Museo Aéreo Fénix, en el Valle, recibió Boeing HK-727 donado por Aerosucre

Museo Aéreo Fénix, en el Valle, recibió Boeing HK-727 donado por Aerosucre

Marzo 30, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

La donación por parte de la aerolínea de carga se materializó después de que uno de sus directivos visitara el Museo, encontrara una réplica a escala de su avión y prometiera entregar el modelo original.

[[nid:407344;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2015/03/avion-donado.jpg;full;{En la ceremonia de despedida, el avión cruzó bajo el agua de mangueras. Esto también se hace cuando la aeronave inicia su primer vuelo. Foto: Hroy Chávez | El País}]]

Luego de 75.000 horas de vuelo, el Boeing HK - 727 de la aerolínea de carga Aerosucre se ‘jubiló’ en el Aeroclub del Pacífico. El avión, que tuvo su primer vuelo con Avianca en 1966, ahora se integrará a la exhibición del Museo Aéreo Fénix.

“Este avión es un ícono de la aviación, porque fue el primero que compró Avianca nuevo, contaba con capacidad para 114 pasajeros, empezó servicios en marzo de 1966 y voló por 49 años. En 1990 pasó de transportar pasajeros a ser utilizado para carga y Aerosucre lo voló hasta hoy, que decidió donarlo”, dijo José Guillermo Pardo, fundador del Museo Aéreo Fénix.

 La donación por parte de la aerolínea de carga se materializó después de que uno de sus directivos visitara el Museo, encontrara una réplica a escala de su avión y prometiera entregar el modelo original.   

De acuerdo a lo explicado por el ingeniero modelista del Museo, Jaime Roldán, el objetivo es que a la aeronave se le vuelvan a instalar los asientos en su interior para que pueda ser utilizada por las escuelas de aviación para instrucción y manejo de pasajeros y operabilidad y funcionabilidad en cabina.

Por el momento, debido a su envergadura (32,9 metros entre los extremos de sus alas), la aeronave no podrá ubicarse dentro de los predios del Museo, sino que permanecerá en una zona restringida entre el Aeroclub del Pacífico y el aeropuerto Alfonso Bonilla Aragón.

“En un futuro pensamos ampliar el Museo en un área de 40.000 metros cuadrados que tiene disponible la Aeronáutica Civil, donde se podría construir un hangar para tenerlo bajo techo y que nuestros visitantes lo puedan apreciar”, indicó Pardo.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad