Las quejas no paran en Dapa

Agosto 01, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Redacción El País

Mal estado de la vía, inseguridad, falta de agua potable y poca inversión, los eternos problemas del corregimiento más próspero y turístico del municipio. La frase: los impuestos se invierten en seguridad y vías, es un desatino, dicen sus habitantes. Inconformidad.

La célebre frase que recibe a los que visitan Yumbo de que “los impuestos se invierten en seguridad y vías” parece incoherente para Dapa, el corregimiento más prospero y turístico del municipio.Tan desatinado es el dicho que sus habitantes han tenido que soportar en los últimos años retenes ilegales, accidentes de tránsito por lo huecos de las vías y uno que otro asesinato frente a sus casas, como el ocurrido en noviembre pasado cuando un comerciante que intentaban secuestrar terminó asesinado brutalmente en la vía.“Por fortuna no ha existido una emergencia sanitaria, de lo contrario pasaría lo peor”, sentencia María Victoria Caicedo, integrante de Cordapa, la organización que busca velar por el bienestar del corregimiento. “Sólo dos veces a la semana y con horario establecido llega un médico a atender a toda la población”, sostiene.Y mientras más pasa el tiempo los problemas se multiplican y se agudizan (ver recuadros). La vía, por ejemplo, es literalmente una trocha, por lo menos los primeros tres kilómetros. El transporte público lo acaparan los camperos ilegales, no acondicionados para el transporte. La seguridad de casi seis mil habitantes es atendida por escasos ocho policías. Y la energía eléctrica aún no tiene la solidez de permanecer siempre encendida. Incluso, hay un célebre comentario que sentenció un viejo habitante: “Ojalá fuéramos de Cali porque sino estaríamos mejor, ya hubiéramos desaparecido”. Tener un hospital para atender emergencias y no trasladar a los enfermos hasta la cabecera municipal, una Ptar para por fin consumir agua potable y no tener que traerla en porrones desde Cali y poseer la completa seguridad de que estarán más protegidos con más uniformados, son los sueños de los habitantes de Dapa.“Uno todavía se pregunta por qué tanto olvido por el corregimiento si es un sitio turístico”, manifiesta Claudia Muñoz, secretaria de la Junta de Acción Comunal Las Vegas. “Eso ha hecho que tengamos que trabajar para salir adelante sin la ayuda de nadie. Al menos este año ya tenemos voz en la Alcaldía”, asegura.Corregimiento dispersoGerardo Restrepo, secretario de Planeación de Yumbo, anota que uno de los problemas agudos de Dapa es que es un corregimiento disperso y no tiene una cabecera central definida como Mulaló o San Marcos. “Nadie sabe lo difícil que es reunir, por ejemplo, las Juntas de Aguas de las veredas para definir asuntos. Además, no hay censo”, dice.El funcionario anota “que muchos creen que es un corregimiento olvidado, pero no lo es. Tal vez ha sido estigmatizado porque creen que todo el que vive allí es adinerado y por eso los olvidamos. Hoy, estamos priorizando arreglos de vías porque sabemos que debemos potencializar el turismo, la mayor fuente de ingresos de la zona de Dapa”. Como dice la líder Claudia Muñoz: “Una golondrina no hace llover. Así que tenemos el derecho a decir las cosas”. Y Orlando Córdoba, líder de la zona de El Retiro: “la comunidad debe entregarse a trabajar porque no podemos esperar que el Gobierno nos ayude, pues de pronto no lo hace. Que esto sea un llamado”.Una trocha por víaLa queja más recurrente es el mal estado de la vía principal, especialmente, los primeros tres kilómetros que comprenden desde el acceso a la zona hasta el sector del puente. Tan grave es el asunto que la Constructora Meléndez donó 14 metros cúbicos de asfalto para reparchar la zona de Miravalle. Sin embargo, desde finales del 2008 hay un proyecto para mejorar la vía que asciende a los $12.000 millones, de los cuales sólo tienen $3.500 millones, partida que alcanza para tres Kms, de los 12 que se requieren para cubrir la totalidad del sector de Dapa y que iría hasta la vereda El Rodadero. A pesar de tener parte del dinero, no se ha hecho nada y la vía sigue deteriorándose. “Dapa dizque es turística, pero nadie vendrá con estas vías”, anota Wilmar Ochoa, vendedor ocasional.Robos y asesinatosEn Dapa, según datos de Cordapa, sólo hay ocho policías de los 14 que están autorizados para cuidar al corregimiento, que asciende a 6.000 habitantes, es decir, hay un uniformado por cada 750 habitantes. Esto hizo que Cordapa creara una Red de Apoyo a la Seguridad integrada por 40 habitantes de la zona. La última acción fue una denuncia de un falso retén en la vía, al parecer, para robar carros. Gracias al llamado de un integrante de la red se evitó un atraco porque la Policía apoyó con un operativo. Otra queja es el mal estdo de la Estación de Policía. Los robos a casas y la presencia de delincuencia común son otros delitos recurrentes en el turístico sector. En noviembre pasado, por ejemplo, se conoció el asesinato del comerciante Jorge Quintero en esta zona.Nadie responde por una emergencia de salud“Si usted se enferma de algo agudo en Dapa se muere”. Así describe María Victoria Caicedo la mala atención que hay en el centro de salud. Sólo miércoles y jueves llegan los médicos y especialistas, los otros días es atendido por una enfermera. A eso se suma que el lugar está en los bajos de la caseta comunal. Cualquier persona que tenga una urgencia es remitido al hospital de Yumbo, un recorrido que alcanza casi los 20 minutos. Ante eso, la comunidad creó una Red de Salud, integrada por 17 médicos activos y jubilados que viven en Dapa. “La tenemos si hay una gran emergencia”, anota Caicedo. Hoy, Cordapa intenta conseguir un lote para un hospital y así beneficiar a casi 500 habitantes que hay en promedio por vereda. El Centro de Investigaciones Multidisciplinarias para el Desarrollo, Cimber, que ayuda a mejorar la calidad de vida, les donó $7 millones para comenzar a soñar con este centro asistencial.Sin agua potableLos olores que genera la vieja Ptar de Dapa tiene mareados a la mitad de sus pobladores. Según Orlando Córdoba, líder de la zona de El Retiro, “la planta no ha funcionado en todo este año y hay días en que las aguas negras se rebosan. Ya no aguantamos los olores”. Al parecer, la Ptar no está terminada en su totalidad y tiene problemas de diseño. Hoy, nadie en la zona tiene agua potable, lo que genera riesgos en la comunidad. A eso se suma la falta de contadores en bocatomas para generar más conciencia con el ahorro del agua. Por otra parte, el sistema de energía es pésimo. Según el derecho de petición de un habitante, presentado el 16 de julio, “la energía se va entre 8 y 24 horas, tres veces por semana”. El alumbrado público, según otro habitante, se demora en restablecerse.Dapa son vientos y gastronomíaEn Dapa está sembrado el único cultivo de té que hay en Surámerica.Hay un parque ecológico en recuperación: el Samuel Álvarez Vélez.Existe un cordón gastronómico que incluye comida típica y española.Zona ideal para la práctica de deportes extremos como canopy, practicar en cuatrimoto y elevar cometas.Otro atractivo natural es la cuenca del Río Arroyohondo, caracterizada por los variados charcos, cascadas y chorreras.En las Fiesta del Retorno se celebran los Carnavalitos de Blancos y Negros.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad