Los tres buenos vivideros de Cartago

Agosto 30, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Karen Ferrin
Los tres buenos vivideros de Cartago

El Parque Lineal que hace parte del barrio El Llano es quizá el mayor orgullo de los residentes del sector. La zona verde se extiende por la Carrera 2 entre calles 17 y 20. Cuenta con buena iluminación, juegos para niños, pista para caminar o trotar y bancas para quienes desean pasar el tiempo ahí.

El Llano, Reservas del Samán y Reservas de Santa María son barrios donde se disfruta de tranquilidad, seguridad y comodidad. Zonas verdes, vigilancia, calles pavimentadas, buena iluminación y aire puro hacen parte de sus fortalezas. Sus habitantes cuentan cómo lo han logrado.

La presencia de zonas verdes, parques para la recreación, calles en buen estado, seguridad, tranquilidad e iluminación son los principales atributos que todos quieren cuando se trata de buscar una vivienda para compartir con la familia. CartagoHoy recorrió las calles de la Villa de Robledo para identificar sus mejores vivideros.Para ello se consultó la opinión de sus residentes, además de conocer los análisis por sectores entregados por la Policía Distrital, Alumbrado Público, CVC, Planeación Municipal e Infraestructura Vial y líderes comunitarios.Según lo anterior, la mayoría de los barrios ubicados en Cartago Nuevo son los que mejor están construidos y organizados. Entre éstos se destacan Reservas del Samán y Reservas de Santa María.En tanto que de Cartago Viejo, El Llano fue el barrio más destacado por la baja contaminación sonora; además de que cuenta con el Parque Lineal, una zona verde y de recreación que abarca la Carrera 2 desde la Calle 17 hasta la Calle 20, encontràndose con el Coliseo del sector. Por otra parte, los índices de inseguridad de este sector son unos de los más bajos, de acuerdo con reportes de la Policía.A continuación, algunas de las fortalezas de los tres mejores vivideros de la Villa. Un sueño hecho barrioUn ejemplo de integridad es la urbanización Reservas del Samán, ubicado en el sur de Cartago. Vías en perfecto estado, luminarias en todos los callejones y zonas verdes; bancas en los parques, baja contaminación sonora y tranquilidad en cuanto al tema de seguridad. En épocas de lluvias, las inundaciones no son un dolor de cabeza, y en cuanto al orden público, la comunidad está organizada para colaborar con la Policía.Fernando Rojas, morador del sector, asegura que la zona es sólida y no tiene queja alguna de ella. “Aquí tenemos cinco parquecitos con juegos para los niños, es una zona verde limpia, con suficientes bancas, buena luminaria y la inseguridad no ronda por estos lados”, señaló.“El que viva en este barrio será consciente de que escogió un muy buen sector donde no se padece por huecos ni por malos servicios públicos”, agregó.Por su parte, Jorge Sarchi, presidente de la Junta de Acción Comunal de Reservas del Samán, explicó que el secreto para que el barrio sea tan destacado se debe al trabajo en conjunto de la comunidad.“Nosotros nos apersonamos de todos los problemas, no dejamos que evolucionen, por eso tenemos contratados cinco vigilantes que apoyan a los policías por cuadrantes, algo que no se evidencia en ningún otro barrio”, señaló.Entre tanto, Mauricio Serna, director de Planeación Municipal destaca a la urbanización como “uno de los sectores con mayor número de zonas verdes y parques”. Camilo Eduardo Urquijo, director de Alumbrado Público, hizo lo propio, al manifestar que Reservas del Samán es uno de los barrios más completos y mejor iluminados de la ciudad.“Eso se debe a que en la actualidad los barrios se están cimentando con una mejor planeación, por ejemplo, aquí no hay árboles frondoso que afecten las bombillas ”. En cuanto a contaminación sonora, Harold Sánchez, ingeniero ambiental de la CVC Dar Norte, manifestó que “el barrio registra 62 decibeles durante el día y la noche. Las conversaciones en voz baja son las que más se evidencian”.‘De los viejos, el mejor’A pesar de no poseer las mejores vías de la ciudad, el barrio El Llano es sinónimo de tranquilidad y seguridad para sus habitantes, quienes señalan que la gente que reside en el sector es buena, decente y noble, lo que lo convierte en otro de los mejores vivideros de la ciudad. “Toda la vida ha sido sano, muy zanahorio. Es muy seguro, acá no se escucha de muertos ni de robos. Como en toda parte, de vez en cuando pasa algo, pero no en nuestro diario vivir”, afirma Francisco José Quintero, quien vive en el sector desde hace 72 años.Por su parte, Germari Lucio, otro morador que conoce en la zona también desde hace 72 años, asegura que uno de los aspectos más sobresalientes es contar con el Coliseo de la 20 y el Parque Lineal, donde los vecinos hacen ejercicio todas las mañanas. “Pero tal vez el lunar de nuestro sector es la falta de control en la cuestión del aseo por parte de las autoridades y de nosotros mismos, pero El Llano es más que recomendable”, aseveró. Entre tanto, de acuerdo con los informes suministrados por las entidades consultadas, este barrio del noroccidente de Cartago sobresale por su poca contaminación sonora, buena iluminación y bajos índices de inseguridad. El paraíso del Santa MaríaPara Harold Sánchez, ingeniero ambiental de la CVC, “todos los barrios que hacen parte del sector de Santa María son de los más completos y destacables de la ciudad”. Igual opinión tienen Mauricio Sierra de Planeación Municipal, el Coronel Janio Lora de la Policía Distrital y Camilo Eduardo Urquijo, director de Alumbrado Público de Cartago.“Ese sector es muy bueno, La Española, Terrazas de Santa María, Santa María son bastante completos, pero Reservas de Santa María es una belleza, al igual que Reservas del Samán”, manifestó Uriquijo.Esmeralda Bravo, presidente de la Junta de Acción Comunal de Santa María, señaló que “el sector es bastante seguro porque se ha venido trabajando en conjunto con las entidades del municipio para suplir necesidades y resolver falencias”.Por su parte Marlyn Vallejo, residente de Reservas de Santa María explicó que aunque se trata de una urbanización nueva, el balance es positivo. “No tenemos problemas con las viviendas, hay zonas verdes agradables con bancas, andenes en buen estado, fácil acceso. Según ella, esa es la razón por la que muchas familias llegan preguntando por casas. “Es que la seguridad es tan buena, que uno siente tranquilidad si los niños juegan en los parques sin que los rodee ningún peligro”, agregó.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad