Lo que mueve el ajedrez electoral

Noviembre 28, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Lo que mueve el ajedrez electoral

Toda suerte de peticiones han hecho los dirigentes políticos a los candidatos a Gobernador para otorgar el respaldo. Alcaldías, las más negociadas.

Es indiscutible que uno de los escenarios en los que mejor encaja aquel adagio que reza que: “Nadie da nada a cambio de nada”, es en la política.Es por eso que a menos de dos meses de los comicios extraordinarios para elegir a quien gobernará al Valle durante once meses cruciales del 2011, son pocos los dirigentes que han oficializado su adhesión a algún candidato. La mayoría se la está jugando por sacarle el mejor partido a su respaldo.Aunque la excusa más común es que buscan acuerdos programáticos para bien del Valle, lo que se ‘negocia’ es la participación burocrática, respaldo para lograr en octubre algunas alcaldías o la propia Gobernación, apoyo para enfrentar otros sectores y recursos para financiar futuras candidaturas.Sólo en la medida en que esos acuerdos se logren, documento en mano, se seguirán anunciando adhesiones a las candidaturas de Víctor Julio González, respaldado por el PIN y parte del Partido de la U y de los conservadores, y el liberal Jorge Homero Giraldo.Para Alicia Osorio, veedora ciudadana, es una falta de respecto con el elector que los políticos estén negociando votos como si los electores no existieran. “Con todo lo que está viviendo Cali y el Valle debemos considerar la lección más que aprendida y salir a votar de acuerdo a nuestro sentir y sin dejarnos manipular”.“Esto debe servir para que los ciudadanos entiendan que la decisión está en nuestras manos y no sigamos permitiendo que quienes accedan a cargos de representación popular lo hagan con la manipulación de los grupos políticos que andan jugando con la voluntad popular para hacer sus negociaciones burocráticas y lograr dividendos que no se utilizan para bien del Valle, sino para fines personales”, dijo Osorio.El director del programa de ciencias políticas de la Universidad Javeriana Cali, Luis Alejandro Arévalo, indicó que ya se percibe como “normal” que los políticos hagan cuentas y cábalas sobre su posibilidad de acceder al poder, lo que implica unas cuotas burocráticas y movimientos de fuerzas en la administración pública. “Nadie apoya a un candidato gratis”.“Lo de las negociaciones ya no escandaliza. Aquí lo que hay que mirar es cómo se comportan las fuerzas aliadas para que el partido dominante no se lleve la Gobernación de nuevo. Porque sí sería preocupante para el Valle que continuara esa influencia sombría de quienes hasta ahora han mantenido el poder”, señaló el politólogo.Pese a que el 23 de enero se elige gobernador por once meses, muchos consideran que esas elecciones son la antesala de las elecciones regionales de octubre. De ahí, que los diferentes jugadores estén pensando muy bien cómo van a mover sus fichas.Partido ConservadorLa pelea que hay planteada en el Partido Conservador por imponer voluntades y criterios permite una fácil lectura de lo que está buscando cada sector en los que se divide la colectividad.La obsesión del senador Germán Villegas en acompañar a Víctor Julio González habría quedado atada al respaldo a la candidatura de Milton Castrillón a la Alcaldía de Cali, en las elecciones regionales del 30 de octubre.Ese mismo sector, del que también hace parte el representante a la Cámara Heriberto Sanabria, recibiría el apoyo del PIN y un sector de la U para tratar de ganar algunas alcaldías del norte del Valle que, incluso, hoy están en poder de otra vertiente del mismo conservatismo.Ubeimar Delgado, por su parte, quien aspira a ganar la Gobernación en octubre, también ha condicionado su apoyo a que el Partido Liberal, con documento firmado y notariado, se comprometa a apoyarlo para ocupar desde enero del 2011 el máximo trono del departamento, como quedó acordado el pasado viernes.Delgado, quien tiene varias alcaldías, también espera contar con el respaldo de los rojos para conservar esos espacios que codician sus adversarios políticos.Partido LiberalLa posibilidad de que Jorge Homero Giraldo pueda llegar a la Gobernación del Valle del Cauca, aunque sea para un periodo atípico de sólo once meses, sería un gran respiro para las toldas rojas del Departamento, marginadas durante más de 20 años del poder que se maneja desde el Palacio de San Francisco. El último liberal que ocupó el principal cargo del Valle fue el ex gobernador Mauricio Guzmán.Pero más allá de eso, son muchos los intereses que están en juego entre los distintos sectores de las toldas rojas.Entre ellos los del empresario del chance Roberto Ortiz, uno de los bastiones de la campaña de Homero, quien deberá licitar nuevamente por el manejo del juego de las apuestas, cuyo contrato será adjudicado por el nuevo gobernador.Aunque acompañará a Giraldo, siguiendo la disciplina del partido, el ex diputado Sigifredo López espera contar con el respaldo del grupo en su aspiración, casi segura, a la Alcaldía de Cali, aunque ese pedido ya tiene varios candidatos en cola.El único liberal que no llega del todo a la candidatura de Homero es el concejal Carlos Pinilla, de quien se dice estaría buscando mejores dividendos al lado de Víctor Julio González.Partido de la ULa orden, o mejor, la recomendación que han hecho a los congresistas del Partido de La U para las elecciones regionales de octubre es salir a buscar la Alcaldía de las principales ciudades del país.Eso explicaría la facilidad con la que llegó el sector de la senadora Dilian Francisca Toro a respaldar a Víctor Julio González en estas atípicas. Apoyo que, muy seguramente, se deberá extender a la aspiración de Álex Pascual Loango, del PIN, de ser elegido gobernador en las elecciones del 30 de octubre.Personas cercanas a la campaña aseguran que la Senadora ha puesto entre sus condiciones el respaldo a su precandidata a la Alcaldía de Cali, Clara Luz Roldán, tanto en la consulta interna, en la que participaría gente del PIN, como en su camino hacia el primer cargo de la ciudad. También ha pedido la senadora Dilian el respaldo de los amigos de Juan Carlos Martínez para conservar la Alcaldía de Palmira, en cabeza del diputado José Rítter López.Por su parte el senador Roy Barreras, que llagaría al lado de Homero, ha pedido que le mantengan las dos cuotas que tiene en la Gobernación del Valle y un cargo más.Cambio RadicalEl Partido que hasta hace unos meses dirigiera el ministro del Interior y de Justicia, Germán Vargas Lleras, se encuentra en la etapa de las definiciones.Al parecer son varias las razones por las cuales las dos vertientes del partido en el Valle del Cauca no han oficializado respaldo a alguno de los candidatos.Se dice que el senador Carlos Fernando Motoa Solarte estaría cerca a sumar su respaldo a Jorge Homero Giraldo, y que espera contar con el apoyo del grupo para recuperar la Alcaldía de Palmira, pero que ha surgido como una talanquera algunos acuerdos previos que habría realizado el diputado Antonio Ospina, del grupo de Motoa, con el sector de Abadía. Por la otra vertiente, es muy probable que los concejales Noralba García y Carlos Clavijo se sumen en los próximos días a Giraldo, gracias a un acuerdo que desde Bogotá se habría hecho con el senador Juan Carlos Restrepo. Clavijo, quien aspira a la Alcaldía, tendría más opción de este lado que por el sector contrario. El diputado Fernando Vargas y el representante Abraham Jiménez se sumarían a quien les garantice el respaldo para recuperar la Alcaldía de Yumbo.Partido PINEl partido que en las elecciones pasadas llevó a la Gobernación al destituido Juan Carlos Abadía, envuelto en firmas, intentará recuperar el cargo a través de Víctor Julio González.A diferencia de lo que ocurre con la campaña de Homero Giraldo, lo que menos han pedido los partidos al candidato es participación burocrática.Al parecer todos dan por un hecho que con él retornaría a San Francisco buena parte de los funcionarios que quedaron vacantes con el fallo de la Procuraduría.Así el PIN no sólo echaría tierra a muchas de las polémicas decisiones y contratos de Abadía, sino que daría continuidad y reviviría algunos de los proyectos que impulsó el ex mandatario en la Asamblea, como las vigencias futuras.Pero el principal objetivo, dicen sectores políticos, es abrir pista para que en octubre llegue a la Gobernación Álex Loango, el alfil del ex senador Martínez.La mayoría de los pedidos que se hacen, en Bogotá, para respaldar a Víctor Julio, consisten en la entrega de alcaldías, sobre todo al sector del Partido de la U que dirige Dilian Francisca Toro, y la financiación de campañas en octubre para concejos y Asamblea del Valle.Polo y PodemosLa máxima preocupación en el interior del movimiento que llevó a Jorge Iván Ospina a la Alcaldía de Cali es la ‘pereza política’ que se evidencia para empezar a estudiar la estrategia que les permita retener el primer cargo de la ciudad.De momento, la primera jugada sobre el tablero será el acompañamiento de Podemos Cali a la aspiración de Jorge Homero Giraldo para llegar, si no a retener el primer cargo de Cali, sí a hacer parte del próximo Gobierno.A Podemos Cali no le interesa otra cosa y sumarían el respaldo importante de los amigos del vicepresidente de la República, Angelino Garzón, reunidos en el llamado Movimiento de Centro Izquierda Independiente.También coincidirían del lado de Homero, después de las fuertes tensiones que dejó la campaña al Congreso, los senadores del Polo Democrático Alexánder López, quien ya adhirió al candidato liberal, y el senador Mauricio Ospina.No obstante, tanto con la gente del Polo Democrático como con las directivas de Podemos Cali se ha hablado de participación en algunos cargos de importancia en una posible gobernación de Homero Giraldo.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad