"La deserción escolar en el departamento es dramática”: Secretaria de Educación del Valle

"La deserción escolar en el departamento es dramática”: Secretaria de Educación del Valle

Febrero 21, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

La secretaria de Educación del Valle, Ana Milena Ortiz, aseguró que los órganos de control deben investigar la situación y hallar responsables. Sin embargo, para la funcionaria el problema de la región es la alta deserción, especialmente en adolescentes.

Secretaria de Educación seccional, Ana Milena Ortiz, dijo que es gravísima la denuncia de la supuesta existencia de ‘estudiantes fantasmas’ en la región.

La reciente denuncia del Gobierno Nacional sobre la existencia de niños ‘fantasmas’ matriculados en Jamundí y Buenaventura puso en el ojo del huracán a la educación pública de la región. La secretaria de Educación del Valle, Ana Milena Ortiz, aseguró que los órganos de control deben investigar la situación y hallar responsables. Sin embargo, para la funcionaria el problema de la región es la alta deserción, especialmente en adolescentes.¿Qué pasa en Jamundí y Buenaventura, donde según el Gobierno Nacional aparecieron ‘estudiantes fantasmas’?Buenaventura y Jamundí son municipios certificados que tienen autonomía en el manejo de sus recursos y en la administración de su personal docente y administrativo. Es deber de los órganos de control investigar la situación. Lo que yo leí en el informe es que Buenaventura tendría el 36% de las matrículas con población inexistente. El caso de Jamundí aún no está claro. En caso de que sí se esté presentando esta situación, ¿el manejo de la educación de estos municipios sería entregado al Departamento?Lo que yo entiendo es que Buenaventura tiene que presentar un plan de desempeño. Es una de las 25 secretarías de municipios descentralizados que están en esa situación. Yo diría que esa es una de las metas que se le suman a ese plan y que tendrá que cumplir.¿Qué tan grave es tener ‘estudiantes fantasmas’ en el registro de matrículas de esos municipios?Si eso así, es una situación muy grave porque se estarían destinando recursos de la educación a una población inexistente. Los recursos que se giran para la educación son del Sistema General de Participaciones, que tienen una destinación específica y responden a una canasta educativa y al pago de una planta de profesores que no tendrían niños para atender.¿Cómo estuvo el comportamiento en las matrículas de los 36 municipios que administra el Departamento?Tenemos un nivel de deserción en el departamento que es dramático. La matrículas que tenemos reportadas en el Simat (Sistema de Matrículas) es de 180.000 niños. Eso significa que tenemos 5.000 niños menos frente al reporte del año anterior.¿O sea que la gratuidad no ayudó a mejorar la cobertura en el Valle?En el caso del departamento lo que se ve es que la cobertura ha disminuido, especialmente en la atención de estudiantes de los grados séptimo al once. De aproximadamente 15.600 jóvenes que tenemos que atender en los grados once, estamos con un promedio de 9.000. Y de 17.000 jóvenes a los que deberíamos llegar en el grado décimo, este año se van a atender 11.000.¿Para dónde se van esos niños?Eso también me lo pregunto yo. ¿Será que para el conflicto armado? ¿Será que están trabajando? Esa es una responsabilidad que no es única del Gobierno departamental sino de la sociedad en general e invito a los empresarios a participar reduciendo este problema.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad