Más de siete mil damnificados en 25 municipios del Valle por oleada invernal

Diciembre 13, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Más de siete mil damnificados en 25 municipios del Valle por oleada invernal

Durante quince días los habitantes de Cúcuta no contarán con servicio de agua potable, debido al derrame de petróleo ocasionado por la ruptura de un tubo en el tramo 32 del oleoducto Caño Limón-Coveñas, y que se derramó en el río Pamplonita.

Diez centímetros le faltan al río Cauca, a la altura de La Victoria, para desbordarse.

La ola invernal de fin de año deja hasta el momento 7.776 personas damnificadas en el Valle del Cauca. En 25 de los 42 municipios del departamento se han registrado en las últimas semanas emergencias por deslizamientos e inundaciones por el desbordamiento del río Cauca, entre otros afluentes, de acuerdo con los informes de la CVC (Vea el mapa).Los puntos críticos se mantienen en zona rural de los municipios de Yotoco, Florida, Sevilla y Buga, según el último reporte entregado por la Secretaría de Gobierno del Valle.Y es que en el municipio de Buga, por ejemplo, ya son 315 familias damnificadas por el desbordamiento del río Cauca a la altura de las veredas La Palomera, El Porvenir y Puerto Bertín.“Puede que la cifra de damnificados aumente porque estamos teniendo censos constantes. Tenemos también un grupo grande de personas afectadas en Buenaventura por el desbordamiento de los ríos Cajambre, Naya, San Juan y Raposo, manifestó Rodrigo Zamorano, secretario de Gobierno del departamento.El funcionario agregó que en zona rural de Florida, Valle, más de 350 familias se encuentran damnificadas por el desbordamiento de los ríos Frayle y Desbaratado. Otras 280 familias fueron reportadas en Cartago como afectadas por el aumento del caudal del río La Vieja. Allí se declaró la urgencia manifiesta por parte de la Alcaldía para aforar recursos y reparar fracturas en varios puntos del jarillón del río Cauca.“Sin embargo no podemos decir que estamos viviendo una ola invernal peor a la pasada. El clima ha sido benévolo con el departamento y la respuesta de los organismos de socorro, muy oportuna”, manifestó Rodrigo Zamorano.De acuerdo con Alejandro Solo Nieto, secretario de Salud del Valle, entre los damnificados se han identificado brotes menores de afecciones respiratorias e intoxicaciones “que no están directamente relacionados con vivir en los albergues, pero que por compartir con personas extrañas podrían llegar a presentarse”. De otra parte, el Ideam mantiene la alerta roja sobre el Cauca por el aumento de su caudal, especialmente en el sector de Mediacanoa, municipio de Yotoco y La Victoria, donde el afluente se encuentra a escasos centímetros de su cota de desbordamiento. Harold González, director de la Red de Hidroclimatológica de la CVC, indicó que los municipios que se encuentran en alerta por la posible creciente del río Cauca son Buga, Yotoco, Vijes, Candelaria a la altura de Juanchito y Tuluá.El pronóstico del Ideam emitió alerta naranja por posibles deslizamientos en Buenaventura, Dagua, Bolívar, Buga, Bugalagrande, Calima (El Darién), El Cerrito, El Dovio, Palmira, San Pedro, Sevilla, Tuluá y Versalles.“Las lluvias se extenderán hasta la tercera semana de diciembre. En enero y febrero se esperan precipitaciones con menor intensidad y que haya más días soleados en el departamento”, indicó González. Otras emergenciasDesde hace seis días 180 mil familias de Rioacha, Guajira, no reciben agua en sus casas por graves daños que sufrió la bocatoma, en el río Tapias. Durante quince días los habitantes de Cúcuta no contarán con servicio de agua potable, debido al derrame de petróleo ocasionado por la ruptura de un tubo en el tramo 32 del oleoducto Caño Limón-Coveñas, y que se derramó en el río Pamplonita. En Manizales, 98.000 personas están sufriendo racionamiento, pues la reparación dos tuberías afectadas por una avalancha no han terminado. El lunes, habitantes de Puerto Tejada, Cauca, bloquearon la vía que desde Cali conduce a ese municipio, exigiendo mayor atención por parte del Gobierno frente a la emergencia invernal que viven por la creciente del río Palo. Tres viviendas arrasadas y otras 60 en riesgo deja el invierno en algunos barrios.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad