Internos de la Penitenciaria de Palmira se unieron a la celebración del Papa Francisco

Internos de la Penitenciaria de Palmira se unieron para celebrar visita del Papa

Septiembre 08, 2017 - 07:19 p.m. Por:
Redacción de El País Palmira
Penitenciaria de Palmira.

Penitenciaria de Palmira.

Cortesía para El País

Con una jornada de oración y reflexión y el lanzamiento al aire de 3000 globos blancos con mensajes de perdón y misericordia, los internos de la Penitenciaria Nacional de Palmira también se unieron a la celebración que vive todo el país con ocasión de la visita del papa Francisco.

La celebración se inició hacia el mediodía de este viernes, con una sentida eucaristía presidida por el presbítero, Dimas Orozco, quien planteó el interés del Sumo Pontífice de interceder por la población carcelaria, pero advirtió que se requiere un verdadero cambio en el corazón de los reclusos para que la sociedad colombiana adhiera esta iniciativa.

Claudia Liliana Duarte, directora del Centro Carcelario, uno de los más grandes del país, que cuenta con ocho pabellones, entre ellos uno de máxima seguridad y otro de justicia y paz, resaltó el gesto de los internos al señalar que fueron ellos mismos quienes propusieron adelantar esta jornada.

"La Penitenciaria de Palmira junto con todo el equipo de trabajo, no quisieron ser indiferentes a esta gran fiesta que vive toda Colombia con la visita del Santo Padre. Los internos quisieron hacerse presentes pese a estar privados de la libertad, pues su propósito es decirle al mundo que ellos son seres humanos y que se arrepienten de las fallas que de pronto hayan cometido", expresó la funcionaria.

Anotó que en los ocho pabellones del Centro Penitenciario se adelantaron igual número de eucaristías de manera simultánea para celebrar un acontecimiento tan importante.

La Directora reconoció que uno de los mayores problemas que vive la cárcel es el hacinamiento, pues aunque tiene una capacidad para 1250 internos, en la actualidad hay 2450.

Precisó, igualmente, que actualmente hay unos 800 reclusos que están como indiciados.

Asimismo, dijo desconocer en qué va el tema sobre la Ley de Jubileo para la población carcelaria de todo el país por la visita del Papa.

De otro lado, el interno Jesús Antonio Londoño, quien curiosamente fue seminarista durante cinco años y que por esas cosas del destino ahora está en la cárcel, sostuvo que el estar encerrados dentro de cuatro paredes no los puede privar de vivir la alegría y el júbilo por la presencia del Santo Padre.

"Si tuviera la oportunidad de hablarle le pediría la bendición para mí, mi familia y todos los privados de libertad; que tenga un gesto de misericordia como le dijo al presidente Santos cuando lo instó a mirar al pobre y al que sufre a los ojos. Los internos de Colombia también sufrimos y necesitamos de su intervención para que el Estado colombiano se apersone de la problemática penitenciaría del país", manifestó.

Dijo también que en Colombia más que construir nuevos centros penitenciarios, lo que se requiere es una política criminal integral, más plazas para jueces de ejecución de penas, reducción de penas y menos trabas para acceder a la libertad condicional y la detención domiciliaria.

Los globos blancos fueron elevados y cada uno de ellos llevaba un mensaje silencioso con los sueños y esperanzas de cada uno de los 2450 internos de la Penitenciaria de Palmira, que esperan que el papa Francisco les haga el milagro de una nueva oportunidad.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad