Hospital Departamental de Buenaventura al borde de la emergencia

Hospital Departamental de Buenaventura al borde de la emergencia

Septiembre 01, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País, Buenaventura.
Hospital Departamental de Buenaventura al borde de la emergencia

Es tan grave la situación que se registra en el Hospital Departamental de Buenaventura, que este fin de semana, no se contó con agua por daños internos, esto obligó a trasladar a la casi totalidad de sus pacientes a otros centro hospitalarios.

David Caicedo, secretario de Salud de Buenaventura, está convocando a una reunión extraordinaria de la junta directiva del Hospital, para considerar la posibilidad de la emergencia sanitaria.

Al borde de una declaratoria de emergencia se encuentra el Hospital Departamental de Buenaventura, sumido en la peor crisis de su historia."Por las actuales circunstancias y realidades, se declarará la emergencia al hospital, lo que se le dará a conocer al Ministerio de Salud", dijo David Caicedo, secretario de Salud de Buenaventura, quien reiteró que las condiciones de la casa de salud más importante del Pacífico, nivel 2, no mejoran y tienden a empeorar.Para ello, el funcionario está convocando a una reunión extraordinaria de la junta directiva del Hospital, para eventualmente, considerar la posibilidad de la emergencia sanitaria que conllevaría un grave retroceso para la salud de Buenaventura.La declaratoria indicaría que la ciudad, hoy Distrito Especial, no cuenta con las condiciones para garantizar la salud de los bonaverenses."Lo grave de todo esto es que en la ciudad no hay la suficiente oferta de entidades oficiales o particulares con las cuales podamos contratar la atención", precisó el funcionario local de salud que hizo énfasis en que la responsabilidad es del Departamento por la calidad misma del Hospital."El hospital está en un estado crítico, si sigue así, va para el cierre, lo cual sería fatal para la comunidad bonaverense", dijo Jorge Beltrán, médico especialista, que a pesar de todas las dificultades de insumos y económicas, (pues les deben más de seis meses de salarios), ha decidido seguir laborando.Sin embargo, precisó que la atención, a pesar de la voluntad de ellos en seguirla ofreciendo, corre muchos riesgos."Hay varios inconvenientes, no hay un grupo de anestesiólogos sólido, no se han garantizado los insumos, y esto hace muy difícil atender pacientes en estas condiciones, recibirlo sería someterlo al riesgo de la muerte", afirmó Beltrán."De cinco quirófanos que había solo tenemos uno, no hay aire acondicionado, lo incide en un grave peligro de contaminación y muerte para el paciente abierto", dijo Willian Redondo, uno de los cirujanos, explicando que en un solo se debe atender heridos de urgencias, maternas, internados, de todo tipo.Es tan grave la situación que este fin de semana, no se contó con agua por daños internos ni la red de oxígeno, esto obligó a trasladar a la casi totalidad de sus pacientes a otros centro hospitalarios. SalvavidasEl Ministerio de Salud que calificó de alto riesgo la situación del Hospital y está considerando con el Gobierno local la distritalización del mismo, o sea que el municipio asumiría el control desde febrero del 2014, para ello sanearía las deudas que superan los $28.000 millones.Esto implicaría un replanteamiento de la nómina de la casa de salud, donde laboran 150 empleados de planta y otra cifra similar contratados por cooperativas."Entre tanto se va a hacer un plan de choque, redireccionando algunos pacientes que estaban siendo llevados a otras IPS, se trata de retenerlos ahora, volver a abrir la cobertura del Hospital, estamos trabajando en la reparación del sistema de aire acondicionado, se ha arreglado la moto bomba y la red de oxigeno, estamos haciendo la gestión para el pago de acreencias salariales y de algunos insumos básicos", dijo Esmirna Herrera, gerente encargada del Hospital.Igualmente los trabajadores han rodeado a los directivos conscientes que un paro en estas condiciones sería nefasto."Mientras llegan esos procesos de liquidación, debemos permanecer activos, pues no es lo mismo un hospital cerrado por sus propios trabajadores, donde el Departamento se ha desentido de la situación", dijo José Simeón Tascón, presidente del sindicato de trabajadores.El costo de la nómina de los médicos especialistas es de 300 millones de pesos.La de los trabajadores y paramédicos es de $900 millones.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad