La furia del río Cauca se sintió en seis municipios del Valle del Cauca

Diciembre 16, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País Cali, Cartago y Buenaventura

Inundaciones se presentaron en Jamundí, Cali, Candelaria, Obando, Yumbo, Roldanillo. Alerta.

Los estragos provocados por el río Cauca en diferentes municipios del Valle son el efecto de una ola invernal mucho más crítica que la vivida el pasado mes de abril en el departamento. Según las autoridades ambientales de la región, el aumento en el volumen de las lluvias y el caudal de algunos ríos tributarios en el departamento del Cauca provocó ayer la creciente del río Cauca, ocasionando inundaciones de grandes proporciones en por lo menos seis municipios del Valle.Según la Red de Hidroclimatología de la CVC, el Cauca llegó a niveles históricos. A su paso por Juanchito el río marcó ocho metros en su nivel, una cifra que no se registraba desde hace 65 años en este sector (1.946). Este jueves fueron 1.138 metros cúbicos por segundo los que recorrieron en afluente, ocasionando su desbordamiento.Nuevamente la emergencia se concentró en Candelaria. La vía que conecta a Cali con este municipio quedó bajo el agua, por lo que las autoridades de tránsito decidieron cerrar el paso vehicular por tiempo indefinido. De acuerdo con David Useche, director del Clopad de Candelaria, el río Cauca tiene inundado el 40% de Juanchito. Los damnificados, pasaron ayer de 120 a 200, luego de que las aguas anegaran sectores como Sierra Gómez y Ciudad del Campo. “Desde el miércoles por la noche comenzó a meterse el agua a las casas. Tuvimos que salir corriendo. Nunca habíamos visto una inundación tan fuerte”, manifestó Orbendey Londoño, integrante de una de las 80 familias que ayer resultaron damnificadas.Al otro lado, en el sector de Juanchito, en Cali, el drama de las 400 familias de Pueblo Nuevo y La Playita se repitió. Esta vez las aguas del río Cauca inundaron por completo los primeros pisos de las viviendas. Nuevamente el movimiento de electrodomésticos, colchones y enseres volvió a presentarse en la zona. Danilo Lerma, habitante de Puerto Nuevo, afirmó que hace dos días el agua se demoró menos de veinte minutos en inundarlo todo. Tan sólo el domingo pasado las aguas de la inundación registrada el pasado 6 de diciembre habían bajado por completo. El barrio sólo duró seco tres días.El Cauca también hizo estragos en Yumbo. Allí, cinco barrios de la Comuna 1 del municipio resultaron inundados, al igual que el sector empresarial de Acopi. Fueron 60 personas las que perdieron gran parte de sus enseres. “No nos cabe una sola gota de lluvia más”, aseguró Jesús Copete, secretario de Gobierno de Yumbo, al calificar como crítico el duro invierno que azota la región.En Jamundí, los corregimientos de Robles, Quinamayó y Villapaz permanecen bajo el agua. De acuerdo con José Viáfara, comandante de Bomberos de Robles, son 300 familias damnificadas. “Muchas de ellas se encuentran atrapadas en los techos o islotes porque no tenemos gasolina para las lanchas que permitan ir al rescate”, explicó. La ruptura de un dique entre los corregimientos de Molina y El Pleito fue una de las consecuencias más graves que dejó el río Cauca a su paso por Obando, en el norte del Valle. Más de dos mil hectáreas de cultivos se perdieron por el desbordamiento de sus aguas. En La Victoria, parte del casco urbano se inundó en la tarde de ayer. Hay 330 damnificados.“En esta zona hay alerta roja y ya se ordenó evacuar preventivamente a la población, al igual que en otros sectores de Bolívar, La Unión y Toro”, dijo Floresmiro Soto, Sargento Mayor de la Defensa Civil en el norte del Valle. De acuerdo con los pronósticos, este es el inicio de las inundaciones que se prolongarán hasta la otra semana.Embalse de Salvajina, en alerta máximaEn alerta máxima se encuentra el embalse de Salvajina debido a que su nivel de almacenamiento supera el 87%. Esto a raíz del incremento en el volumen de las precipitaciones registradas durante los primeros quince días del mes de diciembre.Según Harold González, coordinador de la Red de Hidroclimatología de la CVC, en este momento el embalse trabaja en su máxima capacidad, manteniendo activadas las tres turbinas que lo componen, realizando descargas controladas al río Cauca.De los 886 millones de metros cúbicos de la capacidad total de almacenamiento que tiene Salvajina, hoy la ocupación del embalse es de 766 millones de metros cúbicos.“Aunque nos resta un 13% de capacidad para alcanzar el tope máximo no es necesario abrir las compuertas de fondo. Sólo con las descargas de las tres turbinas lograremos mantener controlado el embalse”, explicó González.Actualmente se están descargando al río un promedio de 258 metros cúbicos de agua por segundo. Explicó el coordinador de la Red de Hidroclimatología de la CVC que los altos niveles del río Cauca, que ayer provocaron inundaciones en seis municipios del Valle, se debe al aumento de las lluvias en el norte del Cauca y Sur del Valle, que incrementan los niveles de los ríos tributarios que alimentan al Cauca. Ellos son los ríos Palo, Timba, Ovejas, Jamundí, Pance y Cañaveralejo.Tanto la CVC como Epsa están haciendo monitoreo cada seis horas en Salvajina, con el ánimo de supervisar los niveles de crecimiento del embalse.“Estamos tomando todas las medidas del caso para que el embalse funcione correctamente. Esperamos que en los próximos días el nivel de las lluvias se minimice y logremos superar el nivel regular de Salvajina”, manifestó María Jazmín Osorio, directora de la CVC.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad