Instantes en que embarcaciones costarricenses pescan en aguas colombianas

Enero 20, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Agencia EFE y Colprensa

La Fuerza Naval del Pacífico ha retenido cuatro embarcaciones costarricenses en aguas colombianas, por ello Costa Rica y Colombia se unen para combatir la pesca ilegal en la región. Conozca en qué consiste el aleteo de los tiburones.

Costa Rica y Colombia acordaron crear una comisión de trabajo conjunto con el fin de combatir la pesca ilegal y el aleteo de los tiburones en el Pacífico colombiano , informó este viernes la Cancillería del país centroamericano.Funcionarios colombianos visitaron este jueves San José para reunirse con autoridades locales y trazar líneas de trabajo conjunto que permitan la protección de los recursos marinos en el Pacífico.El vicecanciller costarricense, Carlos Roverssi, indicó en un comunicado que ambos países ratificaron "su radical posición de luchar contra el desaleteo del tiburón, así como la disposición de aplicar todas las medidas administrativas, judiciales sancionatorias" para castigar ese delito.La comisión binacional elaborará un plan de acción para la vigilancia y control de las zonas marítimas jurisdiccionales de los dos países.El embajador de Colombia en San José, Hernando Herrera, señaló que a partir de ahora se trabajará de forma coordinada para "fortalecer unos mecanismos drásticos, aún más de los que existen, para perseguir a aquellas personas que se dediquen a hechos ilícitos".En los últimos tres días, la Fuerza Naval del Pacífico ha retenido cuatro embarcaciones costarricenses que desarrollaban pesca ilegal en el Pacífico colombiano. La caza ilegal de tiburonesQuizás un chino de Shenzhen o Beijing que decida comer hoy al medio día un plato de sopa Yuchi, hecha con aleta de tiburón, no sepa el daño ambiental que se produce al otro lado del planeta para que él disfrute de esta comida, considerada en otros tiempos manjar exclusivo de emperadores.Pero en Colombia sí sabemos lo que significa ese crimen contra la fauna marina, en especial en días recientes por las denuncias de caza de tiburones en Malpelo.El jueves, en aguas del Pacífico, una embarcación -la cuarta en dos días- fue descubierta mientras pescaba de manera ilegal.Esta vez fue una embarcación artesanal de bandera ecuatoriana, la que fue interceptada a unas 72 millas náuticas al oeste de Charambira, en Chocó.La embarcación fue retenida por la aparente violación de fronteras para la explotación o aprovechamiento de recursos naturales y por ilícita actividad de pesca, según la legislación colombiana, informó la Armada Nacional.El miércoles fueron detenidas tres naves de bandera costarricense con 13 personas en su interior, que el jueves fueron puestos a disposición de un fiscal de Buenaventura, quien determinará si serán procesados en el país o deportados.El pesquero, al igual que las otras tres embarcaciones retenidas, se pondrá a disposición de la Capitanía de Puerto. El material decomisado, después de su respectivo pesaje, será entregado al Instituto Colombiano para el Desarrollo Rural (Incoder), mientras la tripulación a la autoridad migratoria.Una práctica sangrientaAtrapar a los tiburones y cortarles sus aletas para tirarlos de nuevo al mar, es la manera como estos pescadores ilegales atentan contra la fauna marina colombiana, y ocasionan un daño ambiental grave, todo, con el fin de satisfacer el insaciable apetito de países como Japón, Singapur, Corea del Sur y China, donde la sopa Yuchi es una exquisitez.Organizaciones ambientalistas del mundo, calculan que unos 79 millones de tiburones son sacrificados al año para abastecer este voraz mercado.El contralmirante Rodolfo Amaya, comandante de la Fuerza Naval del Pacífico, entregó un balance satisfactorio al dar captura y entregar a las autoridades competentes los tripulantes de estas cuatro embarcaciones. "Nosotros estamos haciendo control del tráfico marítimo de las aguas colombianas, con presencia periódica en 339 mil kilómetros cuadrados de aguas del país", dijo.Según Amaya, cerca de una tonelada por embarcación -entre atún, dorado y unos 35 tiburones-, fue hallada en estas naves.Los hallazgos de la Armada ocurrieron luego de la denuncia que hizo la alta consejera para la Biodiversidad de Colombia, Sandra Bessudo, quien indicó que recientemente cerca de 2.000 tiburones habrían sido sacrificados en barcos extranjeros cerca a Malpelo."Teniendo en cuenta las maniobras y métodos de pesca que utilizan, en cada faena habrían matado unos 200 tiburones, y si eran unos diez barcos, el cálculo podría ser de unos 2.000 tiburones muertos, muchos de ellos encontrados en el fondo del mar sin sus aletas", dijo el contraalmirante Amaya.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad