Las heridas que no alcanzaron a cerrar para el invierno próximo

Septiembre 03, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Las heridas que no alcanzaron a cerrar para el invierno próximo

Esta parte del dique sobre el río Cauca, en Puerto Bertín, Buga, está rota. Por allí se puede volver a salir el río en una creciente..

Se aprobaron 175 proyectos por $118.000 millones, pero la Nación sólo ha girado $8.600 millones. Los trámites son lentos. Hay rotura de jarillones en Buga y La Victoria que podrían revivir la tragedia invernal.

Hace catorce meses que Fabio López no recibe un peso por sus cultivos de caña, desde que se le inundaron 305 hectáreas de su finca La Candelaria y 280 más a sus primos de La Cabaña. El agua se tragó su inversión y apenas ahora intenta recuperarse con la ayuda de los ingenios y los bancos que le tendieron la mano. Pero el gran temor de Fabio es que sus fincas vuelvan a quedar bajo el agua después del 15 de septiembre, cuando el Ideam ha pronosticado que volverá a llover tan fuerte en el país como el año pasado. Y, peor aún, que se vuelva a inundar el pueblo, La Victoria, porque el dique sobre el río Cauca no está listo.El temor es real. Hay tres boquetes en el jarillón sobre el río que no han sido tapados: uno en la finca La Glorieta y dos en La Primavera. Son forámenes de 10 y 15 metros por donde puede meterse el agua y reventarse el dique en caso de una fuerte avenida del río.“En el jarillón trabajó la CVC, pero eso quedó inconcluso y si de golpe se sale el río por ahí, se mete a cuatro fincas y sigue derecho para La Victoria”, advierte López. La CVC dice que le invirtieron mil millones a la obra, pero se acabó la plata.Orlando González, otro agricultor de Buga, tiene la misma preocupación. En Puerto Bertín, a la entrada a la reserva de la Laguna de Sonso, hay un boquete en el dique, un pedazo de muro que se comió el río Cauca por donde se anegaron de nuevo en abril pasado, tras soportar la inundación de noviembre del 2010.El roto está en el predio La Isabella que, paradójicamente, es propiedad de la CVC, administradora de la reserva. La entidad dice que hay que hacer una reconstrucción de entre 250 y 300 metros para darle la vuelta a una madrevieja, a fin de contener definitivamente el río. Una solución que demanda tiempo y dinero. Pero González y los agricultores del lugar le han pedido a la entidad que al menos dé una solución provisional colocando pilotes y sacos de arena mientras se hace la obra final. “Es que son 1.500 hectáreas las que están en riesgo en La María y fincas vecinas, toda la inversión de nuestra vida”, advierte González.Martha Cecilia Betancourt, directora ejecutiva de Procaña (el gremio de cultivadores de caña), teme que en la segunda ola invernal que se avecina se vuelvan a afectar las 25.000 hectáreas cultivadas en el Valle donde ha habido pérdidas por $250.000 millones. El costo de la resiembra que se hizo después del invierno superó los $60.000 millones y esa es la que ahora está en riesgo.¿Obras completas?Sin embargo, la CVC, sostiene que las obras de mitigación del invierno en el Valle del Cauca, en las que se invirtieron más de $30.000 millones, se encuentran ejecutadas en un 98%. Claro, eso corresponde a su propia inversión.Pese a la queja de los agricultores, la autoridad ambiental informó que en La Victoria se culminó el dique en el Zanjón de Tinajón, con una longitud de 1.200 metros, el cual, según técnicos, evitará que se desborde de nuevo. Otros 1.600 metros fueron recuperados entre los municipios de Obando y Cartago y 1.500 metros más de dique en Bolívar.En Palmira se reportó la intervención de cinco puntos críticos sobre los diez kilómetros del dique del corregimiento La Dolores, el cual se fracturó el año pasado provocando la inundación de la Zona Franca del Pacífico y la vereda Piles.Aunque la CVC sostiene que con las obras la región quedó preparada para afrontar la siguiente ola invernal, el alcalde de Dagua, Javier Osorio Cortés, asegura que “las obras no alcanzan a cubrir ni el 10% de la emergencia que aún vivimos en nuestro municipio y todavía hay riesgos de avalanchas que no han sido tratados”.Lo mismo piensa el alcalde de Versalles, Jorge Hernán Gómez, quien sostuvo que la falta de recursos ha impedido la construcción de cuatro muros de contención para evitar que la vía principal de ingreso al municipio y otras vías veredales colapsen por completo.Mauricio Bonilla, gerente de Reconstrucción del Valle, reconoce que aunque se han realizado obras de mitigación del invierno aún queda mucho por hacer.En el Valle se aprobaron $88.000 millones para 38 proyectos mayores y $30.000 millones en 137 obras menores. Los primeros aún no se han empezado a ejecutar y, de los segundos, sólo se han girado $8.674 millones para 42 proyectos.Colombia Humanitaria, quien administra el Fondo, explicó que muchos proyectos aprobados quedaron pendientes de documentación, bien del proyecto en sí o de la contratación de interventorías. Las alcaldías no han sido diligentes en estos trámites, aseguró Everardo Murillo, gerente de Colombia Humanitaria.De esta manera, como dijo un funcionario, “si el invierno se nos viene encima, habrá que tenernos duro”, porque el paraguas que se proyectó tiene rotos por donde se nos puede entrar el agua.Todo un paquete de soluciones definitivasEl Fondo Nacional de Calamidades se cerró el pasado 30 de junio y ahora se abre el Fondo de Adaptación, también manejado por Colombia Humanitaria, en el que el Gobierno Nacional ha anunciado una capitalización cercana a los 16 billones para reconstruir la infraestructura del país y blindarlo contra los estragos del invierno. Para esta fase, en el Valle del Cauca ya hay identificados siete proyectos que se presentarán al Fondo y se está concertando con Asocaña 14 proyectos más que se pueden adicionar.El principal de los proyectos es el Plan de Jarillón de Aguablanca y obras complementarias, el cual busca solucionar de una vez por todas el riesgo que implica la rotura de ese dique para Cali. Es la prioridad a nivel departamental. El plan involucra, también, protección en los seis afluentes del río Cauca a su paso por la ciudad (los ríos Cali, Pance, Lili, Cañaveralejo, Aguacatal, Meléndez).Otro paquete lo conforman cinco proyectos de anillos de protección en ríos de Pradera, Florida, Bugalagrande, Zarzal y Cartago. Esos proyectos los ha venido trabajando la CVC.Se contempla, también, un Plan de Ordenamiento de la cuenca del río Dagua, donde se presentó en los últimos años la explotación de oro en Zaragoza que afectó la cuenca.El Plan de Ordenamiento del cuenca alta del río Cauca, muy afectada por la deforestación, que es un proyecto de región porque involucra a dos departamentos: Cauca y Valle.El Plan de Ordenamiento del río La Vieja. Es un proyecto diferente al anillo de protección de Cartago, y también es de región porque involucra a los departamentos de Risaralda y Quindío.La reubicación y reconstrucción de 15.000 viviendas en todo el Valle del Cauca, que resultaron afectadas con la ola invernal, para ubicarlas en zonas seguras.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad