La ilegalidad de la pesca, un delito difícil de pagar en Colombia

Abril 01, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Jessica Villamil Muñoz | Reportera de El País

De los 14 barcos detenidos, 13 eran ecuatorianos. Autoridades estiman que ese tráfico mueve 200 toneladas cada año en el país.

“En Colombia las leyes ambientales todos se las pasan por la faja”. Así lo sostiene Manuel Bedoya, presidente de la Asociación Nacional de Pescadores Artesanales de Colombia. Cuando habla se le siente molesto. Dice que desde hace un año el Instituto Colombiano de Desarrollo Rural, Incoder, que se encarga de otorgar permisos o establecer sanciones en la actividad pesquera, fue desmembrado y ahora hay una nueva unidad que acogió esas funciones, “pero tampoco hace nada. Ahí no han nombrado a nadie. No hay quien haga cumplir la ley”, asegura.Señala que los pescadores extranjeros que fueron capturados en mares colombianos están a la deriva. “Algunos llevan meses en la cárcel y su situación no se define”. Pero aunque el capitán de Fragata William Palomino, comandante de Guardacostas del Pacífico, está de acuerdo, sostiene que “la ley existe y hay que cumplirla. Vamos a seguir capturando a quienes invadan nuestro espacio marítimo”.Marianeisy Riascos tiene a su hermano preso. Siempre ha trabajado con la comercialización de especies para acuarios bajo los parámetros de la legislación, pero hace dos semanas fue abordado por las autoridades en Buenaventura y los cambios en los decretos lo tienen enredado en casa por cárcel.Cristian Cadavid, abogado sustanciador de la Subdirección de Áreas Protegidas del Ministerio del Medioambiente, explica que la ley en el país tiene muchos avances en cuanto a los delitos ambientales, pero para cada asunto hay una entidad encargada.“Si el pesquero es sorprendido por fuera del área protegida, la competencia es del Incoder. Si está dentro de Sanquianga, Gorgona, Malpelo, Utría o Bahía Málaga le corresponde actuar a la dirección de Parques Nacionales Naturales”, indica el funcionario.En el caso de los extranjeros la situación es más lenta y complicada. Cadavid manifiesta que el proceso se debe surtir a través de las cancillerías y los capturados deben quedar bajo órdenes de la Fiscalía General de la Nación, el DAS, Parques Nacionales Naturales y el Incoder.Pero para él, “el eterno problema es el de las garantías procesales, porque para ser presentar al capturado ante la justicia hay un tiempo de 36 horas. Y ese tiempo, generalmente, dura el traslado del buque desde un puerto (Buenaventura, Málaga, Tumaco) hasta la zona donde fue detectado el infractor”.Operativos2010: Guardacostas del Pacífico incautó cuatro embarcaciones, todas extranjeras. 28 ecuatorianos iban abordo con 10.450 kilos de pesca.2011: Cinco embarcaciones fueron detenidas: 3 ecuatorianas, 1 costarricense y 1 colombiana.2012: 14 embarcaciones, 13 de ellas extranjeras, fueron sorprendidas en los primeros tres meses del año en aguas del Pacífico Colombiano. 48 personas la tripulaban y llevaban consigo más de doce toneladas de pesca.Desde el 2008 a la fecha, 14 lanchas han sido sorprendidas en el Santuario de Malpelo.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS