Hospital San Vicente de Palmira se liquida para darle paso a uno nuevo

Abril 25, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Miguel Londoño | Redactor de PalmiraHoy.
Hospital San Vicente de Palmira se liquida para darle paso a uno nuevo

Hospital San Vicente de Paul de Palmira.

Alcalde anuncia que el Ministerio de Salud asumiría el pago de los pasivos. Plantean salidas alternas.

La liquidación del Hospital San Vicente de Paúl, Hsvp, sería el único remedio para mantener con vida los servicios de salud de segundo nivel que se le ofrecen a medio millón de usuarios de Palmira y otros cuatro municipios.Según el alcalde Ritter López Peña, “la respiración boca a boca que se le ha dado en el último año no ha sido suficiente para que aguante y tanto la Superintendencia Nacional de Salud como el Ministerio están de acuerdo en que no vale la pena seguir interviniéndolo para prolongar su agonía”. Por esa razón, “hay que dejarlo morir ya” mediante su liquidación total y darle paso al nacimiento de una nueva Empresa Social del Estado, ESE, que sea “cero kilómetros y que no le deba un solo peso a nadie”.Para el Mandatario de la Villa de las Palmas, el San Vicente es inviable financieramente, ya que arrastra pasivos superiores a los $23.000 millones, que ni el Municipio ni la administración del centro asistencial están en capacidad de asumirlos. Agregó que, tras haberse levantado la intervención de la Superintendencia de Salud que lo mantenía ‘blindado’, “está expuesto a que le caigan embargos y se vea abocado a una cesación de pagos y al incumplimiento con los empleados y a tener que cerrar servicios”.Sin embargo, para el presidente de la Alianza de Usuarios de la Salud Valle del Cauca, Raúl Ospina Giraldo, aún no se sabe de dónde saldrán los recursos para la liquidación del hospital.“No conocemos las intenciones del Alcalde porque durante la intervención del Hsvp los pasivos pasaron de $9.000 a $17.000 millones, lo que obviamente llevó a la quiebra a la institución”, añadió antes de precisar que si hace una intervención con fines de liquidación la debe hace la Supersalud. “Tienen que convocar a la Junta Directiva del hospital y conmigo, que soy miembro de ella, no lo han hecho”, advirtió. El veedor sostuvo que la intervención, que también cobijó al Raúl Orejuela Bueno, “solo sirvió para que este aumentará sus ingresos, al asumir la prestación de algunos servicios del San Vicente de Paúl”. Como se recordará, lo anterior se dio como resultado de la integración de los dos centros asistenciales de la Villa de las Palmas en busca de una fusión que finalmente no se dará.Ospina señaló que el hecho de que el Raúl Orejuela liquidara los servicios de urgencias, radiografías y laboratorio debilitó las finanzas del hsvp, que también se quedó sin la facturación de la consulta médica general.No obstante, para el Mandatario de los palmiranos la solución a la crisis parece estar lista, ya que el Ministerio de Salud, que asumiría el pago de los pasivos, “es de la concepción de liquidar el hospital y crear una nueva ESE”. Añadió que la Supersalud coincide con ese planteamiento, pero que se debe esperar a ver si oficializa la intervención para fines liquidatorios: “El Gobierno Nacional sólo permite entregar plata cuando se va a liquidar”.Entre tanto, para el presidente de la Asociación de Usuarios del Hsvp, Bernardo Salcedo, “la liquidación no es la única salida y la casa de salud debe volver a manos del Departamento”.De acuerdo con él, los diferentes estamentos sociales de la localidad están dispuestos a dar la lucha para mantener viva la institución.Para la usuaria Ana Vargas, residente en el barrio Colombia, “no es claro dónde se atenderá a la gente si se cierra el hospital público más grande de Palmira”. En este sentido, López Peña aseguró que el ente jurídico Hospital San Vicente de Paúl se liquidará para que el Raúl Orejuela Bueno asuma las funciones del nivel II de atención en salud.Luciano Rueda, gerente (e) del Hsvp, aseguró que está listo un plan de contingencia para que el Raúl Orejuela Bueno arranque con la prestación de los servicios de mediana complejidad.Añadió que la liquidación del centro asistencial es conveniente porque el Municipio no tiene cómo sacar los $33.000 millones que podría costar la aplicación de esta medida. A su vez, Carlos Palomino, miembro del Sindicato Nacional de la Seguridad Social, Sindess, considera que “lo que habrá es una masacre laboral que creará un caos social porque mucha gente se quedará sin su empleo”.Tampoco aprueba que sea reestructurado, pues “esta figura se aplicó en el 2000 y quedó con el personal mínimo para funcionar con el nivel II” e insistió en que no hay que llegar a la liquidación porque el Hsvp es cabeza de área de cinco municipios, con un potencial de 500.000 usuarios, lo que le permite funcionar como un hospital de mediana complejidad. En su opinión, lo que se requieren son garantías para que los pacientes sí sean direccionados por las EPS al San Vicente y que se le suministren los recursos necesarios para adquirir equipos de última tecnología y culminar la obras de infraestructura pendientes. “Si el hospital se va a mejorar, que se empiece desde ya y se inviertan los recursos sin liquidarlo y sin sacar la gente”, añadió.Pero lo cierto, según el gerente (e) del centro asistencial, es que más del 90 % del personal quedará en la planta.Por ahora, la decisión parece estar tomada: se muere un ‘viejo’ de 126 años por causa de las deudas que lo aniquilan y se le aplica una liquidación para acelerar su deceso para darle paso a un hospital “cero kilómetros”.Sin fusiónLa fusión propuesta por el Gobierno Municipal para los dos hospitales públicos de la Villa de las Palmas no se llevará a cabo.La razón, según el secretario de Protección en Salud, Alejandro Solo Nieto, es que era una alternativa para superar la crisis de la salud local, siempre y cuando se cumpliera con dos requisitos fundamentales: que siguiera viva la razón jurídica de ambos y que pudieran continuar intervenidos para su administración. Por otro lado, hace apenas 20 días la Superintendencia de Salud levantó la intervención administrativa que se había decretado con el objetivo, especialmente, de mejorar financieramente al principal centro asistencial de la Villa de las Palmas. Ahora la propuesta está encaminada a la creación de una nueva ESE, pero ya no por la vía de la fusión sino a través del crecimiento de los servicios del Raúl Orejuela Bueno para que asuma los del nivel II que presta actualmente el San Vicente de Paúl. De esta manera, la fusión del Raúl Orejuela Bueno y el San Vicente de Paúl fue descartada con el proyecto de liquidación de este último.Anuncian modernizaciónEl Municipio de Palmira está gestionando ante el Sistema General de Regalías un proyecto de dotación clínico quirúrgica para el Hospital San Vicente de Paúl, la cual pasaría a ser parte de la infraestructura disponible para la nueva ESE propuesta para la ciudad.La idea, según señaló el alcalde Ritter López, es concluir las obras civiles que están pendientes en el San Vicente y contar con un mayor número de camas y servicios para fortalecer la salud pública en Palmira.Según el director de la Oficina de Proyectos Especiales de la Alcaldía, Enrique Aparicio, el proyecto de dotación ya se inscribió ante el Órgano Colegiado de Administración y Decisión, Ocad.Agregó que la ayuda se concretaría con base en las regalías de los años 2012 y 2013, que se destinarían a la dotación de las nuevas áreas de cirugía y partos. De igual forma, se adquirirían nuevos quirófanos que permitirían realizar entre 16 y 20 cirugías por día.Aparicio aseguró que el proyecto contempla además la modernización de Urgencias y Pediatría, que contará con una Unidad de Cuidados Intensivos, UCI, para neonatos y otra para adultos.Para Martha Suárez, usuaria del San Vicente de Paúl, “sería un gran avance, especialmente para las embarazadas, que están expuestas a que sus hijos nazcan o tengan que ser atendidos en Cali por falta de una sala especializada”.De acuerdo con el funcionario, con estos recursos también se comprarían equipos de última tecnología para la toma de imágenes diagnósticas.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad