Más 300 madres comunitarias del centro del Valle suspendieron actividades

Octubre 01, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País Tuluá.

Según Fabiola Vargas, una de las coordinadoras de la protesta, la inconformidad se debe a que el Gobierno Nacional no les quiere reconocer el derecho a pensionarse, por considerar que ellas no son empleadas del Estado.

Más de 300 madres comunitarias, que prestan sus servicios al Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, en el centro del Valle del Cauca, se declararon en cese de actividades.Según Fabiola Vargas, una de las coordinadoras de la protesta, la inconformidad se debe a que el Gobierno Nacional no les quiere reconocer el derecho a pensionarse, por considerar que ellas no son empleadas del Estado.“Cómo es posible, que a muchas madres comunitarias, que llevamos más de 25 años cuidando niños en jornadas de más de ocho horas, cumpliendo horarios y recibiendo órdenes del Instituto, se nos niegue el derecho a tener una pensión”, manifestó la señora Fabiola Vargas quien tiene un hogar comunitario en el municipio de Bugalagrande.En el mismo sentido se pronunció Oleysa Trinidad Cabezas, otra de las madres comunitarias, quien dijo que en el Centro Zonal Tuluá, son 320 mujeres que a partir de hoy no van a cuidar más niños ajenos mientras el Gobierno Nacional no les mejore las condiciones laborales.Por lo pronto, a estas madres comunitarias se les reconoce un salario mínimo legal ($ 589.500) por su labor.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad