Indignación en Tuluá por destrucción del busto de Álvarez Gardeazabal

Noviembre 02, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co
Indignación en Tuluá por destrucción del busto de Álvarez Gardeazabal

Así quedó el busto de fibra de vidrio que la comunidad del barrio Santa Isabel erigió en su parque como homenaje al célebre escritor tulueño.

El busto, erigido como homenaje al escritor tulueño, duró sólo once días en el parque del barrio Santa Isabel.

Sólo once días duró el busto que la comunidad del barrio Santa Isabel le hizo al escritor, político y periodista Gustavo Álvarez Gardeazabal en el parque del vecindario.Así lo denunciaron líderes del sector, quienes se mostraron indignados por la acción que denominaron como "de vándalos".El hecho, que se presentó en la madrugada del pasado martes, causó malestar entre la comunidad que con mucho esfuerzo habían conseguido los recursos para hacer el pedestal en donde reposaba el busto que simulaba una figura hecha en bronce.“Los golpes que le dieron le destruyeron la cara y la mano izquierda que sostenía el mentón en señal de pensativo”, dijo Gloria Patricia Díaz, una vecina del sector quien no entiende por qué razón se cometió ese atentado.Por su parte, la vicepresidenta de la Junta de Acción Comunal del barrio, Ruby Díaz, dijo que el busto, hecho por el artista Édison Orozco en fibra de vidrio, "era un homenaje a él (Gustavo Álvarez Gardeazabal) como hay que hacerlos, en vida",.Por el momento, no se sabe sí la destrucción del busto de Álvarez Gardeazábal hacía parte de los desmanes que un grupo de desadaptados protagonizó en la Halloween en diferentes sectores de la ciudad o era algo planeado en contra del monumento del ex dirigente valluno.Gustavo Álvarez Gardeazabal fue alcalde de Tuluá en los periodos de 1988-1990 y 1992-1996, además es bien conocido a nivel nacional por su participación en la franja radial 'La Luciérnaga' y haber escrito libros como 'Cóndores no entierran todos los días' y 'El último gamonal', entre otros.Ocho días antes de las elecciones, el pasado 22 de octubre, los vecinos del sector le hicieron un sentido homenaje a Gustavo Álvarez Gardeazábal e inauguraron el busto con la presencia del escritor tulueño.Ese día, Gardeazábal agradeció el gesto y dijo que “todo el país me reconoce por eso, por tulueño y por escribir sobre Tuluá”.Asimismo, en su lenguaje característico indicó que “ahí queda el busto para que no se olvide mi nombre ni el de mi novela, 'Cóndores no entierran todos los días', pero a los bustos y a las estatuas siempre los cagan las palomas”.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad