Hoy se recaudarán fondos para ayudar a la restauración de La Catedral de Palmira

Agosto 29, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Hoy se recaudarán fondos para ayudar a la restauración de La Catedral de Palmira

La Catedral de Palmira, Nuestra Señora del Palmar.

Este sábado, a las 7:00 p. m., en el salón Tuan Garden’s, del barrio Santa Teresita, se llevará a cabo la actividad para apoyar los arreglos de esta iglesia.

¿Alguna vez se ha detenido a pensar quién restaura  las más tradicionales iglesias colombianas? ¿Y quién cubre los gastos de la restauración de los templos más emblemáticos?

Los fieles que asisten a las catedrales siempre las encuentran  relucientes, llenas de vitrales, imágenes y otros objetos de gran valor histórico. ¿Pero qué pasa cuando aparecen las grietas, la humedad y otras huellas del paso del tiempo?

Uno de los templos que necesita el aporte solidario de los feligreses  es  la Catedral de Palmira Nuestra Señora del Palmar, declarada patrimonio arquitectónico, religioso, cultural y símbolo de los palmiranos.

Construida en 1914, esta catedral ya recibió por parte del Ministerio de Cultura,  entre los años 1995 y 1998, una suma que se invirtió en su restauración integral.

Bernardo Escobar, su párroco actual,  cuenta que en esa restauración, “monseñor Mario Escobar Serna era el obispo de Palmira y con el apoyo de la Secretaría de Cultura,  Invias, la Gobernación y habitantes de la ciudad se hizo  una gran remodelación. Gracias a ello la Catedral  cuenta con una torre de 86 mt, una de las más altas que quedan en Colombia y la segunda después de Manizales”. 

Pero como explica el comunicador Jaime Acuña, del Ministerio de Cultura, según la Ley 153 del 15 de julio 1994, el Estado tiene la obligación de mantener el patrimonio de la mejor manera posible pero, a medida que se van deteriorando las edificaciones el mantenimiento  le compete al propietario.

Es el caso de la Catedral de Palmira. Ya recibió recursos en el pasado y ahora les corresponde a los párrocos y a la comunidad velar por el sostenimiento del templo.  

En la carta que le enviaron  al padre Bernardo Escobar el 1 de abril de 2014 como respuesta a la solicitud de apoyo económico  para el mantenimiento de la Catedral de Palmira, le recuerdan  que “los monumentos nacionales se agregan a una lista del patrimonio, mas no pasan a ser del Estado. Como no cambian de dueño, es el propietario el encargado de matenerlo en buen estado”.

Por eso  el párroco Escobar se ha visto obligado a hacer dos colectas, una el año pasado en el Club Campestre de Palmira, mediante un banquete  donde logró recoger más de $200 millones entre feligreses y empresas privadas de buen corazón.

Con ese dinero se culminó la primera parte, que es todo el presbiterio (que estaba pendiente), pero en estos momentos se está impermeabilizado debido a  problemas de humedad. También   se restauraron los frescos del altar de la virgen de Nuestra Señora del Rosario, el altar de San José y  la cúpula, que también tenía una fisura.

Actualmente, el párroco hace un segundo llamado. Tiene fe en los creyentes católicos y en los  buenos samaritanos que quieran contribuir con la segunda fase que  queda pendiente para terminar las obras. “Debemos impermeabilizar las naves cental y lateral de todo el templo, después de que se logre solucionar el problema de  humedad. Hay que pintar por completo el recinto, organizar todos los rosetones y los trabajos internos por hacer, para que el símbolo de la grandeza y confraternidad siga siendo orgullo de los palmiranos”, asegura el sacerdote.  

Este sábado a las 7:00 p. m., en el salón Tuan Garden’s, del barrio Santa Teresita (junto al  Liceo Benalcázar de Cali), se va llevará a cabo un evento cultural con el fin de recoger fondos para la restauración de la querida Catedral de Palmira.

En el encuentro, los asistentes podrán apreciar diversas actividades musicales y artísticas programadas  por María Eugenia Vidal, artífice de la restauración; Piedad Castro y Nancy Wilson, colaboradoras, y Marcedes Victoria, la chef de la noche. 

A los asistentes se les ofrecerá una copa de vino, podrán degustar de un plato valluno y tendrán derecho a participar en varias rifas, siempre y cuando adquieran uno de los bonos solidarios.

Estarán presentes el arzobispo de Cali, el obispo de Palmira y el párroco Bernardo Escobar, para acompañar la actividad. “Se espera que a mediados del 2016 ya estén terminadas las obras”, afirma el padre Escobar. 

 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad