Instalan comedores comunitarios para perros callejeros en Buga

Instalan comedores comunitarios para perros callejeros en Buga

Abril 20, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País Buga
Instalan comedores comunitarios para perros callejeros en Buga

Se trata de la instalación de varios dispensadores de alimento y agua en parques y sitios públicos de este municipio. Tienen capacidad para 25 kilos de concentrado y disponen de dos vasijas para el agua.

Los perros de la calle, los que no tienen hogar y que sus amos dejaron abandonados a su suerte, ahora disponen de comedores comunitarios en donde pueden calmar el hambre y la sed.

Después de Barranquilla, en donde el programa Comedog se implementó desde hace un mes, Buga es el primer municipio en el Valle del Cauca que acoge esta iniciativa.

Se trata de la instalación de varios dispensadores en parques y sitios públicos tanto en la zona urbana como rural del municipio.

Son una especie de contenedores metálicos, que están protegidos del sol y la lluvia, con capacidad albergar 25 kilos de concentrado y disponen de dos vasijas para el agua.

Lea también: Cali tendrá albergue para animales callejeros.

El primero ya fue instalado frente a la estación de policía de la vereda La Magdalena. El lugar se eligió por la cantidad de animales en estado de abandono que se encuentran en ese sector.

Ahora, hasta ese sitio acuden todos los días los caninos en busca de alimento.

En el transcurso de esta semana se instalarán más dispensadores en la avenida del Señor de los Milagros, en el parque Fuenmayor y el parque ubicado frente al cementerio católico, en el barrio Sucre.

La idea surgió de un grupo de personas, agrupadas en la Fundación Amigo Animal, quienes desde hace seis años están trabajando en programas de protección a los animales de la calle, especialmente perros y gatos sin dueño.

"El programa es integral, porque ahora podremos censar a los perros, esterilizarlos y entregarlos en adopción”, manifestó Andrea Sanclemente Franco, presidenta de la Fundación Amigo Animal, quien dijo que para poder comprar los dispensadores se tuvo que hacer una rifa, pues el costo de cada aparato es de $ 300.000 en promedio.

"El proyecto funciona, si la comunidad se compromete en donar el concentrado y en cuidar los dispensadores”, manifestó Andrea, una socióloga que no oculta su amor por los animales.

La iniciativa ha sido muy recibida por los bugueños que califican como un gesto “humanitario” el hecho de brindarles alimento a esos seres que alguna vez en sus vidas tuvieron un hogar pero que su dueños se cansaron de ellos y prefirieron lanzarlos a la calle.

"Por acá deambula mucho animal que no tiene dueño y este dispensador es una muy buena solución”, manifestó el intendente, Édison Vanegas, comandante de la subestación de policía de La Magdalena.

En el mismo sentido se pronunció Orfilia Páez, otra habitante de La Magdalena, quien dijo que “hay mucha gente que viene de Buga y de otras partes a dejar abandonadas sus mascotas en esta vereda”.

A su turno, María Eugenia Gutiérrez, dijo que "a uno le da mucho pesar ver esos animalitos deambulando por las calles porque no tienen quién les de comer, ahora no sufrirán más por eso”.

Precisamente, los uniformados acantonados en esa vereda y algunos miembros de la comunidad, se comprometieron en cuidar el dispensador, a surtirlo de concentrado y a llenar las vasijas de agua cuando sea necesario.

De acuerdo con la Fundación Amigo Animal de Buga, eso mismo se tiene que hacer en los otros sitios para que el programa tenga continuidad y se pueda sostener.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad