Infartos y tumores están matando a los palmiranos

Infartos y tumores están matando a los palmiranos

Agosto 11, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Andrés Felipe Álvarez | Palmira Hoy

Expertos aseguran que el incremento de dolencias cardiovasculares tienen su origen en que la Villa de las Palmas es una ciudad con altos niveles de estrés. Pero aseguran que las estadísticas se pueden revertir si sus habitantes modifican sus hábitos de vida y acuden al médico a tiempo. Los homicidios y las enfermedades respiratorias siguen en la lista. Diagnóstico.

El pasado viernes 16 de julio, y como ya era costumbre cada dos meses, Ángel María Sandoval se levantó temprano y se dirigió al centro de la ciudad para reclamar el subsidio que el Municipio le entrega a cientos de adultos mayores como él.No pasó mucho tiempo desde su llegada al punto de cobro cuando, entre empujones, gritos y una temperatura que hacía hervir las lozas, un ataque al corazón acabó con su vida.Ese día, la muerte de Sandoval pasó a engrosar la estadística de la principal causa de fallecimientos entre la población palmirana. Su diagnóstico fue infarto agudo al miocardio.Según el perfil epidemiológico de la ciudad, expedido por la Secretaría Municipal de Salud, ésta y otras enfermedades cardiovasculares cegaron la vida de 580 palmiranos en el 2009, siendo el factor de decesos más influyente entre la comunidad, seguido por los tumores malignos, los homicidios, las enfermedades respiratorias y las infecciones parasitarias.Luciano Rueda, subsecretario de Salud Municipal, aseguró que el informe revela un gran componente de dolencias crónicas que, en la mayoría de los casos, podrían ser evitadas.Uno de los ejemplos que destaca es el cáncer de próstata, que el año pasado mató a 30 hombres por falta de control previo.“Los palmiranos no están haciendo uso de la medicina preventiva y hay que enfocar las labores de las diferentes entidades para que esta cultura cambie”, declaró el funcionario.Otro ejemplo que evidencia la falta de prevención en la población de la Villa es que, por encima del cáncer de próstata se ubica el VIH sida, que cobró la vida de 32 ciudadanos.Para Harold Rodríguez, director del Hospital San Vicente de Paúl, el hecho de que se mueran más personas por causas cardiacas en Palmira que en el resto del departamento deja suponer que ésta es una ciudad con altos niveles de estrés causados por situaciones como la violencia, el desempleo y la inseguridad.Para él, resulta alarmante la cantidad de fallecimientos registrados en personas de entre 15 y 44 años de edad. Según el perfil epidemiológico de Palmira, después de los homicidios, las principales causas de deceso en esa población son el sida y el infarto agudo al miocardio. “No es común que este tipo de personas se muera a causa de estas afecciones de forma natural. Hay que revisar situaciones como el consumo de estupefacientes como la cocaína y otras sustancias como el cigarrillo y el alcohol, además de hábitos como el sedentarismo y la malnutrición”, afirmó.En cuanto a los decesos por edades y género, se identificó que la mayor cantidad de defunciones la aportaron los hombres entre los 15 y los 44 años. “La mortalidad violenta es la más representativa en este grupo de edad. Es preocupante cómo los homicidios constituyeron el 50% de las muertes”, manifestó Carlos Duque, secretario de Salud de la localidad, quien añadió que se presentaron tres suicidios durante el año anterior.El informe revela, además, que la mortalidad en menores de un año está relacionada principalmente con situaciones del recién nacido y la gestación. Las malformaciones congénitas, las complicaciones de la madre y la dificultad respiratoria constituyeron más de la mitad de los casos que suman esa cifra.La principal conclusión que arrojan las cifras que la muerte deja a su paso por la Villa de las Palmas es que no son sólo las entidades de salud las encargadas de velar por la longevidad de los ciudadanos, sino que la salud y la enfermedad hacen parte de un equilibrio entre distintos factores biológicos, sociales y ambientales.“Tan sólo el 2% de la población palmirana no está cubierta por el sistema de salud. Hablando de factores naturales, los índices en las muertes se elevan porque los pacientes únicamente acuden al médico en situaciones extremas de sintomatología, muchas veces cuando no hay nada que hacer”, recalcó Rueda.Funcionarios de las diferentes entidades de salud coincidieron en afirmar que estas estadísticas son la carta de navegación para reforzar en la Villa de las Palmas un trabajo interdisciplinario que tienda a disminuir los índices en las defunciones que pueden ser prevenidas.Sin embargo, y pese a que el alto índice de mortalidad en la ciudad es un problema intersectorial, la Secretaría de Salud Municipal reconoce que éste puede ser pionero en estrategias que promuevan el aprovechamiento del tiempo libre entre la población, la adopción de hábitos saludables de vida y la medicina preventiva como la mejor opción.Claro está que las lamentables estadísticas de muertes tampoco disminuirán en la Villa de las Palmas si las entidades del ramo no diseñan estrategias que fomenten entre colegiales, universitarios y comunidad en general el no porte de cualquier tipo de armas y el control de las autoridades a la circulación de estos elementos que literalmente le están quitando el aliento a los palmiranos.Homicidios y accidentesMuy preocupante resultan las cifras de homicidios en la Villa de las Palmas, que ocupan el tercer lugar dentro de los factores de muerte, siendo las armas de fuego las que cobran más vidas.Según datos del perfil epidemiológico del 2009, en Palmira fueron asesinadas 201 personas, 165 de ellas a causa de las balas.Para Fabián Giraldo, secretario de Gobierno de la localidad, la cifra es alarmante y da cuenta de la pérdida de los valores en la sociedad.También asegura que gran parte de estos homicidios se debe a la proliferación de deudas a causa del microtráfico de drogas en la ciudad, herencia letal de los grandes capos del narcotráfico en la región.Otro de los aspectos a resaltar radica en que los accidentes de tránsito se ubican en el sitio número seis de las causas de fallecimiento de los palmiranos, con una cifra de 82 ciudadanos muertos durante el año anterior.Nancy Estela Delgado, secretaria de Tránsito y Movilidad del Municipio, manifestó que este problema se debe a diversas circunstancias, entre las que sobresalen la falta de cultura ciudadana, el poco respeto por las señales de tránsito y el consumo de bebidas embriagantes al momento de maniobrar vehículos.“Además, el aumento del número de motos es desmedido y cualquiera ya compra una sin saber manejarla”, añadió.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad