Lluvias causaron emergencia en zona rural del municipio de Palmira

Abril 29, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País Palmira

Un fuerte aguacero, registrado en la tarde de este lunes, afectó decenas de viviendas y una institución educativa del corregimiento de La Pampa.

Un torrencial aguacero que se prolongó por más de dos horas provocó una emergencia en zona rural de Palmira, donde una escuela y varias viviendas sufrieron pérdidas de sus techos, así como de sus enseres y colchones.Hacia las 3:30 p.m. comenzó el aguacero, que arreció sin tregua y afectó un número no determinado de familias en el corregimiento de Boyacá, donde viven más de siete mil habitantes, al igual que una escuela en el corregimiento La Pampa, al norte del municipio de Palmira.Luz Dary Muñoz, presidenta de la JAC de Boyacá, señaló que no se acababan de recuperar del aguacero del jueves de la semana pasada -en el que ocho viviendas resultaron también con problemas en sus techos y estructuras-, cuando este lunes nuevamente debieron sufrir el recrudecimiento de la ola invernal que azotó tanto el sector rural como el casco urbano."Aquí tenemos un cequión que es el agua que utilizan los ingenios para regar los cañaduzales, pero como no han construido canales, cuando llueve todas las aguas lluvias atraviesan las calles y se meten a las viviendas dañando muebles y colchones, así como los demás enseres", sostuvo la líder comunal y agregó que desde hace varios meses vienen insistiendo ante la Administración local para que tome cartas en el asunto, sin que hasta la fecha hayan tenido respuesta.Por su parte, María Oriela Moná, otra de las damnificadas, dijo que el vendaval arrancó parte del techo de su casa, así como de los corrales de los cerdos."Tengo ocho nietos conmigo aquí y una anciana de más de 80 años, no sé que vamos a hacer si continúa lloviendo. El agua se nos entró a la casa", sostuvo la mujer.Asimismo, en la Insitutición Educativa Semillas de la Esperanza, sede Rodrigo Bastidas, un árbol cayó sobre la edificación y un salón perdió parte del techo. Numerosas personas se arremolinaban alrededor de sus viviendas, mientras las aguas corrían incontrolables por la mitad del pueblo.Muñoz aseguró que otro de los afectados es el señor Domingo Orobio, de 83 años, quien está en sillas de ruedas. Un árbol cayó y destruyó una parte de la vivienda del hombre.Entre tanto, en el corregimiento La Pampa se conoció que una escuela también habría resultado con daños en los techos. La semana pasada, en este mismo sector, fueron cinco las viviendas que presentaron daños por causa del fuerte vendaval.Fabio Márquez, de la Unidad Municipal de la Gestión del Riesgo de Desastres, adelantaba el censo de las familias afectadas en Boyacá, mientras el Cuerpo de Bomberos hacia lo propio en La Pampa.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad