Militares retirados en el centro del Valle exigen atención médica

Julio 21, 2017 - 03:53 p.m. Por:
Redacción de El País Tuluá 
Hospital San José de Buga.

Hasta el Hospital San José de Buga llegan los militares retirados a recibir atención médica.

Foto: El País

Más de 500 personas, entre estos retirados del Ejército y sus familiares en el centro del Valle, se encuentran sin atención médica por la falta de un convenio entre la Dirección General de Sanidad Militar con clínicas y hospitales de Tuluá.

Así lo denunció el sargento mayor (r) Óscar Florez, presidente de la Veeduría Sanidad Militar, quien dijo que desde septiembre del año pasado, cuando se terminó el convenio con la clínica Maríangel, los pensionados y su grupo familiar no son atendidos ni siquiera en urgencias.

"La situación es bastante delicada pues para pedir una simple cita con un médico nos tenemos que trasladar al Hospital San José de Buga o al dispensario médico de la Tercera Brigada en Cali", indicó el señor Florez.

Dijo que muchos no cuentan con los recursos económicos para esos desplazamientos teniendo en cuenta que muchos viven en otras poblaciones del centro del departamento como Bugalagrande, Trujillo, Sevilla o Andalucía.

Se sabe de militares retirados que requieren con urgencia de tratamientos médicos para enfermedades como la diabetes , al igual que sus esposas, que tienen que asumir esos gastos de su propio bolsillo.

“La gente está sufriendo mucho por la falta de atención, creemos que se está deshumanizando este servicio a la salud, derecho fundamental”, manifestó por su parte el sargento primero de la reserva, Tarcisio Villanueva.

El País trató infructuosamente de obtener respuesta por parte del teniente coronel, Edwin Alfonso Pinzón, director del dispensario médico de la Tercera Brigada del Ejército, quien es el responsable de firmar esos convenios y asignar el presupuesto, pero fue imposible conseguir una explicación sobre esta problemática.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad