Ingiriendo un plaguicida, un taxista se suicidó en Tuluá

Ingiriendo un plaguicida, un taxista se suicidó en Tuluá

Abril 09, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País Tuluá.

Este hecho se suma a dos casos de suicidio que se han registrado en este municipio del centro del Valle durante la última semana.

Un nuevo suicidio se registró en el municipio de Tuluá, durante las últimas horas.

Al parecer, por problemas sentimentales, un taxista, perteneciente a la Cooperativa Villa de Céspedes, decidió acabar con su existencia ingiriendo un plaguicida.

Este hecho se suma a dos casos de suicidio que se han registrado en este municipio del centro del Valle durante la última semana.

Esta vez, la víctima fatal, quien deja huérfanos a dos hijos, fue identificada como Javier Posada Aguilera, de 48 años, taxista de profesión.

El infortunado hecho se presentó este miércoles en el corregimiento de La Marina y según las autoridades al parecer, el hombre tomó esa decisión por un conflicto sentimental por el que estaba atravesando.

Es de recordar que el pasado lunes en la finca Villa del Carmen, ubicada en el corregimiento de La Iberia, zona montañosa de Tuluá y en las mismas circunstancias se suicidó Ómar Mahecha Sánchez, de 19 años.

Según la policía, la víctima dejó un escrito en el cual manifestaba su intención de quitarse la vida porque había sido rechazado en la Escuela de Policía Simón Bolívar en donde aspiraba hacer un curso en esa institución.

Asimismo, el pasado sábado 4 de abril en una vivienda ubicada en el barrio Nuevo Alvernia, un adolescente de 15 años se propinó un disparo en la cabeza con una pistola de su propiedad de su padre.

Al igual que los casos anteriores, el adolescente dejó una carta en donde indicaba las razones de tipo familiar que lo obligaron a tomar esa decisión.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad