La ola invernal tiene en alerta al Valle del Cauca

La ola invernal tiene en alerta al Valle del Cauca

Noviembre 08, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
La ola invernal tiene en alerta al Valle del Cauca

Versalles. Los habitantes de quince viviendas afectadas por el deslizamiento en la madrugada de este lunes, en Versalles fueron reubicados en escuelas.

La situación más delicada por las fuertes lluvias de los últimos días en el departamento se vive en Versalles. El desbordamiento del río Garrapatas en la madrugada de este lunes tiene incomunicadas a 52 veredas del municipio.

La situación más delicada por las fuertes lluvias de los últimos días en el Valle se vive en Versalles. El desbordamiento del río Garrapatas en la madrugada de este lunes y múltiples deslizamientos de tierra tiene incomunicadas a 52 veredas y siete corregimientos del municipio, que no cuenta con recursos para atender la emergencia.El desbordamiento del río Garrapatas se llevó el puente y la banca de la vía que comunica con el municipio de Argelia. Además dejó aislada a la comunidad del Balsal afectando a 15 viviendas, cuyos habitantes fueron trasladados a escuelas y puestos de salud.Esta emergencia se suma a los continuos deslizamientos que han golpeado a la población durante todo el invierno y que tiene casi incomunicado a todo el sector rural, represando sus alimentos.La vía principal que del municipio de Versalles conduce al municipio de La Unión está totalmente destruida con los derrumbes y la maleza que hay de orilla a orilla de la carretera impide la visibilidad."He tenido el apoyo de la Tercera Brigada del Ejército y del batallón Codazzi que me facilitaron un buldózer que tenemos hace 15 o 20 días, pero desafortunadamente en estos momentos en que más lo necesitamos y toca devolverlo porque entiendo que lo necesitan en otro sitio. No se qué hacer para que alguien me ayude y me den espera mientras soluciono todos estos problemas”, dijo el alcalde de Versalles, Jorge Hernán Gómez Ángel.La Administración Municipal ya pidió ayuda al departamento, pero le respondieron que no había recursos para nada en esta temporada, por lo que se espera una intervención urgente de la Nación.Según el sargento de Bomberos Rigoberto Gallego, en este momento se está haciendo lo posible por retirar un árbol que cayó en Santa Helena y destapando la Vía de La Florida, pero se necesitan más recursos y ayuda para salir de esta emergencia.“Necesitamos maquinaria, retroexcavadora porque con la que tenemos no damos a basto. Además requerimos que no nos retiren aún el buldozer. También es de urgencia combustible, frazadas, kits de aseo, cobijas, elementos de aseo, elementos de cocina y víveres para darle a las familias afectadas”, puntualizó el Alcalde.La primera víctima en TuluáEl recrudecimiento de la ola invernal en la zona montañosa de Tuluá cobró ya su primera víctima. Se trata del agricultor de 71 años Abelardo Ospina Valencia. El accidente se registró en la vereda El Bosque, en jurisdicción del corregimiento de Ceylán.De acuerdo con sus familiares, la víctima trató de cruzar a caballo la quebrada que se encontraba crecida por las lluvias de los últimos días siendo arrastrado por la corriente del afluente.“Él había ido el domingo en la mañana al pueblo a traer la remesa y como no regresó a la casa salimos a buscarlo cuando lo encontramos ahogado en esa quebrada”, manifestó Luis Carlos, uno de sus hijos.Alerta por creciente del río San JuanMás de 2.000 familias de los caseríos rivereños del río San Juan lanzaron un llamado de alerta debido a que el cauce se salió y está afectando viviendas, cultivos y animales."Es una creciente que no la habíamos visto desde noviembre del año 2008", dijo la religiosa Aida Orobio, quien calificó como drámatica la situación que están viviendo estos pobladores en más de 74 comunidades.Destacó que hay casos como los del poblado Cucurrupí y Malaguita, donde 15 familias han tenido que subirse a los techos para evitar que los alcance el agua. De otra parte comunidades indígenas, a través de la Asociación de Cabildos Indígenas, Aciva, indicaron que por lo menos cuatro niños están desaparecidos."Pedimos que nos ayuden a por lo menos evacuar los niños", dijo Juliana Piraza, presidenta de la organización indígena. Según Acadesan, el consejo comunitario del San Juan, las poblaciones más afectadas corresponden a Primavera, Paimadó, Bebedó, Dipurdú, San Miguel, Noanamá, Copomá, Chicháro y Peñitas, entre otros.Los dirigentes clamaron por ayuda en alimentos, cobijas, colchones y medicamentos pues lo han perdido todo. "Hemos verificado la situación gracias a unos sobrevuelos en la zona y de verdad hemos podido apreciar que es muy elevado el nivel de las aguas, sin embargo hasta el momento no tenemos conocimiento de personas muertas", dijo el comandante de la Fuerza Naval del Pacífico, contralmirante Hernando Wills.Varias dependencias como la Cruz Roja, la colonia del San Juan, Acadesan y medios locales iniciaron una campaña para llevar ayuda. "Necesitamos la solidaridad de todos", dijo Sony Luz Paredes, líder del río.Vía al marEn la mañana de este lunes, la carretera que comunica a Cali con Buenaventura se mantuvo con paso restringido en dos sectores, de acuerdo al reporte de la Policía de Carreteras Valle; en ambos casos por deslizamiento de tierra. El primero de ellos en el kilómetro 45, sector de las Víboras y el segundo a la altura del kilómetro 115 conocido como la Balastrera.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad