Minería ilegal sigue afectando vía férrea en sector de Zaragoza, Buenaventura

Mayo 14, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País Buenaventura

Las denuncias fueron hechas por nativos de la zona que ven con preocupación como avanzan los 'topos' humanos, socavando el tendido férreo lo que pondría en grave riesgo el paso del tren cuando este reactive el paso nuevamente entre Buenaventura y Yumbo.

La presión que ejerce la minería ilegal en el sector de Zaragoza, por los lados del tendido férreo, está causando graves daños en este sector, más de un kilómetro de vía férrea se encuentra en peligro de colapsar.Las denuncias fueron hechas por nativos de la zona que ven con preocupación como avanzan los topos humanos, socavando el tendido férreo lo que pondría en grave riesgo el paso del tren cuando este reactive el paso nuevamente entre Buenaventura y Yumbo.La delicada situación, se ha presentado por las desenfrenadas excavaciones en el Río Dagua, que realizaron con maquinaria pesada por la búsqueda del oro. La vía por donde cruza el tren, pasa muy cerca al Río Dagua y los profundos huecos que hicieron los famosos 'topos humanos' en Zaragoza están derrumbando por partes la montaña.Frente a estas denuncias, el Gobierno Local anunció que desde este lunes se tiene previsto el inicio del cierre de más de 25 huecos que han abierto para sacar oro, pero estarían afectando la estabilidad de la vía férrea y de la misma carretera Cabal Pombo.Es de recordar, que Zaragoza es uno de los pocos lugares donde 40 toneladas de oro se convirtieron en sinónimo de pobreza y miseriaPor cada gramo de oro que es encontrado se están pagando hasta $80.000. Quien se atreve a salir de la zona con el botín para comercializarlo en Buenaventura o Cali puede obtener hasta $100.000 porque están hallando un metal de 24 quilates.Invías reveló a finales de abril, que en un espacio de dos kilómetros, en pleno corazón de Zaragoza, hay 50 túneles en diferentes direcciones, la mayoría buscan el río Dagua. “Los mineros quieren pasar debajo de la vía para llegar a las profundidades del río, donde se dice, hay una veta enorme de oro. Lo están haciendo a costa de su propia vida, porque ese terreno es inestable”, advierte.Manuel Riascos es el representante de la comunidad del Alto y Bajo Dagua. Dice que no es un secreto que este año se reactivó la minería ilegal. “En su afán, la gente está cavando socavones que van acuñados con palos, pero son tenebrosos. El agua se filtra y el terreno se hunde. Algunos de esos túneles alcanzan 200 metros de profundidad”, precisa.Pero no sólo en Zaragoza están rotas las entrañas. El peligro también es inminente en Bendiciones, justo donde se hizo un puente elevado y donde una avalancha en el 2006 cobró la vida de 38 personas. En ese mismo sector en una montaña, que más parece una pared, hay bocaminas.En los cimientos del viaducto los mineros hacen ranchos de dos metros cuadrados y los cubren con lona verde, simulando un lugar para habitar. Pero desde el interior se puede llegar a profundidades inimaginables.“Nosotros no sabemos cuánto tienen esos túneles, lo que agrava el peligro porque no sabemos a qué nos enfrentamos”, dice un ingeniero de obra.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad