Indigentes construyen 'palacio' de basura junto al río Tuluá

Indigentes construyen 'palacio' de basura junto al río Tuluá

Noviembre 03, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País | Tuluá
Indigentes construyen 'palacio' de basura junto al río Tuluá

Una mujer de avanzada edad se niega a abandonar su residencia debajo del puente de Las Chapetas, en Tuluá.

En medio de la más absoluta pobreza y con el acompañamiento de tan sólo dos gatos, una mujer de avanzada edad pasa sus días sentada en un sillón contemplando un futuro incierto.

Desde hace varios meses una pareja de indigentes estableció su residencia debajo del puente de Las Chapetas. Ante el recrudecimiento de la ola invernal existe el riesgo de que estas personas puedan ser arrastradas por las aguas del río Tuluá. En medio de la más absoluta pobreza y con el acompañamiento de tan sólo dos gatos, una mujer de avanzada edad pasa sus días sentada en un sillón contemplando un futuro incierto.La mujer, quien al parecer sufre trastornos mentales, decidió armar un cambuche debajo de este puente desafiando los riesgos que representa una eventual creciente del río Tuluá.Su cambuche lo ha construido con plásticos, cartones y cuanto material le sirva para protegerse de las inclemencias del clima.Los areneros, que permanecen en el sector, dijeron que esta mujer vive con otro indigente que en las noches sólo llega con un poco de comida.“Da tristeza observar a ese par de viejitos viviendo debajo de ese puente y la Administración Municipal no hace nada por solucionar ese problema”, dijo Leonel Suelto, habitante del sector.La “vivienda” fue construida con toda clase de desechos ante la mirada complaciente de las autoridades que al parecer no se han percatado de esta situación.Además, los vecinos del puente de Las Chapetas dijeron que las personas que viven en este cambuche cocinan sus alimentos en este sitio lo que se constituye en un riesgo para ellos mismos.Lo extraño es que las autoridades no se hayan dado cuenta de la existencia de este asentamiento subnormal pues al parecer hace varios meses que lo construyeron.“Esa pobre señora permanece todo el día sentada en ese sillón, viviendo en condiciones infrahumanas”, indicó William Sarmiento, quien extrae arena del río Tuluá.Por su parte, la secretaria de Gobierno del Municipio, Yorladi Victoria Escobar, manifestó que esta pareja en varias ocasiones ha sido desalojada de ese sitio y trasladada al albergue El Buen Samaritano del padre Palacio, “pero a los dos o tres días se salen de ahí porque les gusta es vivir en la calle”.La funcionaria indicó que “estas personas son bastante difíciles”, pero de todas maneras se comprometió en buscarle una solución.“Lo que debe hacer el Municipio es trasladar a estas personas a un lugar seguro y brindarles una vivienda digna, antes de que se presente una tragedia”, dijo María Elena Ossa, una habitante del barrio Salesianos de Tuluá.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad