La laguna de Sonso se seca, esto es lo que queda

La laguna de Sonso se seca, esto es lo que queda

Enero 31, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

Obras irregulares, especies invasoras y exceso de sedimento amenazan al humedal más grande del Valle.

[[nid:503072;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2016/01/portada_1_1.jpg;full;{El humedal más grande del Valle se encuentra amenazado. Actualmente, su nivel de agua está reducido hasta en un 50 % y en el lugar más hondo del humedal solo hay una profundidad cercana a los 50 centímetros.Jorge Orozco l El País}]]La laguna de Sonso, el humedal más grande del Valle del Cauca, está seca. Y aunque las lluvias escasean y los efectos del Fenómeno de El Niño la acosan, otro causante  del estiaje es la construcción de un jarillón de 2,5 kilómetros de longitud y el desvío de un caño de drenaje natural que, a futuro, abastecería algunos cultivos de caña de azúcar aledaños.

La afectación en el ecosistema es impactante. En el predio conocido como Rancho Grande, al norte de la laguna, desde octubre y de forma progresiva, fueron arrasadas 34 hectáreas de vegetación que se convirtieron en un desierto arado y listo para la siembra de caña. 

Según miembros de la comunidad y ambientalistas del sector, con la desviación del caño de drenaje, el nivel del agua se redujo hasta en un 50 %. De hecho, en el lugar más hondo del humedal hoy se puede contar una profundidad cercana a los 50 centímetros.  

“Con ese dique se afectó buena parte de la capacidad hidráulica de la laguna. Ahora estamos en sequía, pero nos preocupa que cuando lleguen las lluvias el río Cauca se crezca, el humedal no tenga cómo absorber el agua y tengamos una inundación. Somos más de cien personas las que estamos en peligro”, expresó un morador de la zona que prefirió omitir su nombre.

[[nid:503083;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/270x/2016/01/sonso.jpg;left;{}]]

Aunque la construcción del dique inició a mediados de octubre y desde entonces los ambientalistas de Buga hicieron las denuncias respectivas, en el sitio continuaron los trabajos de las 40 máquinas tipo buldócer. La omisión de las denuncias y la construcción de otro dique de 2 kilómetros en otro predio de la laguna, condujeron a la destitución del director territorial de la DAR Centro Sur, Diego Padilla.

El director de la CVC, Rubén Darío Materón, indicó que ya está en la Fiscalía una denuncia penal por la afectación en la laguna de Sonso contra seis personas que aparecen en certificados de tradición como propietarios del predio Rancho Grande.

“Estamos coordinando con la Policía y la Procuraduría Ambiental para adelantar la posibilidad jurídica que tiene la CVC de intervenir y obligar a los responsables a resarcir el daño que causaron”, dijo Materón, quien no ahondó en cuándo iniciarán los trabajos para restablecer las condiciones naturales del humedal.

El Director de la CVC admitió que la actuación de la autoridad ambiental fue tardía, pero señaló que la tardanza para  intervenir en este problema ambiental obedeció a trámites jurídicos.

De otra parte, el ministro de Ambiente, Gabriel Vallejo, dijo que en el humedal se mantendrá vigilancia privada las 24 horas. “Estamos gestionando el acompañamiento del Ejército y la Policía de forma permanente para evitar que estas situaciones se repitan”, dijo.

Los otros males de la laguna

Darío* es un pescador del cacerío El Porvenir, situado al margen de la carretera Yotoco - Buga, que hasta hace diez años pescó artesanalmente en el humedal. 

Sin embargo, nunca ha dejado de lado afición por coger bocachicos y tilapias, dos de las cuarenta especies de peces que tiene la laguna de Sonso. Cuenta que en un buen día podía pescar veinte ejemplares y que era normal ver hasta cuarenta parejas sacando pescados, pero últimamente no es común ver esas mismas cantidades. A veces, quizá, se pueden ver seis canoas en lo que queda del espejo de agua.

“La laguna ha tenido un deterioro progresivo, pero desde diciembre se están viendo quemas sectorizadas y la expansión de los linderos de terrenos privados que le están quitando espacio al humedal. No vemos interés de la Gobernación, el Municipio de Buga o la CVC por parar esto”, denuncia Darío.  

Y es que la supuesta expansión de terrenos privados sobre la zona de inundación es solo uno de los problemas que registra el humedal.

De este espejo de agua de 745 hectáreas solo se alcanza a ver, acaso, el 30 %. ¿La razón? está cubierto por el buchón de agua, esa maleza acuática que en pocas cantidades aumenta el nivel de oxígeno del agua, pero en grandes cantidades se convierte en una amenaza mortal para los peces.

Voceros de la corporación Agua de Sonso, que agrupa a pescadores y miembros de las comunidades vecinas, indicaron que a pesar de las jornadas de limpieza que han adelantado durante los últimos años ha sido imposible parar la reproducción del vegetal.

Otra de las cosas que agobia a pescadores y residentes de la zona es el nivel de sedimentación de la laguna. “Desde el 2008 aumentó la cantidad de sedimento, lo que ha impactado su capacidad hidráulica. Si después de El Niño llueve a cántaros, podría haber una inundación peor que la que ocurrió en el 2011, cuando tuvimos Niña”, dijo Julia*, ambientalista del sector.

*Nombres cambiados a petición de las fuentes.

Algunos datos del humedal

La laguna de Sonso tiene un área total de 2045 hectáreas, de las cuales 745 corresponden al espejo de agua y 1300 a la zona amortiguadora contra inundaciones. Esto la convierte en el humedal más extenso e importante del Valle del Cauca.

En este ecosistema conviven 217 especies de árboles, 179 especies de aves (de las cuales 55 son migratorias), 40 especies de peces y 26 especies de reptiles. 

La laguna de Sonso ha sido declarada como sitio de importancia para la observación de aves y patrimonio de los vallecaucanos. Según cálculos del Ministerio de Ambiente, en 2017 el humedal podría ser declarado como sitio Ramsar, lo que obligaría a ampliar la cooperación internacional y las acciones gubernamentales para garantizar su conservación en el tiempo y el uso racional de su flora y fauna.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad