Millonario contrato de Acuavalle se quedó sin plata

Julio 12, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Millonario contrato de Acuavalle se quedó sin plata

En noviembre del año pasado los empleados de Acuavalle realizaron un entierro simbólico para evidenciar la inconveniencia del contrato 287.

Entérese cuál es la nueva amenaza que afronta el polémico contrato 027 de obras públicas que adjudicó en noviembre pasado Acuavalle, pese a las recomendaciones que la Procuraduría hizo en su momento.

Una nueva amenaza enfrenta el polémico contrato 287 que firmó, el 10 de noviembre del 2010, la Sociedad de Acueductos y Alcantarillados del Valle, Acuavalle, con el consorcio que usa su misma razón social, Acuavalle 2010, cuya oferta alcanzó los $155.800 millones.El País revela cómo ocho meses después de ser adjudicado dicho contrato, las obras todavía no arrancan, pues el consorcio contratado no ha conseguido los recursos, $35.000 millones, que debe aportar a la fiducia a través de la cual se maneja el flujo del proyecto.“La serie de acontecimientos que son de público conocimiento y referidos a supuestas irregularidades internas de Acuavalle, ha generado dentro del sector financiero desconfianza y falta de credibilidad en el proyecto, situación que ha incidido en la negativa por parte de la banca al otorgamiento de créditos o inversiones, teniendo en cuenta que para ellos el riesgo es demasiado alto ante la incertidumbre jurídica que rodea el contrato”, le escribió el pasado 28 de junio Alfonso Vejarano Samper, representante del Consorcio Acuavalle 2010, a la Gerencia de la empresa.El consorcio que está compuesto por las empresas Ingenierías y Vías S.A., Bogotana de Asfalto S.A. y Vicon S.A., pide al Gerente de Acuavalle un plazo de 60 días hábiles para concretar el cierre financiero, fecha en la que debe consignar en la fiducia los $35.000 millones para dar paso a la etapa de construcción.A favor de su petición el consorcio argumenta haber agotado esfuerzos y que se sale de sus manos esta dificultad. “Nos vemos perjudicados por dicha situación (incertidumbre jurídica) configurativa de fuerza mayor que es totalmente ajena a nuestra voluntad e impide que podamos contar con la totalidad de los recursos en el término estipulado”, dice la misiva.Finalmente le informa al Gerente de Acuavalle que “se han efectuado todas las diligencias para obtener los recursos y hemos logrado un preacuerdo con el grupo Aval a través de AV Villas” y anexan la carta de intención que tiene fecha del 27 de abril del 2011, aunque aclaran que hasta finales de junio no se ha podido concretar el desembolso de los recursos.Riesgos y reaccionesAnte la revelación de la falta de recursos para iniciar las obras que comprenden el plan de inversión de Acuavalle entre los años 2010 y 2015, la primera en reaccionar fue Margarita López, presidenta de Sintracuavalle, quien pidió al Gerente de la entidad una explicación de fondo frente a este nuevo problema.“El consorcio aseguró que contaba con los recursos al momento de suscribir el contrato, por eso no le queda bien salir ahora con la disculpa de la incertidumbre jurídica que no le permite conseguir la financiación”, dijo López, quien recordó que este contrato fue rechazado en su momento por inconveniente no sólo por el Sindicato, sino también por el gobernador Francisco Lourido y por la Procuraduría General de la Nación.“Esta es una oportunidad para que la empresa decrete la terminación de un contrato que la condena en el mediano plazo a su privatización, pues entrega por 15 años los recursos que recauda vía tarifa a un tercero”, concluyó López. El País pudo establecer que el contrato apenas lleva cuatro meses desde que se inició, pero serían varias las inconsistencias financieras que se han venido presentando en su desarrollo.Por los incumplimientos en que puede haber incurrido el consorcio Acuavalle 2010, la interventoría lo podría sancionar con varias multas cuyo valor máximo sería $7.790 millones, según la cláusula 49 del contrato.El País intentó comunicarse con Alexánder Sánchez, gerente de Acuavalle, y con Alfonso Vejarano Samper, representante del consorcio, pero ninguno de los dos quiso dar declaraciones.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad