Los beneficiarios del Proyecto Fondo Agua por la Vida y la Sostenibilidad

Los beneficiarios del Proyecto Fondo Agua por la Vida y la Sostenibilidad

Marzo 22, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Los beneficiarios del Proyecto Fondo Agua por la Vida y la Sostenibilidad

Agricultura. Estos son algunos de los tomates chonto que se cultivan en el invernadero. Adrían espera recoger la primera cosecha la semana entrante, algunos para su consumo, otros para vender en el pueblo.

Según Pedro Moreno, director Fondo Agua por la Vida y la Sostenibilidad, lo que se busca con el proyecto “es que el campesino tenga seguridad alimentaria en sus fincas. Para ello nosotros les damos semillas de diferentes cultivos para que siembren”.

A dos horas de camino de Ginebra, Valle, por los culebreros y estrechos senderos que guían el cauce del río Guabas, en la vereda La Casada, vive Adrián Pareja, un campesino escuálido, de cara lánguida, machete terciado y radio marca Sonic aferrado a su cintura con un cordón de zapato, en el que escucha noticias desde que canta el gallo.Este campesino, oriundo de Candelaria, vive con su esposa Luz Dary y sus dos hijas. Al igual que otras 59 familias de la vereda La Cascada son beneficiados desde hace dos años del programa Fondo Agua por la Vida y la Sostenibilidad, coordinado por la Asociación de Cultivadores de Cultivadores de Caña de Azúcar de Colombia, Asocaña y la Asociación de Usuarios del río Guabas, Asoguabas. Se trata de un proyecto que busca preservar el agua mediante la regeneración de zonas ganaderas y naturales, sensibilizando a la comunidad sobre la preservación del líquido, la capacitación en producción sostenible y recuperación de suelos.Según Pedro Moreno, director Fondo Agua por la Vida y la Sostenibilidad, lo que se busca con el proyecto “es que el campesino tenga seguridad alimentaria en sus fincas. Para ello nosotros les damos semillas de diferentes cultivos para que siembren”.Este proyecto tiene presencia en 21 municipios de Cauca, Valle y Risaralda, además de la intervención de 16 cuencas. Los municipios de Toribío, Miranda, Florida, Pradera, Palmira, El Cerrito, Ginebra, Guacarí, Tuluá, La Virginia, Santuario y Balboa, son algunas de las zonas beneficiadas.La familia de Adrián Pareja, una de las beneficiadas con el proyecto, actualmente cuenta con diez gallinas ponedoras, cultivos de frijol, maíz, tomate, arracacha, café, cidra y caña de azúcar. “Todos los días me levanto a las cinco de la mañana, me tomo un tinto y salgo a recoger, regar el cultivo, también saco tiempo para ver si las gallinas pusieron huevos”, dijo sonriente Adrián. Sin embargo, lo más innovador del programa para este campesino es el invernadero de 14 metros de largo por 21 de ancho que tiene en su predio. “Esto es muy chévere, porque el cultivo mantiene seco y lo cuida de las plagas. Además que el riego es por manguera”, dijo Adrián Pareja, beneficiario del programa. Jhoana Perafán, trabajadora social de la Asociación de Usuarios del Río Guabas, una de las 12 asociaciones que colaboran en el proyecto, explica que “nosotros le damos a los campesinos un kilo de semillas de cada uno de los vegetales y cuando se termine el proceso de cultivo, ellos devuelven otro kilo de semillas”. Agregó la trabajadora social que este proyecto busca también la conservación de los cultivos y no la producción en cadena. “Así la gente valora lo que cultiva”.Practicar el trueque entre beneficiarios del programa también hace parte de las labores que realizan, “con esto se busca que el beneficiario pueda obtener semillas de otro producto para la siembra y así tener variedad de cultivos en su casa”.No obstante, otro frente de trabajo que tiene dicho proyecto es la construcción de acueductos en las zonas de intervención.Ana Saldarriaga, ingeniera agropecuaria de Asoguabas, dijo que “el año pasado construimos dos acueductos con ayuda de la comunidad en la parte alta. Estamos a la espera de construir otros”. Agregó que esto va acompañado de la capacitación de líderes comunitarios en la preservación de los recursos naturales, “para enseñarles el manejo adecuado de los recursos hídricos”.Precisamente las cuencas son de gran importancia para el medio ambiente. Carlos González, ingeniero forestal, explicó que “si la cuenca funciona bien el acueducto tiene buen suministro y puede llevar agua a la población”. Agregó que “mientras se haga intervención y prevención en las cuencas se va a generar una situación de prosperidad en la comunidad aledaña y no de desastre en la zona”. Pedro Moreno, director del Fondo Agua por la vida y la Sostenibilidad, expresó que “es importante que los ingenios sigan contribuyendo para que podamos llegar a más regiones con este proyecto”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad