"Lo ocurrido en Mocoa se puede presentar en el Valle del Cauca": CVC

Abril 04, 2017 - 07:27 a.m. Por:
Redacción de El País 
Creciente río Nima

La semana pasada, el río Nima en Palmira provocó una empalizada que dejó casas destruidas y decenas de afectados. Esta vertiente hídrica es una de las que más genera preocupación en las entidades de riesgo. 

Foto: especial para El País

La Corporación Autónoma Regional del Valle del Cauca aseguró, a través de un comunicado, que en el departamento se podría registrar una tragedia similar a la registrada en Mocoa, donde la creciente de tres ríos provocaron una avalancha, que deja hasta el momento 273 muertos y centenares de afectados. 

“En el Valle tuvimos una avalancha parecida a la de Mocoa, la semana pasada con el río Nima (Palmira), sin embargo, no había viviendas en las márgenes del río, por lo que no se perdieron vidas humanas, afirmó Rubén Darío Materón Muñoz, director general de la CVC.

No obstante, el funcionario advirtió que aunque en la avalancha de Palmira no hubo víctimas, hay otros lugares en el Valle, incluido Cali, donde hay asentamiento humanos en las riberas de los ríos, por lo que una eventual creciente y posterior empalizada dejaría decenas de afectados. 

“En el Valle se conocen  muchos sitios de ocupaciones indebidas de las márgenes de cauces sobre todo los que tienen comportamiento de tipo torrencial. En el caso de Cali, el mayor riesgo se presenta en la zona rural con los ríos Cali y Pance que son propensos a crecientes rápidas, mientras que el Cauca genera inundaciones, producidas paulatinamente en periodos de tiempo más largos", agregó. 

“Piensan que tragedias como la de Mocoa no pasan aquí. Basta recordar tres episodios ocurridos en el Valle: Bendiciones en el 2006; río Desbaratado en 1999 y la tragedia en Florida ocasionada por el río Fraile en 1994”.
Rubén Darío Materón 
Director de la CVC

La Corporación también precisa que el Valle del Cauca se caracteriza por tener ríos cortos y de alta pendiente que descienden de las cordilleras. 

“Tenemos alto riesgo con los asentamientos humanos ubicados sobre las cuencas de los ríos Desbaratado, Fraile, Guabas, Bolo, Nima, Tuluá, Sonso, Bugalagrande y Riofrío; y para el caso de deslaves y movimientos en masa el sector de Loboguerrero, la vía Cabal Pombo y los municipios de Sevilla, Trujillo y El Dovio”, indicó Harold González, coordinador de la Red Hidroclimatológica de la CVC.

Lea también: En marzo llovió un 84 % más de lo esperado en el Valle

¿Qué ocasionó la tragedia en Mocoa? 

"Lo sucedido en Mocoa es un caso tipo Avenida Torrencial, evento natural extremo en el que el medio de transporte es el agua del río o la quebrada que desciende encañonada, la cual se agranda tanto con los aportes de las vertientes de escorrentía por lluvia, el arrastre de suelo, las rocas, los árboles como por el mismo lodo, incrementando la energía de la corriente que arrasa con casas, corrales, vías, puentes y todo lo que se haya construido en sus orillas", reseña la CVC en el comunicado.

De acuerdo con la Corporación, este evento sucede en ciertas cuencas por su geología y pendiente del cauce, situación que provoca crecientes súbitas con desprendimiento de tierra.
 
“En este caso vale la pena preguntarse ¿dónde estaban construidas las viviendas?, si estaban a borde de río y el mismo es de tipo torrencial, la muerte está asechando a cada instante, no solo es el mantenimiento de la cuenca, los ríos hay que respetarles sus áreas de inundación, porque cuando deciden regresar a su cauce generalmente lo hacen con violencia y poder destructivo",  puntualizó Ómar Chaves, ingeniero civil de la CVC.

“Estos eventos de crecientes torrenciales son de baja recurrencia, lastimosamente el ser humano los utiliza como excusa para concebir la construcción errada de sus viviendas”, precisó Chaves Moncayo, quien agregó que la construcción de muros no representan una defensa contra avalanchas como la ocurrida en Mocoa. 

Para la CVC, la causa de esta tragedia no es solo la sobreexplotación de los recursos naturales, el detonante es la lluvia en cantidad y humedad antecedente. "Venia lloviendo en la zona y había saturación de suelos, no hay ninguna cuenca en el mundo, por más prístina que se encuentre, que sea capaz de regular una lluvia torrencial como la presentada en Mocoa, el agua finalmente va a conseguir que los ríos se crezcan y se desborden". 

Por último, la Corporación hizo un llamado a las entidades de riesgo municipales para que impedir el crecimiento de asentamiento humanos en las riberas de los ríos. 

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad