Más de 350 casos de abuso sexual a menores se han presentado este año en el Valle

Abril 24, 2017 - 03:55 p.m. Por:
Colprensa/ El País
abuso contra menores

Hasta marzo del 2017 Medicina Legal había registrado 4315 de abuso sexual contra menores en todo el país.

Foto: Fotolia | El País

Los aberrantes casos de violencia sexual en contra de menores de edad, incluso menores de cinco años, ocurridos el fin de semana en el país alertaron nuevamente a las autoridades por la protección de los niños y niñas en Colombia.

Aunque la directora del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar Icbf, Cristina Plazas, entregó una cifra cercana a los 2500 denuncias por abuso sexual en lo corrido del año, lo cierto es que Medicina Legal tiene un reporte parcial, hasta marzo, de 4315 casos atendidos, de los cuales 353 fueron  en el Valle del Cauca, que es la tercera región con más casos registrados.

Según el reporte de Medicina Legal, las valoraciones se han hecho principalmente en Bogotá (779), Antioquia (513), Cundinamarca (276), Santander (221), Atlántico (202), Bolívar (189), Meta (181), Cesar (129) y Córdoba (128).

El reporte señala que se han tenido que hacer valoraciones médicas a 3674 niñas y 641 niños por presunto delito sexual, mientras que en todo 2016 se hicieron 17.908 casos, correspondientes 15074 a niñas y 2834 niños.

Las cifras de este 2017 revelan una terrible realidad: de esos 4315 casos, 495 son de niños y niñas entre los 0 y los 4 años de edad.

Igualmente, se han realizado exámenes médicos legales a 1089 niños y niñas entre los 5 y los 9 años; 2109 a menores entre los 10 y 14 años; y 622 a adolescentes entre los 15 y los 17 años.

El panorama es preocupante si se tiene en cuenta que estas cifras no hacen referencia al mes de abril, ni los casos registrados este fin de semana que alarman por su crueldad.

Sara Yolima Salazar, de apenas tres años de edad, falleció luego de ser abusada sexualmente en zona rural de Armero-Guayabal, en el Tolima, y de registrar además un trauma craneoencefálico severo, heridas múltiples en pecho y espalda, amputación de la punta del dedo anular izquierdo, levantamiento de la uña del dedo corazón de su mano derecha, un brazo partido y desnutrición avanzada.

Este caso se suma al de una bebé de apenas cuatro meses que fue abusada por un soldado regular el sábado pasado en el municipio Fuentedeoro (Meta). Mientras la bebé fue operada, el uniformado aceptó los hechos y fue enviado a la cárcel.

Más casos en una semana 

Pero los casos son más. Hoy lunes por ejemplo, un juez de control de garantías de Ibagué envió a la cárcel a un hombre que es señalado de abusar de su hija menor, de 13 años, al menos cinco veces en el 2016, dejándola embarazada.

Otro caso que causó estupor fue el de un padre de 22 años, quien habría violado a su hijo de un año, en el barrio Saavedra Galindo, al oriente de Cali. 

En Dagua, Valle del Cauca, fue capturado y enviado a prisión de manera preventiva Luis Humberto Trujillo Rayo, un profesor que habría abusado sexualmente a seis menores de edad, entre los 12 y 17 años, alumnas de una institución educativa de ese municipio en el 2012.

Igualmente, un juez de Bogotá dictó medida de aseguramiento en contra de un hombre detenido el pasado viernes por violar tanto a su esposa como a sus dos hijas de 10 y 12 años. De acuerdo con la Fiscalía, los hechos venían ocurriendo con frecuencia hasta noviembre de 2016, cuando el sujeto llegó a la casa y comenzó a celar a su esposa con un amigo de él, haciéndole reclamos y, en el momento que ella le dio la espalda, supuestamente el hombre la sometió y abusó sexualmente de ella.


Otro juez, pero en Vélez, Santander, envió este lunes a la cárcel a otro sujeto por abusar de su hijastra de siete años de edad, en hechos que habían sido denunciados en el 2012 por la madre.

Solo este lunes, además, un juez de conocimiento negó la solicitud de libertad que había hecho Néstor Oswaldo Ávila Novoa, profesor de un colegio oficial del sur de Bogotá, que es investigado por haber supuestamente abusado de dos menores, de 10 y 12 años de edad.

El pasado viernes 20 de abril, el Juzgado cuarto Penal del Circuito de Pereira condenó a nueve años de prisión a Droismer García Grisales, por el delito de actos sexuales con menor de 14 años, del que fue víctima una niña de 11 años el 22 de junio de 2016 en el barrio Parque Industrial de Pereira (Risaralda).

Los hechos ocurrieron en una tienda, cuando la menor de edad ingresó al sitio solicitando minutos para llamar a una prima que estaba de cumpleaños, a lo que el tendero respondió que no, pero que podía facilitarle su teléfono personal. Finalmente cuando iba a salir del sitio, García Grisales le manifestó que tenía la cremallera de su short abierta y le preguntó que si podía subírsela. La niña le dijo que sí, y ese fue el momento que aprovechó para introducir su mano por la bragueta y tocarla sobre su ropa interior.

El viernes igualmente fue capturado en Soledad (Atlántico), un sujeto que fue denunciado por acceder carnalmente a la hija de su entonces pareja en varias ocasiones en el 2016. Un hecho similar ocurrió en Bogotá cuando otro sujeto fue detenido y enviado a prisión por realizar actos sexuales a su hijastra de 14 años de edad, el primero de noviembre de 2016.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad