La defensora de los barrios de la Villa de Robledo

Agosto 18, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Redacción Cartago Hoy
La defensora de los  barrios de la Villa de Robledo

En las noches, Magnolia participa de talleres sobre prevención de desastres.

En la última década la acción comunal de Cartago ha contado con el liderazgo de Magnolia Colonia, quien ahora preside Asocomunal y acaba de ser condecorada por su labor en pro de las comunidades locales.

Como un trabajo de 24 horas los siete días a la semana califica Magnolia Colonia García la labor que le mereció ser reconocida como la líder destacada del Valle del Cauca por la Federación de Juntas de Acción Comunal del Valle del Cauca.Y es que el liderazgo de doña Magnolia no es fortuito. Es herencia de su padre, Carlos Arturo Colonia, dirigente comunal de La Floresta, en Cartago, donde esta cartagüeña de pura sepa ha desarrollado la mayor parte de su labor social.Ella podría calificarse como una mujer ejemplo de la belleza, la pujanza y la elegancia de las vallecaucanas. Diez de sus 48 años han estado dedicados a la acción comunal. “Es muy gratificante ver que las personas pueden lograr cosas muy buenas para sus comunidades”, dice sin temor a equivocarse. Muchos logros Desde el 2008, Magnolia preside la Asociación de Juntas de Acción Comunal de Cartago, Asocomunal, y aunque su labor ha sido resaltada por sus compañeros, asegura que no ha pensado entrar en la moda de la reelección. Miriam Astrid Castro, líder comunal de La Castellana y amiga de Magnolia, la califica como una líder muy comprometida, no sólo con su barrio, sino con las juntas de las siete comunas y la zona rural del municipio.“Es mucho lo que hay que resaltar, porque en los momentos de crisis es cuando se conocen realmente los líderes”, asegura.Magnolia, quien fuera empleada de un almacén durante muchos años, llegó a la acción comunal en defensa de su barrio y sus alrededores frente al proyecto de la Avenida del Café y hoy trabaja arduamente en la recuperación del parque de la Floresta.“Allí iniciamos en firme y sacamos adelante esa gran problemática que se vivía en esa época”, recuerda.Desde ese momento vio la importancia de estar organizados con una junta de acción comunal vigente, la misma que hoy le significa el cariño de los habitantes de su barrio.“Ha sido muy satisfactorio porque he encontrado personas que me orientaron, que me llevaron de la mano para conocer más de la acción comunal”, afirma.Pero no sólo las personas que se ha encontrado en el camino la han apoyado en esta labor, sus padres, hermanos y sobrinos también la han acompañado en grandes logros como la organización de la acción comunal en la Villa, “dejando de lado los intereses personales que habían y logrando un trabajo con respeto y cordialidad entre todos”.Y aunque destaca que aún son muchos los proyectos, también recuerda con gran orgullo el congreso departamental de mujeres comunales que lograron realizar en el 2007: “Se hizo con mucho esfuerzo, fue un logro muy grande para la acción comunal”.De su vida personal poco habla. Sin embargo, reveló que es soltera y que sus escasos ratos libres los dedica a la lectura, pues su trabajo comunitario lo continúa en la junta de vivienda El Trebol, donde labora desde hace algún tiempo. Eso, sin contar con las noches que dedica a las comunidades en talleres, como el que se dicta actualmente sobre prevención de desastres. En materia de seguridad, esta líder consagrada dice no haberse sentido atacada, pero sí recuerda una vez que su nombre salió en un pasquín. “La tranquilidad es que, a conciencia, uno hace las cosas bien. Está trabajando de la mano con los compañeros y la comunidad y entonces, pienso, no hay temor alguno por esos comentarios”, afirma.A diferencia de la acción comunal de años atrás, Magnolia cree que hoy en día se ha entendido que no hay que matricularse con un político en particular, aunque destaca que si es alguien que demuestra compromiso no ve problema en apoyarlo.En esta ruta en materia de liderazgo comunal, Magnolia ha entendido que si bien hay comunales comprometidos para rato, debe darse un relevo generacional en esa labor. Por eso, día a día, trabaja para forjar nuevos liderazgos en cada barrio de la Villa de Robledo.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad