Mineros artesanales levantan bloqueo en la vía a Buenaventura

Junio 21, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

Al menos mil personas bloquearon la carretera Cabal Pombo que conduce a Buenaventura, a la altura de Zaragoza, reclamando un mejor tratamiento de los dueños de retroexcavadoras que aún están en la zona.

Luego de casi 8 horas de parálisis fue abierto el paso vehicular este lunes entre Buenaventura y el resto del país al llegarse a un acuerdo entre los mineros artesanales de Zaragoza y el Alcalde del Puerto José Félix Ocoró.Desde las seis de la mañana cerca de mil personas mantenían obstaculizado el paso en varios sectores cercanos al corregimiento de Zaragoza en protesta por la imposibilidad de trabajar la minería artesanal o de barequeo por la prohibición de las retroexcavadoras.El Alcalde, que lideró la situación, logró concertar con los manifestantes al convencerlos que no eran las vías de reclamo, pues se "esta a la espera de un pronunciamiento del Gobierno Nacional sobre la otorgación del título minero con el cual se podría reanudar la actividad controlada de la explotación minera"."Le pedimos paciencia a todos pues es un problema que no está en las manos del Alcalde, sino del Gobierno nacional, nosotros hemos puesto todo de nuestra parte aún arriesgandonos a multas por favorecer a la comunidad, entonces es necesario que se comprenda que se deben agotar las vías legales", precisó el mandatario local.El propio mandatario en compañía de los voceros de los mineros levantaron las barricadas permitiendo el paso reprimido de más de mil tractomulas en ambos sentidos de la vía."Esperamos que se nos de solución rápida pues muchos de nosotros estamos aguantando hambre", dijo Ernestina Riascos, una mujer dedicada al barequeo.Retroexcavadoras se resisten a salirA pesar de la medida prohibitiva de la explotación emanada del Juzgado Segundo Administrativo, se estima que unas doce retroexcavadoras se resisten a salir del sector por lo que según algunos de sus dueños se ven impedidos de “darles trabajo a todos como sucedía antes del cierre”.Esas máquinas se están utilizando para labores de mantenimiento y recuperación del río Dagua sobre las cuales la Policía ejerce un control especial para evitar que sean utilizadas en labores de explotación auríferas. La medida del Juzgado Segundo fue apelada inicialmente por el alcalde Ocoró, quien fue sancionado con una multa de quince millones de pesos por no haber hecho un censo de los mineros, como lo ordenó ese despacho judicial. De otro lado, la directora de la CVC, María Jazmin Osorio, recordó que el cierre de Zaragoza fue definido hace más de quince meses, sin embargo esta zona constituye hoy el mayor problema ambiental del departamento. En días pasados, el abogado Raimundo Tello, en ese entonces encargado de la Gobernación del Valle, hizo un sobrevuelo sobre la Zaragoza, advirtiendo que el fenómeno de la excavación de oro se había trasladado para la zona de reserva de San Cipriano, donde se observa la presencia de maquinaria pesada.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad