Motociclistas, los principales causantes de accidentes de tránsito en Palmira

Mayo 22, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País, Palmira
Motociclistas, los principales causantes de accidentes de tránsito en Palmira

La falta de pericia al conducir y la violación de las señales de tránsito son las principales causas generadoras de la alta accidentalidad en motocicletas, vehículo que figura como el de mayor participación en los percances viales que presentan en la Villa de las Palmas.

El 40% de las personas fallecidas en accidentes de tránsito durante el primer trimestre en Palmira conducían una motocicleta. Impericia e imprudencia, causas.

“En la tarde del domingo pasado iba por la Carrera 37 con Calle 39, en el barrio La Emilia, cuando un motociclista borracho se llevó el pare y se estrelló conmigo”.Así habla María Ruth España, una de las víctimas que ha dejado el incremento de la siniestralidad relacionada con las motocicletas en la Villa de las Palmas.De hecho, durante lo que va corrido del año un total de 18 personas han perdido la vida por esta causa en la localidad.“La irresponsabilidad del motociclista, que conducía con primer grado de alicoramiento, me dejó fuertes golpes y raspaduras en la cara y una fractura en el tabique, además de una luxación de rodilla a mi hermana, que iba como parrillera”, precisó la mujer que debió ser trasladada en estado de inconsciencia al Hospital San Vicente de Paúl.El hecho de que el 40 % de las víctimas sean conductores de motos y el 13 % acompañantes pone en evidencia que este vehículo es el que tiene mayor participación en la accidentalidad vial en Palmira.Para el secretario de Movilidad Municipal, Erminsun Ortiz Soto, la imprudencia, asociada a factores como la embriaguez y la violación de la señales de tránsito, sigue siendo la principal causa de la ocurrencia de estos eventos.El teniente coronel Byron Castillo, comandante de la División de Tránsito y Transporte en el Valle del Cauca, coincidió: la alta accidentalidad “es una mezcla de todo”.Agregó que la impericia tiene mucho que ver en los percances, porque “como sucede a nivel nacional, ninguna empresa que vende motocicletas realiza primero una prueba para determinar si el comprador sabe conducir el vehículo, pues basta que tenga el dinero para comprarlo”.El oficial advirtió que mientras no haya una norma que ponga en cintura a estas empresas será difícil controlar la accidentalidad relacionada con las motos, ya que a los clientes tampoco se les indaga sobre la tenencia de la licencia.“Las personas siguen consumiendo licor y no entregan las llaves, a lo que se suma el no acatamiento de las señales de tránsito”, reiteró.No obstante, Castillo precisó que con el Fondo de Prevención Vial, FPV, se está interviniendo la ciudad, con campañas como ‘Inteligencia vial’ y ‘Entregue las llaves’.“Lo que necesitamos es despertar la conciencia de la ciudadanía y de los conductores. Ellos son quienes tienen la responsabilidad civil en la conducción y el cumplimiento de la norma”, señaló. Otro de los motociclistas, quien pidió reserva de su identidad, reveló que hace apenas quince días tuvo un grave accidente al caerse en su moto en la llamada curva del Obispo cuando regresaba embriagado de una de las discotecas del sector. “Después de darme cuenta que habría podido morir por mi irresponsabilidad, no vuelvo a conducir en esas condiciones”, aseguró el accidentado.James Gómez, director regional del FPV, explicó que “los motociclistas no están haciendo los cursos de conducción y están adquiriendo su licencia sin cumplir con este requisito y es necesario que compren sus vehículos bajo ciertas condiciones técnicas y legales”.Según él, en Palmira es común ver motos estacionadas en las afueras de las discotecas, lo que permite deducir que serán utilizadas por personas que hayan consumido licor.A su turno, el secretario de Movilidad de la Villa de las Palmas, argumentó que, al no contar con una reglamentación nacional en cuanto a la motorización que se está registrando en los municipios, se ha desbordado el tránsito de estos vehículos. En el caso de Palmira, según el funcionario, se calcula que mensualmente se venden 400 motos, lo que ha conllevado a que actualmente en la localidad estén rodando cerca de 45.000.Añadió que en pocos meses se empezará a aplicar el Plan Local de Seguridad Vial, el cual se está diseñando con énfasis en infraestructura, comportamiento humano, institucionalidad (Plan de Manejo de Tráfico), seguridad vial y atención a víctimas.Tras hacer entrega de seis motocicletas, tres alcohosensores de última tecnología y 30 dispositivos de tamizaje para prueba pasiva a la Policía de Tránsito, el alcalde Ritter López sostuvo que seguirá trabajando por la seguridad vial de los palmiranos. “Se han iniciado acciones concretas con la modernización de la Secretaría de Movilidad del Municipio. Vamos a tener un edificio nuevo y, además, contaremos con cámaras de foto detección, tres cámaras fijas y tres en vehículos recorriendo la ciudad”, señaló el Mandatario.Mientras se aplican mayores controles viales y se toma conciencia, la accidentalidad seguirá desplazándose velozmente en dos ruedas por la Villa de las Palmas.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad