Minería ilegal afecta al 20% del Valle del Cauca, según el Instituto Agustín Codazzi

Minería ilegal afecta al 20% del Valle del Cauca, según el Instituto Agustín Codazzi

Julio 25, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Minería ilegal afecta al 20% del Valle del Cauca, según el Instituto Agustín Codazzi

El río Anchicayá, en zona rural de Buenaventura, es uno de los más afectados por la explotación minera ilegal. Actualmente la CVC investiga quiénes están detras de la actividad minera en esta zona del departamento.

En cerca de 96.000 hectáreas, de las 2’894.298 que conforman el territorio del Valle, existen títulos que autorizan la explotación minera.

La actividad minera se desarrolla en la cuarta parte del territorio del departamento del Valle. Esto es lo que ha podido establecer el Instituto Geográfico Agustín Codazzi, Igac, mediante estudios realizados sobre el uso del suelo colombiano. En dicho análisis, el instituto ha podido establecer que, en el caso del Valle del Cauca, que tiene 2’894.298 hectáreas, cerca de 96.958 de ellas tienen títulos mineros otorgados por Ingeominas. Pero la proporción de la actividad de minería, en la práctica, llega a ser cinco veces mayor. Es decir, que aunque el 5 % del territorio del departamento tiene títulos de extracción minera legales, hay otro 20 % en el que la actividad se realiza de forma ilegal (es decir, la quinta parte del departamento). “Esta actividad genera desequilibrios ambientales en los ecosistemas, en la parte ecológica, en la contaminación del recurso hídrico por los químicos que se utilizan”, puntualizó el director territorial del Igac, William Jaramillo Bejarano.Aseguró que prueba de esto es que recientemente 17 municipios del Valle han sido notificados del surgimiento de 84 nuevas minas ilegales. En algunos de ellos, Ginebra, Guacarí y Buenaventura, la extracción es de oro. En otros, de carbón, como Cali, Jamundí y Yumbo; y en unos más, de material de construcción, como es el caso de Palmira.Carlos Augusto Duque, director de gestión ambiental de la CVC, explica que con acciones de la Policía se ha logrado disminuir la actividad ilegal, especialmente la del oro, que es la de mayor impacto ambiental. “Ahora solo tenemos presencia en el río Anchicayá y estamos detectando quiénes están detrás de esta actividad”, comentó. En varios de los ríos del Parque Nacional Natural Los Farallones también persiste la minería del oro, añadió el funcionario. “También se da la minería para extraer material de arrastre de forma inadecuada. Hace quince días, por ejemplo, se suspendió la actividad en el río La Vieja, porque estaba siendo mal administrada”, agregó. De acuerdo con los datos de la CVC, hoy existen 350 títulos mineros otorgados en el departamento. De ellos, 170 cuentan con licencia ambiental. El resto están inactivos o se explotan sin dicho permiso.Para Jorge Homero Giraldo, secretario de Gobierno del Valle, el problema con estos permisos es que “se expiden desde Bogotá. Esto no tiene sentido, por lo menos deberían concertarse con las entidades territoriales antes de otorgarse”. Zonas más afectadas Según las autoridades, la zona de mayor afectación ambiental está en Zaragoza (y en general la cuenca del río Dagua), en la reserva Sonso - Guabas, el Parque Farallones de Cali, el Cerro de la Bandera, San Pedro, Ríofrío, Ginebra y Jamundí en la parte alta. El caso más crítico, resalta Jaramillo, es el de Buenaventura, donde actualmente hay 50 socavones en 20 kilómetros. “Esto amenaza la estabilidad del terreno de la calzada que va a Buenaventura, que está en construcción. Aunque para la doble calzada estamos seguros de que se hicieron estudios cuidadosos sobre la estabilidad del terreno, no deja de preocupar que se afecte la vía por la profundidad de los socavones”, señaló. El Secretario de Gobierno del Valle aseguró que “es urgente que Invías rellene con cemento los huecos en esta vía, porque puede perjudicarla a futuro”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad