Le mostramos porqué Palmira es uno de los atractivos turísticos del Valle del Cauca

Le mostramos porqué Palmira es uno de los atractivos turísticos del Valle del Cauca

Marzo 23, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Le mostramos porqué Palmira es uno de los atractivos turísticos del Valle del Cauca

La cultura de la caña de azúcar, el olor a trapiche y panela recién hecha, además de los antiguos corrales de piedra, hacen parte del paisaje que envuelve la casa mayor de la Hacienda El Guásimo, en el corredor de Tablones. En este lugar los turistas pueden participar de cabalgatas, fogatas y recorridos en boogies por las montañas de los alrededores.

Los cuatro corredores turísticos con los que cuenta Palmira hacen que los visitantes tengan múltiples opciones de diversión, gastronomía, alojamiento. Guía de buen ocio.

Un sol radiante acompaña buena parte del año los corredores turísticos de Palmira. Los mismos que se acaban de oficializar para promover el desarrollo local y estimular la visita de propios y extraños.Teniendo en cuenta potencialidades como los hermosos paisajes que las conforman, su rica gastronomía y la riqueza cultural, la Secretaría de Turismo del Valle ya anunció su respaldo a la iniciativa.A su vez, el subsecretario de Turismo del Municipio, Gustavo Hernández, presentó un proyecto al Banco Mundial con el fin de fortalecer la Villa de las Palmas en materia de cultura y turismo, haciendo énfasis en los cuatro corredores.“Queremos decirle a la gente que visite a Palmira, que cuenta con sus corredores turísticos que brindan diversas actividades para todos gustos y edades”, subrayó. PalmiraHoy les muestra los atractivos con los que cuentan las rutas de Tiendanueva-Tablones, Rozo, Bolo San Isidro y La Buitrera. ServiciosTransporte, alimentación y alojamiento son algunos de los servicios que ofrecen los corredores turísticos para hacer más cómodo el disfrute de sus visitantes.Para llegar a Rozo, las empresas Coodetrans y Cootransgaviota tienen dos rutas de buses, cuyo pasaje cuesta $2.100. Para La Buitrera se tiene la opción de tomar una chiva que cuesta $2000 ó $1.800, en campero.Hacia Tablones, Montebello presta sus servicios hasta las 7:00 de la noche, a través de la ruta 7, por $1.500. Si se quiere un medio más típico, se puede tomar una de las chivas que van al corregimiento Combia, mientras que para ir al Bolo se puede utilizar la ruta Palmira-Candelaria, de la empresa Coodetrans por $1.900. En cuanto a alimentación, en todos los destinos se encuentran desde empanadas a $500 y champús por $1.500 hasta una sancocho de gallina por $80.000 para seis personas.Para quienes deseen alojarse, hay alquiler de cuartos individuales y cabañas para seis personas con cocineta, sala, dos baños y desayuno incluido por un costo de $300.000.El alquiler de los caballos tiene un costo promedio de $15.000 la hora. Rozo, paraíso gastronómicoEl Corredor Turístico Prioritario Gastronómico de Rozo, como se le conoce, cuenta gran variedad de restaurantes en los que se ofrecen platos típicos de la región, como el fiambre vallecaucano, el sancocho de gallina, las tostadas de plátano verde y el tradicional pollo en su jugo de la reconocida cocinera Ilda Cuero, donde por casi 50 años han pasado alcaldes, gobernadores y reconocidos personajes de la vida pública nacional. Este sitio se encuentra a solo unos metros del parque principal de la población, donde se ubican el templo y la estatua del primer párroco de Rozo, Guillermo Becerra Cabal.También se puede disfrutar de deliciosa fritanga, incluyendo empanadas, chorizos, bofe, aborragados de maduro, y de las delicias del mecato del Valle, como los dulces de vidanca, arracacha, lulo y guayaba.El promotor turístico Adolfo Gutiérrez aseguró que actualmente se está promoviendo la ruta gastronómica que pasa por la degustación de dulce de mamey y visita a una granja integral. Este corredor, que tiene un clima promedio de 23 grados centígrados y comprende los corregimientos Palmaseca, Obando, Matapalo, La Torre y La Acequia, ha permitido que, además de la vocación agrícola, se abra paso a grandes centros turísticos donde hay piscina con olas, deportes extremos, karts y paseos en coche. Una reserva naturalUbicado entre los 1.150 y los 2.600 metros sobre el nivel mar y a trece kilómetros de la cabecera de la Villa, está el corredor de La Buitrera.Por encontrarse en el piedemonte de la Cordillera Central y bañada por la cuenca del río Aguaclara, esta zona ofrece bosque, neblina y entre 18 y 22 grados centígrados.Como atractivos se tienen la pesca deportiva, los recorridos a caballo, las caminatas ecológicas, el vuelo en parapente, los alojamientos y las artesanías.Por su particular topografía, también es atractivo para los ciclistas recreativos que tienen como meta el parque principal del caserío.En gastronomía tiene bastante para ofrecer a los turistas: sancocho de gallina, fritanga, agua de panela con queso, arepa y la auténtica bandeja paisa, que hace de La Buitrera “un pequeño rincón de Antioquia en Palmira”. según Luis Maldonado, coordinador del Comité Comprometidos con La Buitrera.Pero quizá el atractivo más importante es la reserva natural Nirvana, el centro turístico ecológico más importante del país, que cuenta con un bosque majestuoso de comino crespo, el poblado prehispánico Vilela y el mirador de los vientos, desde donde se puede apreciar el paisaje vallecaucano.Nirvana es el primer laboratorio de ecología de Colombia, donde los amantes de la naturaleza pueden disfrutar del avistamiento de más de 150 especies de aves, 80 variedades de heliconias, plantas endémicas, zorros y osos perezosos, al igual que de caminatas ecológicas en compañía de guías especializados.Balneario natural Por carretera pavimentada, a ocho kilómetros de Palmira se encuentra el corredor turístico Tiendanueva-Tablones, popular por el balneario natural Los Ceibos, donde cada fin de semana centenares de bañistas acuden para disfrutar del llamado paseo de olla.Allí, a orillas del río Amaime, se concentran los turistas que llegan de la Villa y municipios vecinos para participar de la jornada de recreación que se inicia a las 10:00 de la mañana y se prolonga hasta caer la tarde. Este corredor, que cuenta con discotecas, restaurantes, casas fincas para hospedaje y el Centro Recreativo de Comfandi, es también utilizado por los ciclistas que se lanzan a la aventura para disfrutar del paisaje caracterizado por planicies y tramos propios para el ascenso. Y precisamente la geografía del corredor, que comprende los corregimientos Tiendanueva, Tablones, Combia, Toche y Potrerillo, reúne un ambiente en el que se mezclan el valle, las lomas y los lagos. En la Hacienda El Guásimo, que según su mayordomo Luis Eduardo Arana cuenta con más de 650 plazas de lomas, se pueden realizar cabalgatas, recorridos en buguis por escarpados terrenos, fogatas, caminatas ecológicas, ciclismo de montaña y yincanas. Para la parapentista Blanca Perdomo, esta zona de Palmira también es ideal para volar desde tres sitios diferentes. La Cultura Malagana La diversidad de la riqueza arqueológica se puede conocer visitando la vereda La Trocha, en el corregimiento Bolo San Isidro, donde hace 20 años se despertó la ‘fiebre del oro’ con los primeros hallazgos de la cultura malagana.En este sitio está la Hacienda Casa Verde, de la familia Triviño, donde los visitantes pueden encontrar por lo menos 60 réplicas de diferentes piezas . Ubicado a un poco más de un kilómetro de la carretera Cali-Candelaria, la Fundación Cultura Malagana proyecta construir una sala de exhibición en el sitio, según reveló su director ejecutivo Nelson Triviño. Allí funciona una reserva de fauna de la CVC, que sirve como hogar de paso para especies exóticas. También está el humedal Timbique, que está en recuperación, conformado por la Laguna Verde y El Guadual. Allí se aprecian iguazas, pollitas de agua, viuditas, martín pescador, patos, juncos, buchones, nacederos y guásimos.Se puede visitar el Club Social y Deportivo del Municipio y la Asociación de Madres Cabeza de Hogar Nashira, donde hay posadas para visitantes, al igual que núcleos productivos agroecológicos y de producción avícola. El Bolo cuenta con viveros, restaurantes y kioskos para la rumba.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad