Monumentos históricos de Cartago en riesgo de desaparecer por su deterioro

Febrero 21, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Mónica Garzón Valencia - Redacción de CartagoHoy
Monumentos históricos de Cartago en riesgo de desaparecer por su deterioro

Es tan grave el estado de la edificación donde funciona el Incavi, que la mitad de la casa no puede ser ocupada por el riesgo de desplome, lo mismo que el primer nivel.

Varias afectaciones en sus estructuras están sufriendo edificaciones que hacen parte del centro histórico de Cartago. Al paso del tiempo se suma la indiferencia de las administraciones municipales. Gestionarán recursos ante la Nación. Estampas de patrimonios añejos.

Poco a poco la historia de Cartago se viene abajo. Casonas, colegios e iglesias que guardan historias y sucesos que fueron relevantes para la ciudad y el país se sumen en el olvido.Tal es el caso de la vivienda ubicada en la esquina de la Carrera 4 con Calle 10, en la que el 13 de septiembre de 1932 nació el hoy cardenal Pedro Rubiano Sáenz.Ochenta años han pasado desde ese hecho, motivo de orgullo para una Villa de marcado acento católico, y que han dejado su huella en cada rincón de la estructura que parece condenada a desaparecer.Si bien los dueños de la propiedad se han preocupado por mantenerla lo mejor posible, basta ver su aspecto interior para entender que se requiere más que voluntad para detener su deterioro.Las paredes de tapia están agrietadas y ni qué decir de los techos, a punto de venirse al suelo.“Mantenerla es costoso y nadie nos ayuda. Debería existir algún tipo de auxilio para una casa como ésta”, aseguró uno de los actuales dueños del inmueble.Caso similar ocurre con la estructura donde funciona el Instituto Cartagüeño de Vivienda, Incavi, donde paradójicamente se definen los asuntos relacionados con el desarrollo urbanístico de la localidad.Techos a punto de desmoronarse, paredes agrietadas y pisos que se mueven a cada paso son el común denominador de esta propiedad del Municipio.Como éstas, son varias las edificaciones a las que el ‘estatus’ de estar localizadas en el llamado centro histórico de la Villa de Robledo no les ha servido para jalonar recursos para su mantenimiento, por lo que han terminado convirtiéndose incluso en un riesgo para quienes transitan cerca de ellas.Ejemplo de ello sucedió el pasado 10 de febrero, cuando el techo de la vivienda ubicada en la Carrera 4 entre calles 13 y 14 se desplomó causándole heridas leves a una persona.A lo anterior se suma la demolición de dos casas que a finales del año anterior causó indignación entre los cartagüeños, por tratarse de edificaciones que hacía parte del patrimonio arquitectónico de la ciudad.Para la arquitecta María Isabel González, funcionaria de la Secretaría de Cultura del Valle, el centro histórico de Cartago fue declarado bien de interés cultural del ámbito nacional y “cuenta con un plan especial de manejo y protección, el cual ha sido ejecutado solo en su primera fase”.Precisó que ya fueron identificados los bienes, se delimitó el área histórica y se diagnosticó su estado.Sin embargo, el plan consta de varias fases que requieren de recursos provenientes del Impuesto a la Telefonía Celular para poder ejecutarse.“El problema es que estos proyectos deben pasar unos filtros hasta llegar al Ministerio de Cultura y eso toma su tiempo”, agregó.Mientras eso sucede y se le da vía libre a la intervención de la zona más importante de la Villa la humedad continuará morando entre los recuerdos de importantes y añejas construcciones.Qué va a hacer el municipioEl director de Planeación Municipal, arquitecto Luis Eduardo Aguado, indicó que en Cartago “no hay un inventario de los monumentos y edificaciones antiguas, así que mandamos un oficio al Ministerio de Cultura para que los identifiquemos”.Agregó que el proyecto de esta Administración es establecer el estado actual de todas las estructuras para evitar que se vengan abajo y ocasionen accidentes.A su vez, la Subdirección de Ordenamiento Territorial y Desarrollo Físico de Cartago será la encargada de realizar las visitas y levantar la ficha técnica de cada propiedad. Adicional a ello, balance en mano, se buscarán recursos ante el Ministerio de Cultura, provenientes del Impuesto a la Telefonía Celular, como se está haciendo actualmente con el templo de Guadalupe. El inventario estaría listo en un mes.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad