rayo inaugura exposición con obras poco vistas de Ómar Rayo

‘Ciclista’, obra en acuarela y tinta sobre papel, pintada en 1957.

Las obras del maestro que se exponen desde este sábado también son algo distintas del estilo que lo hizo famoso.

Cuando estaba joven, Ómar Rayo rechazó una beca para estudiar en Madrid, diciendo: “Prefiero conocer primero a mi madre que a mi abuela”, porque estaba a punto de emprender un viaje definitivo.Salió en 1954 con un amigo, René Alis, para recorrer América del Sur en un Ford verde. En las obras dibujadas durante ese viaje Rayo se inclinó cada vez más por la abstracción. Los apuntes que hizo en sus cuadernos y en hojas sueltas durante los cinco años que duró el viaje, de 1954 a 1959, evidencian la transformación. “Más importante para Rayo que la geometría de la naturaleza y la arquitectura, fue el descubrimiento de la geometría en las artes de las grandes culturas indígenas con las que tuvo contacto”, explica Águeda Pizarro, directora del Museo Rayo. “Percibió más que un diseño atractivo, una cosmogonía, un alfabeto simbólico del que iba a construir su obra futura. Siempre decía, cuando se le preguntaba, que no transfería los diseños y patrones que veía a sus lienzos como lo hacen otros artistas sino que su admiración por ellos habían cambiado su manera de ver”, añadió. Esas obras, ya cincuentenarias, no sólo han sido poco vistas por el público, sino un tanto olvidadas por su estilo posterior. Para recordarlas y garantizar su memoria perpetua, hoy será inaugurada en el Museo Rayo, de Roldanillo, la exposición ‘Vía Sur, con 25 dibujos sobre papel en técnicas como acuarela, crayola, tinta, lápiz y témpera sobre papel, fechadas entre 1954 y 1959. “Vemos paisajes urbanos, muros incaicos, figuras y rostros nativos que a veces se convierten en abstracciones puras. Vemos el nacimiento de la geometría que se definiría a partir de 1959 en México con el encuentro de Rayo con la generación de pintores contemporáneos, como con las civilizaciones precolombinas predominantes en aquel país. Con esta exposición pretendemos indagar en los orígenes del arte de Ómar Rayo y dar a conocer su pensamiento estético y su espíritu a la vez audaz y místico”, concluyó Águeda Pizarro.Sombra y volumenLa nueva muestra del Museo del Intaglio fue titulada ‘Sombra y volumen’ y pretende mostrar los nexos que estableció Ómar Rayo entre grabado, pintura y escultura, pues la misma obra es mostrada simultáneamente en las tres técnicas.“La sombra es una necesidad de mi creación y el color llega como una alegría estética”, solía decir Rayo para explicar por qué era tan aficionado a las sombras, que manejó con gran pericia para dar el volumen de las formas, explicó el curador de esta muestra, el maestro Édgar Correal.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad