Le mostramos diez buenas razones para que vote en comicios a Gobernación del Valle

Junio 17, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Le mostramos diez buenas razones para que vote en comicios a Gobernación del Valle

Las elecciones atípicas para gobernador del Valle serán el próximo 1 de julio.

Recuperar para el Valle el liderazgo, la gobernabilidad y la inversión, son entre otros, retos de los ciudadanos con la elección de su gobernador.

Durante muchos años, el Valle del Cauca sobresalió en el país gracias al liderazgo de su clase dirigente y a la aplicación eficiente de los recursos del presupuesto nacional, que ayudaron a mejorar la calidad de vida de los ciudadanos. En muchos aspectos, el Valle era un departamento modelo.Pero de un tiempo para acá, los recursos nacionales para el Valle del Cauca no sólo bajaron, sino que no han logrado garantizar las coberturas en salud, educación y saneamiento básico que la región requiere. La razón: la caída en el ‘ranking’ nacional de desempeño fiscal y las decisiones equivocadas de gestión e inversión. Analistas consultados por El País, sostienen que, en la medida en que los vallecaucanos salgan a votar a consciencia, la escogencia de nuevo gobernador el 1 de julio es una oportunidad para empezar a enderezar el rumbo del departamento.1. Porque es un deberLa razón fundamental para salir a votar es que tenemos que elegir nuestros gobernantes, porque si vivimos en una democracia esa es la obligación de todo ciudadano, señalan los politólogos.“Los vallecaucanos tienen que salir a votar bajo la premisa de que quien no salga a votar para decidir se someterá a que otro decida por él”, dice el analista Ancízar Marroquín. Asegura que esto debe ser así para que la gente “se quite el hábito de quejarse todo el tiempo de los malos gobernantes”.Insiste en que para cambiar el estilo de gestión y llevar a la Gobernación a alguien que administre bien los recursos del Departamento, hay que participar en el debate electoral. Otro analista sostiene que “es conveniente que se exprese el voto de opinión sobre las propuestas de los candidatos y que no se deje todo al voto amarrado de los partidos tradicionales y los de reciente creación”.2. No a compra de votosLíderes políticos han denunciado una gran presencia de dinero para comprar votos en recientes elecciones. “Si los ciudadanos conscientes y responsables no salen a votar vamos a dejar que esos votos contaminados sean los que verdaderamente elijan”, advirtió el politólogo Ancízar Marroquín.“Hemos sido testigos que tres días antes y el día de elecciones se compra el voto con dinero y en especie a cambio de tejas, ladrillos y cemento que pueden ser útiles para un día, pero nos condenan a estar peor durante cuatro años”, anotó. El voto consciente por un programa serio es el que ayuda a construir un buen Estado. 3. Rectificar el rumbo“Si no queremos que sigan los mismos con las mismas y deseamos buscar un cambio de estilo político, el ciudadano tiene que pronunciarse en las urnas. Pero más allá de eso es que con el voto estamos salvando o condenando al departamento al desarrollo o al atraso”, dijo el analista Ancízar Marroquín.Empresarios y políticos coinciden en que es necesario revisar las prioridades de gestión y desarrollo de la región, que no pasan por grandes contratos de concesión de obras como se quiso hacer en el pasado, sino con un plan de desarrollo viable, financiable y posible que ubique de nuevo al Valle en la senda del crecimiento.4. Recuperar el ranking El departamento del Valle bajó en el ranking nacional de entes territoriales. Hace dos años, perdió la categoría especial —que le otorgaba ventajas frente a las transferencias de la Nación— ya que su nivel de gasto superó el 50% con recursos corrientes de libre destinación.El pasivo pensional, que le cuesta unos $120.000 millones al año, es parte del problema, según el anterior contralor Carlos Hernán Rodríguez. Hoy, el Valle está en categoría primera, y no debe sobrepasar el nivel del 55%, tal como lo exige la Ley 617 para no caer más. Pero cálculos recientes estiman que podría perder esa categoría para el 2013.5. Rescatar la gobernabilidadDevolver la institucionalidad y la gobernabilidad que ha perdido el Valle en los últimos años, es una prioridad, sostuvo el politólogo de la Universidad Javeriana, Juan Camilo Vanegas. En ese sentido, anotó que hay que participar y derrotar la abstención, porque de lo contrario otros escogerán por nosotros. Lo ideal es que haya un gobierno legítimo y unas fuerzas políticas que acompañen una gestión decente y enfocada a satisfacer los intereses de los vallecaucanos.6. Recuperar el liderazgoEl liderazgo político, económico, empresarial, social, cívico, eran escenarios donde el Valle y Cali eran respetados en el país. Pero debido a las desafortunadas gestiones de gobernantes, a las equivocadas decisiones administrativas, se perdieron. “Los empresarios producían, había empleo, teníamos un departamento pujante, pero para eso se requiere que haya unas condiciones sociales, económicas, políticas y de Estado que brinden esa posibilidad”, dice Marroquín.7. Derrotar la corrupciónPor fuera hay una percepción de que la dirigencia política del Valle del Cauca no ha sido lo más honesta y que por lo tanto terminan encausados por la Procuraduría y la Fiscalía. Unos investigados, otros en la cárcel. La sensación que queda es: ¿qué pasó con el Valle y su gente, a quién estamos eligiendo?, indicó el analista Ancízar Marroquín. Si bien a algunos políticos del Valle les va bien, al departamento le va mal y eso ocurre porque se lucran con las arcas del Estado. Miles de millones de pesos se han perdido por la corrupción en el Valle.8. Para que vuelva la inversiónEl desempleo en el Valle del Cauca que supera el 14% sigue siendo uno de los más altos del país, pese a que el PIB podría ubicarse en un 4%. Sin embargo, la inversión social del Estado ha venido cayendo por falta de presupuesto y capacidad de gestión. Los analistas sostienen que si todos participamos, elegiremos gente capaz que va a conseguir recursos privados y de la Nación para hacer proyectos que generen bienestar y crecimiento.9. Recobrar el prestigioHay que garantizar que el Estado cumpla con la responsabilidad que le corresponde y eso se logra a través de los gobernantes. “Un buen gobernante construye un buen Estado y un mal gobernante, un mal Estado”, anotó el politólogo Óscar Duque. “Desafortunadamente aquí los buenos candidatos que se han lanzado han sido descalificados dizque por oligarcas y ese discurso descalificador sirve es a los intereses de los perversos”, agregó el analista.10. Por una región y sociedad mejorAunque hay que hacer el desarrollo portuario, vial y territorial que exige la región para conectarse a la corriente comercial del Pacífico, también hay que trabajar por una sociedad mejor. Hay que invertir en Buenaventura y su gente y en el Valle y su gente. Pero promover la educación, la cultura, los valores familiares y el sentido de pertenencia, es el reto social más importante, dicen analistas.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad