Joven adopatada por franceses hace 30 años busca sus raíces en Tuluá

Abril 19, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País Tuluá

Se trata de Florence Billet, quien desde hace tres meses está en Colombia buscando sus orígenes. Esta es su historia.

Con la ilusión de encontrar a su familia biológica, Florence Billet, una colombiana que fue adoptada hace 30 años por una familia francesa regresó al país hace tres meses.

La búsqueda de la mujer, que reside en Montpellier, la trajo hasta Tuluá, lugar donde según los archivos del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, Icbf, podría residir su madre biológica.

La señora, dice, se llama Nora o Nancy Granados López y según lo que ha podido conocer 'Flo', como la llaman sus amigos, la entregó en adopción al Icbf en diciembre de 1984, cuando ella tenía 15 días de nacida. 

De acuerdo con los registros que tiene el Icbf en Bogotá, Florence nació en San José del Guaviare pero su madre biológica, que por entonces tenía su familia en Tuluá, se la entregó a esa Institución ante la imposibilidad de sostener a la pequeña económicamente.

Fue así como esta mujer de 31 años, quien se dedica al dibujo, al diseño gráfico y a la docencia con niños de primaria, está recorriendo todo el país tratando de encontrar sus raíces.

La mujer no se da por vencida a pesar de que ha ido a la Registraduría, ha visitado emisoras y canales locales de televisión y ha buscado en las bases de datos del Sisbén, con resultados infructuosos.

Esta es la segunda vez que Florence viene a Colombia y además de la búsqueda incesante de sus raíces, Florence va a escribir un libro, que ha denominado La Gran Colombia, no por lo que significa ese nombre para la historia, sino por lo extenso del territorio y la majestuosidad de sus paisajes que la tienen encantada.

En ese libro, que será ilustrado con sus dibujos de los paisajes y las comunidades indígenas que ha visitado, como los Koguis en la Sierra Nevada de Santa Marta, Florence contará sus experiencia y aspira que cuando encuentre a sus padres biológicos sea el último capítulo de esa obra.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad