“Las víctimas están ganando confianza”: director Unidad de Restitución de Tierras del Valle

Abril 07, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
“Las víctimas están ganando confianza”: director Unidad de Restitución de Tierras del Valle

Sergio Rodríguez, director de la Unidad de Restitución de Tierras del Valle.

Sergio Rodríguez dice que la idea del proceso es que la gente recupere la dignidad que un día perdió.

Vestido de bluyines y botas, Sergio Rodríguez, el director de la Unidad de Restitución para el Valle, habla de una meta: antes de que se acabe el 2013, deben estar en curso 500 solicitudes de restitución. Por ahora, de los 1.100 procesos radicados, 250 ya están en trámite ante los jueces; la mitad, correspondientes a casos de Tuluá y Trujillo. La puesta en marcha de la Unidad de Restitución apenas va a cumplir un año en el departamento. Pronto, cuando empiecen a focalizarse acciones en los demás municipios y se den los primeros fallos y las víctimas sigan perdiendo el miedo de reclamar, posiblemente los procesos de restitución dejarán ver nuevas caras del conflicto que ha golpeado la región en las últimas dos décadas. La Unidad de Restitución escogió cinco municipios para empezar el proceso en el Valle, uno es Cali. ¿Cuál ha sido la dinámica aquí? ¿Son en su mayoría casos derivados del narcotráfico y sus dinámicas?Empezamos en la zona rural de Cali correspondiente a predios en Los Farallones y corregimientos de Pance, Villa Carmelo, Los Andes y Felicia, según las solicitudes que tenemos hasta el momento. Gran parte del despojo corresponde a abandonos entre los años 96 y 2003 motivados por la presencia de grupos guerrilleros en dichos sectores.¿Aún no hay solicitudes por despojos del narcotráfico?No en Cali. Pero la zona está focalizada por la Unidad de Restitución y eso significa que las víctimas tienen todo el periodo de vigencia de la Ley de Víctimas, que es de diez años, para cuando venzan sus miedos, para cuando conozcan más del proceso y decidan acercarse para hacer las denuncias por despojo del narcotráfico, en caso de que existan.Entre los municipios focalizados está Tuluá. ¿Con los homicidios registrados el año pasado, se encuentra tan bien como Trujillo, donde ustedes señalan buenas para empezar la restitución?Los municipios que hemos focalizado son los que tienen mejores condiciones de seguridad con respecto a los otros. Tuluá empeoró el año pasado, es cierto. La Unidad, sin embargo, ha avanzado con cautela y pudo presentar las demandas de restitución; en el caso de Tuluá, lo hicimos para 25 familias que ya habían retornado después de un desplazamiento provocado por AUC. Las solicitudes también aplican para quienes regresaron sin acompañamiento.¿Cuáles son la diferencias de la restitución en el Valle con respecto a otras zonas del país, teniendo en cuenta las particularidades del conflicto que aquí se han dado?Diferentes regiones han tenido diferentes victimarios. En el Valle, del 2000 al 2003, lo principales responsables según las solicitudes de despojo fueron las AUC; anterior al año 99 y posterior a la desmovilización paramilitar, dicen las víctimas que la responsabilidad mayor la tuvo la guerrilla; en los últimos cinco años, fueron las bacrim. Si bien en ninguna región el narcotráfico es el primer despojador, hasta lo que tenemos a la fecha, en el Valle sí hay un mayor número de solicitudes por esa causa en relación con otras regiones del país.En algún momento, entre los municipios focalizados por la Unidad estará Buenaventura. Cuando eso pase, los despojos causados por la bacrim seguramente empezarán a contarse más y más. Y eso cambiará el registro de restitución en el Valle, se abrirá un nuevo mapa…No solo en Buenaventura. Lo que tiene que ver con las bacrim está muy marcado en la cordillera central y el norte. Ya han comenzado a aparecer registros en Rriofrío, Bolívar y Trujillo. Parte de la zona rural de esos tres municipios está en el Cañón de Garrapatas. ¿Qué hacer allí, en esa zona sobre la que hay tantos intereses por lo que representa para la criminalidad? ¿Es posible pensar en una restitución allí? Las condiciones del Cañón no son tan graves como hace cinco años. El tema de cultivos ilícitos ha variado. Nosotros ya hemos llegado a algunas zonas, las hemos visitado. Ese sector, en todo caso, no está exento de que la restitución para algunas víctimas no sea posible. Si un juez determina que no es seguro, él mismo deberá determinar algún tipo de compensación alternativa. Si el narcotráfico no está reconocido como actor dentro del conflicto armado de Colombia, ¿qué pasa con los casos de despojo causados por narcos o grupos al servicio de la mafia?Hay unas presunciones dentro de la Ley 1448 que indican que sí se incluirán los casos de despojo de personas relacionadas con el narcotráfico condenadas. No importa si son grandes, pequeños o medianos narcotraficantes. Y por otro lado están las bacrim. Nosotros estamos presentando demandas ante los jueces siempre y cuando se cumplan las condiciones de víctimas, independientemente de que hayan sido generadas por bandas criminales. Habría que esperar los fallos para ver si niegan las pretensiones de las víctimas.¿Qué tanto temor tiene la gente de acercarse a ustedes, de emprender un proceso de restitución?Las víctimas han adquirido confianza: cuando focalizamos Trujillo, en septiembre del 2012, habían 65 solicitudes; después de que la comunidad empezó a ver nuestro trabajo, se fueron acercando y a la fecha, de ese municipio, tenemos 130 solicitudes. ¿Usted cree entonces que la gente ha ganado confianza en el proceso?La han venido adquiriendo: en menos de un año de funcionamiento ya hay cerca de 40 fallos de restitución en todo el país. Si se hace la comparación con el Proceso de Justicia y Paz, que en cerca de ocho años tiene 8 ó 9 sentencias, ese es un factor que genera confianza.La restitución comprende un acompañamiento durante un periodo de transición de diez años. ¿Qué pasa en ese tiempo? Ese ha sido un tema criticado por quienes piensan que el proceso tiene mucho de paternalismo y que terminará mal…En el componente de saneamiento de pasivos, serán suplidas las deudas que la víctima adquirió a través del fondo de restitución de tierras con la banca comercial; y a través de los Municipios se están haciendo gestiones para que se les puedan condonar los impuestos de predial. Entonces ahí no se les entregará dinero. En cuanto a proyectos productivos, el acompañamiento va desde la limpieza y alinderamiento del predio devuelto hasta el proyecto productivo que se monte en sus dos primeros años, de modo tal que se les garantice sostenibilidad. Las medidas no tienen un carácter monetario, sino que buscan dejar una capacidad instalada a través de la cual esas personas retomen la productividad.El caso de las haciendas Samaria y Sandrana, en el norte del Valle, expropiadas a un narcotraficante para hacer un intento de restitución, es emblemático por la intención y porque no resultó tal como estaba planeado. ¿Esas tierras serán contempladas por la Unidad?Inicialmente no tenemos vinculación con ese caso. Puede ser que más adelante una víctima que tenga un pedazo de tierra ahí se considere despojada y haya que mirar los móviles, pero por el momento no es competencia de la Unidad.Posibles dudas¿Qué pasa si a una víctima restituida, después de los dos primeros años de acompañamiento, no le funciona el proyecto productivo y quiere dejar de nuevo la tierra? Las víctimas tienen una prohibición jurídica para vender los predios durante los dos años siguientes al fallo. Si después de dos años considera que no le fue bien o que está cansada o que quiere volver a la ciudad, tendrá la libertad de vender su tierra. Pero el proceso está orientado a que retomen su capacidad productiva.¿Y en el caso de una víctima que a la hora de haber dejado su tierra la haya alcanzado a vender? Quienes hayan comprado predios a la víctimas y puedan demostrar la buena fe del acto, serán indemnizados. El juez puede indemnizar a quien tenía derecho a la restitución y respetarle el derecho de compra a la otra persona por la buena fe con que lo hizo. O determinar que el predio sea restituido, deshacer el negocio jurídico para que vuelva legalmente a la víctima original e indemnizar al comprador.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad