Los pros y los contras de votar en blanco en las elecciones para Gobernador en el Valle

Los pros y los contras de votar en blanco en las elecciones para Gobernador en el Valle

Mayo 27, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Los pros y los contras de votar en blanco en las elecciones para Gobernador en el Valle

Aunque es opción válida, sectores políticos creen que con la crisis política del Valle, no es momento para pensar en el voto en blanco.

Aunque es opción válida, sectores políticos creen que con la crisis política del Valle, no es momento para pensar en ensayos.

Pese a que algunos sectores políticos y sociales vienen promoviendo el voto en blanco para las elecciones atípicas de Gobernación el próximo 1 de julio, numerosas voces consideran que con la crisis administrativa que vive el Valle del Cauca no es el tiempo ni el momento de empezar a hacer ensayos con la región.Dirigentes políticos y gremiales consideran que si bien el voto en blanco es una herramienta válida y establecida en la Constitución Política de Colombia, como una opción para manifestar el inconformismo con los candidatos inscritos para cualquier elección, “el Valle no puede desaprovechar esta oportunidad de recuperar el prestigio y la credibilidad de la región en el concierto nacional”.Además, si el voto en blanco se impone en estas elecciones atípicas en el departamento, obligaría a convocar a un nuevo proceso electoral en un par de meses, con los costos económicos y políticos que ello demandaría.Independiente de esa posición, el Personero de Cali, Andrés Santamaría, aseguró que el voto en blanco es un derecho que tienen aquellos que lo promueven y que respalda la Constitución de 1991.“Sin embargo, su efecto real en el ejercicio de lo público es poco, pues la manifestación de inconformismo a través del voto en blanco suele ser poco incidente y sus resultados de generar cambios, en la práctica, son pocos”, dijo Santamaría. Las dos caras de la monedaLa propuesta de impulsar el voto en blanco en el departamento surgió más como rechazo al corto tiempo que otorgó el decreto presidencial para convocar a elecciones (55 días) y que impidió que pudiera presentarse un candidato por firmas, que como una protesta contra los tres candidatos inscritos de manera oficial.Para el senador Germán Villegas Villegas acudir a la urnas en estas elecciones “debe ser la máxima y la norma, pero decidiendo lógicamente por uno de los tres candidatos”, aunque no desconoce la validez del voto en blanco.“El voto en blanco puede ser un voto de protesta en este momento contra los candidatos que hay inscritos, pero la verdad es que en la actualidad el Valle del Cauca necesita un pronunciamiento en las urnas claro y por eso el primer desafío que tenemos los candidatos y los dirigentes políticos es lograr motivar a la gente para que llegue a las urnas, porque mal haríamos los vallecaucanos ahora que queremos enmendar la plana, recuperar el Valle y rectificar su rumbo, quedarnos en la casa o ir a votar en blanco”, aseguró el senador Villegas.Agregó que con una situación tan delicada y con el departamento sumido en una falta total de liderazgo “si votamos en blanco no vamos a darle un mandato a nadie ni lo vamos a constituir en líder y el Gobernador del departamento es un líder por antonomasia y hace mucho rato que no lo tiene. Por eso al Valle no lo oyen en Bogotá, lo menosprecian, lo subestiman y no le dan lo que tiene derecho”.No obstante Jairo Gálvez, uno de los promotores del voto en blanco para las elecciones en el Valle del Cauca, aseguró que estas atípicas serán una opción muy importante porque estando en juego sólo un cargo se convierte este voto en un candidato más. “además--añadió-- el calendario electoral no otorgó espacio a los grupos representativos de ciudadanos”.“El calendario electoral que fijó el Gobierno Nacional no otorgó espacio a sectores independientes y que la ciudadanía pudiera inscribir candidatos mediante firmas; y a quienes no nos gustan los candidatos que se inscribieron quedamos por fuera de la posibilidad de participar, con lo cual, el voto en blanco será una herramienta de resistencia democrática y una expresión política y ciudadana de inconformidad y rechazo a las candidaturas que no representan el interés general de los vallecaucanos”, aseguró Gálvez.Tampoco fue inscritoDe acuerdo con las leyes colombianas, a los promotores del voto en blanco se les reconocerá “en lo que fuere pertinente, los derechos y garantías que la ley establece para las demás campañas electorales, incluida la reposición de gastos de campaña, hasta el monto que previamente haya fijado el Consejo Nacional Electoral”.Para el caso del Valle del Cauca, sin embargo, ningún movimiento alcanzó a completar el proceso de recolección y validación de las firmas, por lo que no habrá financiación del Estado para esta opción.Pero si bien el voto en blanco se había convertido en esas normas estériles en nuestra Constitución, esta herramienta ha empezado a mostrar su efectividad.Así lo aseguró el senador Carlos Fernando Motoa, quien dijo que esta es una herramienta que no se puede demeritar por sus efectos jurídicos y políticos.“El voto en blanco es una expresión ciudadana que está debidamente reglamentada y es un claro ejemplo de participación. Incluso, ya hay ejemplos donde se ha impuesto el voto en blanco, como ocurrió en las pasadas elecciones en Bello, en Antioquia, donde debieron repetirse las comicios”, explicó Motoa.Pero no es el único caso. En las últimas elecciones para Concejo de Bogotá, ante la crisis política en la capital, el voto en blanco se convirtió en la primera fuerza (300.000 votos), seguido por los partidos de la Partido de la U (297.801), del movimiento Progresistas (296.993) y de Cambio Radical (269.231), entre otros.Gilberto Bermúdez, otro de los ciudadanos que acompaña el voto en blanco, indicó que ya la ciudadanía está cansada de lo mismo y no son muchas las opciones que le quedan al Valle del Cauca.“Quienes llevaron el Valle a esta crisis son los mismos partidos y congresistas que por años se dedicaron a acabar con el departamento. Luego quienes entraron hace ocho años a reemplazarlos, resultaron peor de ambiciosos, y el Polo no representa ninguna opción distinta porque es un partido sectario y que ha hecho exactamente lo mismo que tanto critica: también les impusieron un candidato desde Bogotá”, apuntó Bermúdez.El representante a la Cámara Juan Carlos Martínez Gutiérrez aseguró que lo que el Valle necesita es una dirigencia que decida y que tome partido para empezar a redireccionar el departamento en el momento más crítico de su historia. “Un débil aporte le hacen hoy a la democracia los dirigentes que se muestran apáticos, donde lo oportuno es validar con votos la institucionalidad que necesitamos”.Municipio de Bello hizo historiaPor primera vez en la historia de Colombia, el voto en blanco se impuso en las pasadas elecciones regionales del 30 de octubre en el municipio antioqueño de Bello, lo que obligó a nuevas elecciones.Allí la gente salió a votar en contra del único candidato inscrito para la Alcaldía como mecanismo de protesta por los hechos de corrupción que implicaban a personas cercanas a Germán Antonio Londoño, del Partido Conservador, y por las irregularidades que hubo entorno a la supuesta inhabilidad que dejó por fuera de contienda a una segunda candidata inscrita por firmas.Londoño estaba siendo respaldado por el excongresista Óscar Suárez Mira, quien había sido llamado a juicio por la Corte Suprema de Justicia (CSJ) dentro de un proceso por nexos con grupos paramilitares y cuya familia ha dominado la actividad política local.Al término de los escrutinios, el voto castigo alcanzó el 56% de los respaldos contra el 43% del aspirante conservador.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad