Internos en Cárcel de Jamundí denuncian problemas de salud por falta de agua potable

Abril 24, 2014 - 12:00 a.m. Por:
ElPaís.com.co
Internos en Cárcel de Jamundí denuncian problemas de salud por falta de agua potable

Instalaciones de la Cárcel de Jamundí, Valle.

Los internos dicen que hace 20 días hay una epidemia de diarrea y vómito que no ha sido atendida oportunamente. El Director de la cárcel asegura que los presos ya fueron atendidos.

En una denuncia que conoció El País, los internos de la Cárcel de Jamundí presentaron una queja por la falta del servicio de agua que, aseguran, les ha causado enfermedades virales.Así lo indicó el interno Saúl Rogelio Jurado, representante de los cerca de 5 mil reclusos de la cárcel, quien dijo que desde hace 20 días hay una epidemia de diarrea y vómito que no ha sido atendida ni por Caprecom, entidad que presta el servicio médico, ni de los directivos del centro penitenciario.Esta epidemia como lo llama el representante de los internos, se debe a la falta de agua que llega dos veces al día y solo por hora y media; una vez en la mañana y otra en la noche. "Los internos no tienen donde hacer sus necesidades fisiológicas, no hay como descargar los baños, por donde se pase hay un reguero de heces fecales. No hay como darles una pasta o como prepararles un suero porque no hay como, me ha tocado rogar por una olla con agua, sal y azúcar para mis compañeros del patio porque no somos atendidos", dijo Jurado.Tan grave es la situación que los presos hacen sus necesidades en bolsas plásticas y las arrojan a los patios o a los senderos que rodean la cárcel porque no hay como botarla, lo que produce malos olores cuando calienta el sol."La dirección hizo presencia y se comprometieron hace 15 días con ayudas, pero no ha pasado nada. Desde hace unos días un grupo de reclusos empezó una huelga de hambre por la falta de asistencia médica y agua", agregó Saúl Rogelio.Según el representante, hay cerca de 80 ó 90 internos de los patios 2a, 2b, y 3a que presentan diarrea, vómito y fiebre por la falta de agua. Por tal motivo decidieron iniciar desde la semana pasada una huelga de hambre y algunos hasta se cocieron la boca. Además, dijo que cada vez que van a consulta les dicen que no los atienden porque a los médicos no les han pagado. "Me ha tocado ver morir amigos que no alcanzaron a ser atendidos por falta de médicos", dijo Saúl. Y agregó: "Independiente del delito que hayamos cometido le hago el llamado al Estado y a la sociedad, para que nos ayuden. Somos seres humanos".Luego de conocer la denuncia, ElPais.com.co se comunicó con el director de la Cárcel de Jamundí, Francisco Ordóñez, y aunque dijo que no son tantos los internos enfermos sí existen problemas con el servicio de agua.Según el director del centro penitenciario, son 32 internos enfermos regados en los diez patios del bloque tres y fueron atendidos el martes pasado por el médico de Caprecom."El parte entregado por el médico indicó que los internos presentaban problemas de gastroenteritis, no corresponde a una infección bacteriana, sino viral, nada que tenga que ver con la manipulación de alimentos. Los enfermos se están tratando con medicamentos y líquidos y están en mejoría", dijo Ordéñez. También explicó que el problema de Caprecom viene desde hace mucho tiempo. "No es un servicio óptimo, ni constante, empezando por el hecho de que no hay suficientes médicos para tantos internos. La atención es todos los días de la semana y normalmente son uno en la mañana y otro en la noche, pero a veces no van a la cárcel", dijo el director.Incluso Ordóñez dijo que ante la no asistencia de los médicos a la cárcel, se sospecha que hay atrasos en los pagos."Lo que pasa es que eso depende directamente de la Dirección Nacional del Inpec en Bogotá, le mentiría si le digo cuanto les deben, pero hemos escuchado que se les adeuda dos o tres meses de salario", agregó.En cuanto el servicio del agua explicó que la Unidad de Servicios Penitenciarios y carcelarios, SPC, está manejando el tema ejecutando un contrato de $1600 millones para intervenir en la planta de tratamiento de agua potable y la planta de tratamiento de aguas residuales."En los próximos días entraría a funcionar la planta de agua potable para mejorar el suministro especialmente en el bloque uno, un edificio de nueve pisos que es el que más ha tenido problemas con el servicio por la altura", dijo el Director de la Cárcel de Jamundí. Por su parte, Juan Carlos Echeverry, personero del Municipio, dijo que el problema del agua surgió cuando aumentó la población carcelaria y pasó de ser de 2500 internos a 4000."Gracias a dos tutelas se determinó que el Inpec va a colocar una planta de procesamiento de agua potable de Acuavalle y con eso se mejoraría, pero consideramos que el agua debe ser permanente para los internos y no por horas", dijo el Personero.Al referirse al tema de la huelga de hambre, el funcionario lo desmintió y dijo que era una medida de presión por parte de los internos para que les brindara el servicio de agua y para que se les conceda el permiso de las 72 horas de salida que les otorga la ley 65 de 1993 cuando han cumplido la tercera parte de pena y han trabajado o estudiado."47 internos amenazaron con cocerse la boca, pero esa huelga no pasó, es solo una medida de presión, ellos dicen que no están comiendo, pero tenemos los registros de que sí lo hacen", dijo el funcionario.El Personero, además agregó que este miércoles se reunió con el Director del Penal, la Defensoría del Pueblo y un grupo de internos para concretar esos permisos de salida de los internos.Finalmente, María Alexandra García, directora regional del Inpec Occidente, dijo que se están haciendo las adecuaciones necesarias por parte de la Unidad de Servicios Penitenciarios de Bogotá para asegurar permanencia del servicio de agua en el penal."Posiblemente en 20 días o un mes ya estaría en funcionamiento para poder abastecer a todos los pabellones de agua", dijo la Directora regional del Inpec Occidente.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad