Indignación por libertad de persona que inyectó biopolímeros a mujer que murió en Jamundí

Marzo 18, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

El fiscal anunció que no imputaría cargos ni solicitaría medida de aseguramiento en contra el estilista conocido como 'Sombra', pues no se tenían los elementos suficientes con motivos fundados para establecer el dolo eventual.

[[nid:404163;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2015/03/angela-velasco-jamundi.jpg;full;{Ángela María Velasco falleció luego de un tratamiento estético en Jamundí. Foto: Elpais.com.co | Archivo}]]

Indignación causó entre los familiares de Ángela María Velasco, quien falleció luego de un tratamiento estético,  la liberación de la persona que presuntamente le aplicó  los biopolímeros. Lea también: Investigan muerte de mujer que se inyectó silicona en Jamundí

 Esta persona, un transexual, empleado de la peluquería, había sido detenida en  su sitio de trabajo en Jamundí por miembros de la Sijín de la Policía, en cumplimiento de una orden de captura expedida por un Juez de Control de Garantías, por el delito de homicidio con dolo eventual.

Según la investigación de la Sijín, en enero del año pasado, la joven, oriunda de Villarrica, había acudido a Jamundí a contactar a un estilista conocido como ‘Sombra’ para aplicarse biopolímeros en los glúteos y las  piernas.  La intervención fue realizada en la vivienda de la joven. Sin embargo, Ángela María sufrió complicaciones y fue trasladada   al  Hospital Universitario del Valle, donde murió.

De acuerdo con fuentes de la Sijín, en la investigación se reunieron los informes de Medicina Legal y del hospital, también entrevistas de personas que contaban cómo la mujer había contactado a ‘Sombra’, a quien le pagó $800.000 por la intervención.

 En uno de los dictámenes se indicó que la sustancia aplicada le llegó al torrente sanguíneo y de allí a los pulmones, por lo que la joven broncoaspiró.

En esa ocasión, el médico del HUV Darío Salazar explicó que la muerte de la mujer fue producto de una obstrucción de las vías respiratorias causada por la sustancia inyectada.

Ángela María, de  30 años, tenía una hija de 11 años, y  trabajaba en un estanco que tenía al frente del parque de Villa Rica.

Las autoridades también revelaron que en el 2012 otro paciente, al parecer, a quien el peluquero le aplicó biopolímeros falleció. “Se encuentra siendo investigado por otro hecho similar de marzo del 2012. Se trata de Jhonny Fernando Mosquera, quien perdió la vida luego de  un procedimiento estético. En este caso tenemos hasta el  recibo de consignación a nombre de ‘Sombra’ por $600.000”, explicó el investigador de la Sijín.

Con estos elementos, una fiscal de Jamundí solicitó la captura el 23 de febrero pasado y esta se hizo efectiva el 27 de ese mes. Sin embargo, la funcionaria fue traslada a Cali y su reemplazo acudió a las audiencias preliminares.

En la audiencia, el juez legalizó la captura. Luego, el fiscal  anunció que no imputaría cargos ni solicitaría medida de aseguramiento, pues  no se tenían los elementos suficientes con motivos fundados para establecer el dolo eventual.

Por esa razón, ‘Sombra’ quedó en libertad al finalizar la audiencia.

Frente a esa decisión, el exfiscal y abogado Élmer Montaña, reflexionó sobre los peligros de las llamadas clínicas de garaje.  “En los casos de las personas que asumen el riesgo de manera voluntaria de aplicarle a otras sustancias en su organismo, a sabiendas de las consecuencias que se pueden derivar en contra de la salud o la vida de la persona, y sin tener los conocimientos médicos, dejando todo al azar, estarían incurriendo en un dolo eventual. A mi manera de ver,  el fiscal tenía los elementos suficientes para haberle imputado el homicidio con dolo eventual”.

 “Esa laxitud de la Fiscalía frente a estas personas que lesionan o matan a otras aplicándoles sustancias en el organismo es lo que ha permitido la proliferación de este tipo de actividades estéticas sin control y con un grave peligro para la comunidad”, agregó.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad