Le devolveré al Valle el sitial que le corresponde: Dilian Francisca Toro, gobernadora del Valle

Le devolveré al Valle el sitial que le corresponde: Dilian Francisca Toro, gobernadora del Valle

Enero 01, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co
Le devolveré al Valle el sitial que le corresponde: Dilian Francisca Toro, gobernadora del Valle

Dilian Francisca Toro, gobernadora del Valle del Cauca.

"Hasta el último día de mi mandato dentro de cuatro años, defenderé la dignidad del pueblo vallecaucano", dijo la mandataria durante el acto de posesión este viernes.

Con importantes anuncios para el sector de la salud del departamento, se posesionó este viernes 1 de enero la exsenadora Dilian Francisca Toro como gobernadora del Valle del Cauca. 

El acto se llevó a cabo en el Santuario Señor Jesús de la Divina Misericordia, ubicado en el barrio El Pondaje al oriente de la ciudad, sector que es muy significativo para la recién posesionada mandataria, debido a que fue ahí donde realizó su año rural como médica. 

Dilian Francisca, que al inicio de su discurso manifestó estar muy emocionada por su posesión, anunció que su primer acto de Gobierno se llevará a cabo mañana sábado a las 6:30 a.m., en el Hospital Universitario del Valle, donde se evaluará la situación del centro asistencial en una junta.

Además, manifestó que en los primeros 15 días de enero entrará de nuevo en funcionamiento el Hospital de Cartago.  Los servicios de la enteidad serán operados por el Hospital San Juan de Dios de Cali. 

"No voy a permitir el cierre y liquidación de ningún hospital", aseguró la gobernadora.  

La gobernadora electa también se refirió a cuál será la línea de trabajo de su administración y cuá será el enfoque principal en la seguridad, la educación, la paz, empleo, deporte, medio ambiente y la zona Pacífico.

A continuación, encuentre el discurso completo que pronunció la gobernadora electa del Valle del Cauca, Dilian Francisca Toro, durante su acto de posesión. 

"Agradezco a Dios y a mis padres por haberme dado el privilegio de nacer y criarme en tierra vallecaucana, en mi amado municipio de Guacarí, haber estudiado primaria y secundaria en un colegio público, ser médica de la Universidad Libre de Cali y haber hecho mi rural universitario aquí en el Distrito de Aguablanca, donde entre muchas cosas aprendí sobre el verdadero servicio social y a ser devota del Señor de la Misericordia.

Me enorgullece tener costumbres comarcales y hablar con acento vallecaucano. Por eso, el más grande honor que he tenido, hasta hoy, es el de ser la primera mujer elegida como gobernadora del Valle del Cauca. Las mujeres hemos logrado en las últimas décadas asumir un nuevo liderazgo, así ha quedado demostrado en este departamento donde además contamos con nueve diputadas y un número representativo de concejalas en todos los municipios.

Los he invitado a todos Ustedes a esta iglesia para enfatizar en el bello mensaje de Dios que habla de la misericordia y el amor fraternal; para dar testimonio que las grandes metas personales se logran con paciencia, perseverancia y humildad, pero ante todo para obtener la bendición del altísimo, necesaria en la ardua jornada que apenas iniciamos y que al final deberá redundar en el bienestar de todos los vallecaucanos.

Comienzo diciendo enfáticamente, que desde hoy y hasta el último día de mi mandato dentro de cuatro años, defenderé la dignidad del pueblo vallecaucano. El bastión de mi gobierno será la reivindicación del nombre del Valle del Cauca, de su gente, industria, comercio e instituciones.

Por eso, mi primera manifestación como mandataria es decir que le devolveré al Valle el sitial que nos corresponde en el contexto nacional y que como gobernadora lo haré respetar.

La paz

Durante mi campaña expresé mi apoyo al proceso de paz y quiero ratificar que respaldaremos desde mi Gobierno y hasta el final este propósito del Presidente de la Republica que es el mayor anhelo nacional desde hace 50 años. El Valle del Cauca será el departamento modelo para el posconflicto a partir de la promoción de programas dirigidos a la reintegración y reconciliación, gobernabilidad territorial, educación y cultura para la paz, líneas estratégicas para garantizar que los espacios dejados por la guerrilla no sean ocupados por la delincuencia.

Como ya lo he anunciado, priorizaremos las inversiones del Contrato Plan en proyectos productivos integrales que beneficien a todos los municipios afectados por la violencia como Buenaventura, Florida, Pradera y la zona montañosa del centro del Valle, entre otros, los cuales convertiremos en territorios de paz de nuestra región.

Instalaremos el Consejo Departamental de Paz y Derechos Humanos y buscaré nuevas fuentes  para la cofinanciación de los programas de Víctimas, Paz y Posconflicto de la Alta consejería para la Paz y los Derechos Humanos del Valle.

La terminación de esta guerra es la gran esperanza para el futuro venturoso de los colombianos, especialmente para nuestros jóvenes quienes tendrán la oportunidad de vivir en un país renovado, con más y mejores oportunidades. A ellos debemos formarlos en valores, esos que nacen en la casa y que transmiten de generación en generación.

En el Valle del Cauca le decimos SI a la paz, creemos en ella y trabajaremos para que sea una realidad.

Seguridad

El departamento carga con el peso de hacer parte de las regiones más violentos del país, nuestro propósito es en los dos próximos años reducir las tasas de homicidios a niveles de 30 por cada 100 mil habitantes y sostenerlo a la baja a través de una Política Publica de Seguridad Ciudadana que concentrara sus esfuerzos en atacar los feminicidios, las muertes de menores de 12 años, el secuestro, el robo callejero y el fleteo.

Nuestro combate de los crímenes de mayor impacto será sostenido. La delincuencia va a encontrar en este gobierno a una administración totalmente integrada a la fuerza pública. Para lograr los resultados que nos proponemos, vamos a contar con toda la tecnología que esté a nuestro alcance: cámaras de vigilancia y líneas de emergencia y apoyo.

La consolidación de la seguridad la lograremos garantizando empleo digno, salud y educación para todos los vallecaucanos, y así, acabar con cualquier mecanismo violento usado como pretexto para justificar el delito.

No puedo cerrar este capítulo sin decir que nuestra política pública de seguridad será profundamente respetuosa de las diferencias, las leyes y cercana a los ciudadanos. Porque la paz no es otra cosa que eso: garantizar el respeto a la ley y la cercanía con el ciudadano.

Empleo

Con conciencia de los graves problemas que afrontamos, quiero señalar al mismo tiempo, la fortalezas de nuestra región. Somos la única región con ocho ciudades importantes que han generado desarrollo en su área de influencia, el principal productor agrícola del país, hemos logrado un crecimiento económico por encima del promedio nacional y nos hemos consolidado como región exportadora y sitio estratégico para el asentamiento de empresas internacionales como lo demuestran las 92 multinacionales que actualmente tienen establecidas sus operaciones en el Valle del Cauca.

Estas fortalezas constituyen una sólida base para creer en nosotros mismos y afrontar los retos de crecimiento económico y progreso social, aumentar nuestra competitividad, reforzar la cohesión social y la sostenibilidad de un nuevo modelo de desarrollo, orientado a un objetivo: generación de empleo. Esta es otra de las apuestas de mi gobierno

Valoramos la iniciativa de las personas emprendedoras, mi objetivo es ayudarles a que crezcan, innoven, se internacionalicen, inviertan y creen nuevas fuentes de empleo. Para ello, crearemos la Secretaría de Desarrollo Económico y cinco Centros de Emprendimiento en los principales municipios del departamento.

Vamos a trabajar en ciencia y tecnología. En esta línea, me propongo, en los primeros tres meses de mi gobierno, poner en marcha un programa específico de priorización de proyectos a través de la firma del Plan y Acuerdo de Competitividad, Ciencia, Tecnología e Innovación con Colciencias, que este año le permitirá al Valle del Cauca contar con más de 85 mil millones de pesos para inversión. El reto es conseguir que nuestros centros de investigación sean el eje de un proceso que nos acerque a los modelos de las regiones más avanzadas.

Es necesario también reforzar la generación de empleo en el sector rural, vamos a defender la agroindustria de la caña de azúcar al tiempo que propendemos por la diversificación de nuestra productividad agrícola; especialmente la frutícola que nos ha convertido en despensa nacional de aguacate, piña y banano común. El objetivo de mi gobierno es ofrecer asistencia integral a nuestros campesinos en la tecnificación de sus procesos de producción, la comercialización de sus productos reduciendo la intermediación y garantizando mejores precios.

Con el Ministerio de Agricultura iniciaremos los estudios pertinentes para que al menos el 50 por ciento de tierras de la zona de ladera del departamento que se encuentran inscritas en la ley segunda sean sustraídas y usadas para generar nuevos cultivos de acuerdo a cada zona.

Generaremos empleo aprovechando las verdaderas ventajas competitivas del departamento frente al resto del país, logrando una sinergia entre los sectores público, privado y la academia en pro de una gran cruzada por la competitividad regional.

Salud

Como médica soy conocedora del gran problema de la salud en Colombia. Trabajé incansablemente en el legislativo buscando soluciones y desde el día siguiente de mi elección como gobernadora lideré reuniones que facilitaran el flujo de recursos para los hospitales, particularmente el Hospital Universitario del Valle donde mañana a las seis y media de la mañana estaré en reunión de Junta Directiva haciendo una evaluación de la situación financiera y las medidas que podemos empezar a implementar para asegurar su funcionamiento. Ese será mi primer acto de gobierno.

No voy a permitir el cierre o liquidación de ningún hospital, todo lo contrario, mi objetivo es dejar saneada financieramente la red pública hospitalaria, para eso me reuniré con el Ministro de Salud y el Superintendente de Salud para trazar las líneas de salvamento de los hospitales en crisis como el Tomas Uribe de Tuluá, los de Zarzal, Roldanillo e Isaías Duarte Cancino de Cali.

Quiero anunciarles a los habitantes del norte del Valle, que en los primeros 15 días del mes de enero pondremos en funcionamiento nuevamente el Hospital de Cartago cuyos servicios serán operados por el San Juan de Dios de Cali, garantizando la atención en los niveles de mediana complejidad.

Firmaremos un acuerdo de voluntades que fijara los procedimientos para que los hospitales facturen oportunamente los servicios prestados, para que las EPS hagan el pago anticipado de los mismos como está establecido en la ley y para que el departamento asuma las coberturas de los servicios no POS.

Iniciaremos este gobierno con el diseño de un modelo de negociación y compra centralizada de medicamentos, tecnologías e insumos No Pos a través de la constitución de un Fondo Departamental para Compras a fin de evitar la intermediación, reducir los gastos y facilitar la liquidez de recursos por concepto de UPS a la red pública. Este modelo garantizara los medicamentos para los pacientes con enfermedades huérfanas, cáncer y otras de alta complejidad.

Los ciudadanos tendrán quienes defiendan sus derechos gracias al Defensor del Paciente y además haremos énfasis en la reducción de los índices de morbi-mortalidad infantil y materna, embarazos adolescentes y cáncer de seno. En los municipios vulnerables del Valle implementaré un programa de atención integral de salud basado en la familia y la comunidad, cuyo carácter integral priorizará las actividades de promoción de la salud y prevención de la enfermedad a partir de estilos de vida saludables.

Seré la médica que trabajara sin descanso por la recuperación de la salud del Valle del Cauca, conozco el valor que tiene una buena atención, con calidad, oportunidad y resolutividad, eso es lo que esperan los vallecaucanos y en ese objetivo concentraré los esfuerzos de mi gobierno desde su inicio.

Educación

El Valle adelante en educación será nuestra bandera y junto con la salud, tendrá un incremento en el presupuesto departamental año tras año. De esta manera iremos cerrando las brechas sociales que sufre nuestra sociedad y reduciremos la pobreza multidimensional, aplicando un modelo menos asistencial y más productivo. Educaremos a nuestros niños y jóvenes de acuerdo a las necesidades de la región y les aseguraremos así que se conviertan en ciudadanos proactivos.

Si bien es cierto en cobertura podemos decir hoy, que hemos llegado a un nivel satisfactorio, tenemos que mejorar en calidad para eso uno de los esfuerzos presupuestales de esta administración será lograr educación bilingüe en todos los niveles de formación y un programa de inmersión para los estudiantes de los grados diez y once. Asimismo la implementación progresiva de la jornada única escolar que trabajaremos en 70 instituciones educativas de la mano del Ministerio de Educación.

Nuestro jóvenes tendrán mayores oportunidades de acceder a la educación superior a través del programa “Los más Porras”, que entregara becas completas de estudio a los bachilleres con el mejor rendimiento académico.

A los docentes los vamos a incentivar mediante el otorgamiento de becas en maestrías y doctorados como reconocimiento a sus prácticas pedagógicas innovadoras.

Estamos apuntándole a levantar una niñez y juventud con interés en la educación y las actividades de utilización del tiempo libre. Las cifras sobre jóvenes y niños involucrados en actos criminales se han convertido en un titular recurrente en los medios de comunicación. Tan solo en el 2015, entre enero y octubre fueron asesinados aquí en Cali 135 menores de edad.

Este preocupante panorama nos llama a poner en marcha estrategias como las Escuelas de Formación Deportiva y Cultural para la Paz, espacios creados para que nuestros niños y jóvenes cuenten con oportunidades para desarrollar sus habilidades deportivas y artísticas y que no perdamos más talentos a manos de las balas y la violencia.

Hablo de una política integral, que además debe asegurar el desarrollo físico, intelectual y afectivo de nuestros niños. Para ello, realizaré en el primer año de mi gobierno un gran censo nutricional que nos entregara una radiografía clara de cómo se están alimentando nuestros niños, los índices de nutrición y los efectos en su crecimiento. Con este censo tendremos una hoja de ruta para combatir el hambre y la obesidad en los años siguientes en el departamento.

La educación es una inversión que tiene asegurado el éxito de sus resultados, debemos formar ciudadanos críticos, racionales y sobretodo gente de bien.

Deporte

El Valle no puede ocupar lugar distinto a ser líder a nivel nacional, esa será otra meta que me propongo alcanzar. Apoyaremos integralmente a nuestros deportistas de alto rendimiento para que no tengan que irse a competir por otros departamentos como ha venido sucediendo.

Organizaremos los Juegos Intermunicipales, Intercolegiados y de los Adultos Mayores, entre otras justas locales. El deporte adaptado dejara de ser la cenicienta del deporte vallecaucano y haremos de los diferentes torneos espacios de convivencia, respeto y aprendizaje entre la población en situación de discapacidad y demás vallecaucanos.

Tenemos los mejores escenarios deportivos y los mejores deportistas. El himno y la bandera del Valle serán los símbolos que marcaran las ceremonias de premiación deportiva en los próximos cuatro años.

Pacífico

Nuestro pacifico es la plataforma de Colombia en la cuenca, la puerta de entrada al Asia Pacifico y tenemos como reto asumir el liderazgo de esta zona costera sin más dilaciones. Lancé mi campaña en Buenaventura para significar la importancia que tiene el puerto en mi gobierno; trabajaré con las autoridades municipales mancomunadamente para lograr mejorar las condiciones sociales, económicas y de seguridad. En los primeros seis meses de mi gobierno iré cada 15 días a Buenaventura, comenzando este mes, a supervisar personalmente los planes y proyectos para su desarrollo integral.

Iniciaré contactos con importantes empresas para dar empleo digno a las mujeres y hombres de Buenaventura. Sin empleo no hay paz ni desarrollo.

Por medio del programa Pazcifico, con el gobierno nacional trabajaremos en inversiones en infraestructura, agua potable, educación y salud; pero también en rescatar la cultura, las costumbres y la idiosincrasia de sus habitantes. Buenaventura será uno de los municipios en los que pondremos en marcha el modelo de atención integral en salud; involucrando a las parteras quienes se convertirán en promotoras de salud de las comunas más vulnerables de esa localidad.

Somos orgullosamente pacifico, desde el norte hasta el sur, somos todo un valle bañado por el mar de oportunidades que nos ofrece el pacifico y Buenaventura como su capital.

Medio ambiente

También somos biodiversidad. El Valle del Cauca cuenta con una riqueza natural invaluable que ante anuncios como la fuerte ola de verano que vivirá el país en este primer trimestre del año, nos invitan a tomar medidas para la preservación de las fuentes hídricas de la región.

Mi gobierno creará el Consejo Departamental de Política Ambiental, del Riesgo y de Gestión del Agua que articulara a todos los actores ambientales en la definición de las políticas públicas conducentes a la protección de los ríos. Asimismo con los alcaldes, la CVC y el sector privado como Asocaña y Comité de Cafeteros trabajaremos en la protección de las cuencas hidrográficas.

No tendremos un Valle competitivo sino logramos ofrecer las condiciones básicas de subsistencia a los ciudadanos y un desarrollo sostenible y amigable de nuestra región.

Descentralización

Mi administración será capaz de establecer una conversación permanente con los ciudadanos, escuchando sus necesidades, sus anhelos, sus problemas y sus preferencias. No voy a gobernar desde el Palacio de San Francisco, cada municipio será una sede de la Gobernación del Valle para que la cercanía con los vallecaucanos no pase como una frase más de campaña, sino como una obligación de gobierno. Así lo sabe el equipo que he elegido para acompañarme, nos corresponde como en el atletismo recibir la posta y hacer el relevo; y lo vamos a hacer con liderazgo colectivo, con un equipo de gobierno conformado por los mejores. Mujeres y hombres con sensibilidad y eficacia. Transparentes, idóneos, con calidad humana y amor por el Valle del Cauca. No serán secretarios de escritorio, sino de dialogo con la comunidad y gran compromiso con el departamento y sus habitantes. Este será un gobierno de puertas abiertas.

Transparencia

El deber de quienes gobernamos es demostrar con claridad lo que hacemos en beneficio de la comunidad. Para que la correcta administración pública tenga la transparencia que todos los ciudadanos exigen, me propongo visibilizar mi gestión y la de cada uno de mis colaboradores. A la corrupción la combatiré en todos los frentes, con vigilancia, actuando con ética, evaluando la gestión del talento humano y ante todo garantizando que la contratación pública se haga con eficiencia, eficacia y rentabilidad social. En mi gobierno tendré un Programa de Transparencia que dirigirá la Universidad Javeriana de Cali y que facilitara la participación y veeduría ciudadana, la disminución de los riesgos de corrupción y la innovación en el servicio público.

Todo el trabajo que hagamos para recuperar el prestigio de la gobernación es poco, de ahí que siguiendo la línea de transparencia quiero anunciarles que otra prioridad de mi gobierno será iniciar una lucha frontal contra el contrabando y la adulteración de licores que han menoscabado las rentas departamentales y que atenta contra la salud de los vallecaucanos.

Vamos a iniciar la recuperación de la rentas. He cumplido con la elección por convocatoria de méritos del gerente de la Industria Licores del Valle, un profesional con toda la experiencia y cuya tarea será dejar a la empresa con altos indicadores en ventas y producción de alcoholes. Deberá también hacer una reingeniería profunda que la convierta en una empresa competitiva para enfrentar los retos de la apertura de mercados.

En esta tarea todos tenemos que hacer sacrificios, esfuerzos mancomunados para privilegiar el bien común sobre el particular.

Orgullo vallecaucano

Un eje esencial de mi programa de gobierno es el de la cohesión social basado en un modelo de inclusión, solidaridad e igualdad efectiva de derechos. Una región en la que nadie se quede por fuera, que respete y promueva la diversidad, que invierta en las personas y que aspire a mejorar los índices de desarrollo social.

Quiero hoy invitarlos a que en ese propósito trabajemos juntos en este gobierno por hacer de nuestra región una marca y un destino nacional e internacional.

Que nos comprometamos afrodescendientes, indígenas, mujeres, hombres, jóvenes, adultos mayores, personas en situación de discapacidad, empresarios, sindicatos, organizaciones no gubernamentales, líderes sociales y comunitarios, alcaldes y en general cada uno de los vallecaucanos a que desde ahora vamos hablar de lo orgullosos que nos sentimos de ser vallecaucanos. Esta no es una tarea solo del gobierno de turno, es un deber colectivo que tenemos y que debemos empezar a expresar.

Que en el mundo sepan que estamos orgullosos de los sonidos de marimba del pacifico, de los bordados de Cartago, de pertenecer al Paisaje Cultural y Cafetero, del cholado de Jamundí y el Cristo Rey de Cali. Hacer de nuestras rutas religiosas, gastronómicas y ecoturísticas destinos obligatorios en la agenda vacacional de propios y extraños. Que las bondades que posee nuestra región atraigan la realización de grandes eventos, convenciones y así dinamizar el turismo que impulsara la generación de empleo en nuestra región.

Ninguna sociedad, y mucho menos una que aspire a un modelo avanzado de convivencia, puede permitirse no contar con el empuje, capacidad de trabajo y valía de su población. Que sea esta la oportunidad para que como vallecaucanos nos preguntemos qué podemos hacer por nuestra región, en el entendido de que cada uno de nosotros tiene la posibilidad de dejar una huella imborrable en la historia local y regional. No se necesitan grandes proezas para ser héroe, solo fe, confianza y amor por lo que hacemos.

Finalizo invocando a Dios, para que nos ilumine y bendiga todas nuestras acciones. Confío, al final de mi gobierno, en haber estado a la altura del enorme reto que para mí supone ser la primera mujer que alcanza la máxima responsabilidad política e institucional del Valle del Cauca. Tengan la certeza que trabajaré las próximas 208 semanas y 1.460 días con energías renovadas y siempre motivada por el amor que siento por mi región, para dejar proyectado al departamento al 2050, recuperar el liderazgo y así asegurar el bienestar de la población del Valle del rio Cauca.

Gracias".

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad